4 de diciembre de 2016

Nacionales 18/07/2013

Un joven asaltaba y abusaba de chicas ayudado por su hermana


El tiene 25 años y ella, 21. La Justicia acaba de procesarlos por 16 episodios diferentes cometidos contra grupos de adolescentes y parejas. La mayoría ocurrió en Núñez y en Belgrano en el último año.

Aunque en realidad eran hermanos, Gabriel y Romina se hacían pasar por novios. Y así aprovechaban para sorprender a chicas solas o parejas en parques y plazas porteñas para robarles y, en casi todos los casos, abusar de ellas. Protagonizaron al menos 16 ataques, en su mayoría en Belgrano y Núñez, y los acaban de procesar.

Gabriel Jonathan Tévez (25) y su hermana, Romina Jeanette (21), fueron detenidos a fines del mes pasado. De acuerdo al procesamiento dictado por el juez Jorge López, venían actuando por lo menos desde julio de 2012 y también habrían atacado en Palermo, Parque Chacabuco y Villa Urquiza. El joven quedó preso y ella recibió una libertad provisoria.

Para la Justicia, los Tévez atacaban casi siempre de la misma manera. Usaban una moto y elegían adolescentes en parques o plazas. Según contaron fuentes judiciales a Clarín, primero se aproximaban de forma amigable a sus víctimas, preguntando por “un pibe de corte rasta que vende droga” y que, decían, les debía dinero.

Luego de unos minutos de charla, amenazaban a sus víctimas y las asustaban diciéndoles que tenían a un cómplice armado vigilándolas. Las asaltaban y en casi todos los casos, el joven las manoseaba, las obligaba a practicarle sexo oral o directamente las violaba. En algunas situaciones, su hermana lo habría ayudado reteniendo a algunas mientras él abusaba de otras.

El juez López procesó a Gabriel en 13 hechos por “robo simple” y en otros tres robos “agravados” por el uso armas. También lo acusó de nueve abusos sexuales simples y de tres abusos agravados por “acceso carnal reiterado”.

En cuanto a su hermana, fue procesada por tres “robos simples” y como “partícipe necesario de abuso sexual simple” en tres hechos. De todas maneras, la acusada fue beneficiada con una libertad provisoria porque –según el fallo que difundió Télam –, el juez tomó en cuenta que “concurrió a todas las citaciones del tribunal y a las ruedas de reconocimiento y a la declaración indagatoria, lo que demostraría su intención de someterse voluntariamente al proceso”.

La mayoría de las acusaciones contra Gabriel tuvieron como víctimas a chicas de entre 12 y 17 años. Según los voceros, en algunos episodios mientras él abusaba de las adolescentes su hermana manoseaba a sus novios. Así ocurrió, por ejemplo, el 6 de julio de 2012 a las 20. De acuerdo al expediente, los Tévez asaltaron a una pareja en Monroe y Figueroa Alcorta: él manoseó a la chica y ella, a su pareja.

Al ser detenido, hace casi tres semanas, Gabriel llevaba varios meses prófugo: había sido declarado en rebeldía en diciembre de 2012. Entonces abandonó su casa, en San Isidro, se tiñó y se cortó el pelo. Pero siguió atacando.

Gabriel terminó cayendo a las 9 de la mañana del 28 de junio. El 15 de mayo ya había estado a punto de ser atrapado por personal de la comisaría 51°, mientras estaba parado con su moto en una plaza ubicada en Monroe y Cazadores (donde ya había atacado). Pero se dio cuenta de que iban por él y pudo escapar.

La investigación, conducida por la Fiscalía de Saavedra, siguió adelante. Se allanó una casa de Boulogne donde se creía que podía estar escondido y se encontraron 40 celulares, 80 chips, dos iPads, ropa, una pistola de aire comprimido y agendas. Luego la Secretaria de Inteligencia (SI, ex SIDE) hizo escuchas telefónicas hasta que se descubrió que el joven había arreglado encontrarse con su hermano en Márquez y Panamericana, en San Isidro. Allí vieron que iba en un Fiat Súper Europa, lo siguieron y cayó en Lugones y La Pampa.

Unos 20 días antes había ocurrido el último de los hechos que se le atribuyen. Fue alrededor de las 16.30 del 8 de junio, en Parque Chacabuco. Allí, se acercó a un grupo de amigos en el que había dos chicos y dos chicas y entabló una charla amistosa. Pero enseguida sacó un arma y dijo que se trataba de un robo. Les quitó los teléfonos celulares, violó a una adolescente de 16 años y huyó en moto. Esa víctima ahora reconoció a Tévez como el agresor.
Fuente Clarín

Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo