23 de julio de 2017

Educativas 18/05/2017

Notas del comportamiento humano

Profesora Francisca Josefa Nicolini

Lo que vemos con los ojos, lo que percibimos con los  sentidos, lo que suponemos con nuestros prejuicios, lo que podemos ver con los ojos de la razón.

Señores padres, señores educadores, señores adultos responsables, si ustedes ven con sus ojos que un niño/a o adolescente  a vuestro cargo, corre peligro de una caída, un atropello, un incendio una catástrofe, ¿Cual seria su reacción inmediata? Tratar de salvaguardarlo/a naturalmente.

Si Ustedes comprueban que su niño/a o adolescente a cargo, manifiesta físicamente haber contraído una dolencia,  una fractura, alta temperatura,  vómitos, dolores  u otros inconvenientes , ¿Ustedes que harían?  Seguramente buscarían una asistencia medica.  En una guardia , en un hospital, en una clínica o en algún otro servicio publico o privado. Si es verdad que esto ocurre de esta forma, pongan ustedes atención al párrafo que sigue.

Que debemos hacer en el caso en que uno de nuestros niños/as o adolescentes manifiesten  reiteradamente  conductas:

a)Inmaduras o inadecuadas, como golpear reiteradamente con la cuchara el plato o el vaso u objetos sobre la mesa, como romper las etiquetas de los frascos o botellas, o comerse las uñas. Rascarse la nariz,  como  destruir juguetes,  ropas, zapatillas etc.

b) Ansiosas o aisladas, como reclamar permanentemente promesas.  Ej vamos a ir a pescar, o a comprar algo, vamos ahora, dale cuando salimos,  es como que todo lo quieren ya. Y en el caso de aislados, en muchas oportunidades la conducta es la negación, se niegan a hablar, se niegan a opinar, 

se niegan a participar,  a veces se niegan a comer. Aparecen como inertes, sin emociones, no se enojan, ofrecen una resistencia pasiva,

c) Con desordenes de conducta,  (con los muebles cambiados de lugar), respondiendo a  estimulos con conductas de otras etapas, traduciendo sus emociones  con simbolos de otras etapas,   como pegar, empujar o arrastrar  en lugar de hablar,  como llorar oceánicamente sin motivo aparente, como reírse fantásticamente sin motivo de risa,  chuparse el dedo, beber  en demasia,  hasta alcoholizarse,  morder,  chupar y tragar , alimentarse en demasía hasta tener sobrepeso,  como no retener esfínteres  a edades posteriores a los tres años. Satisfacer sus necesidades emocionales con drogas, mentir, hurtar o robar objetos, brotarse de alergia, padecer episodios asmáticos, accidentes y/o enfermedades graves, o capacidades especiales.

d)Miedo, (dolor imaginado); angustia (miedo imaginado);  pánico; broncas;  desmayos; conductas para llamar la atención frente al publico.

Ante cualquiera de estos comportamientos o manifestaciones, debemos poner exclusiva atención y buscar ayuda profesional en el campo de la Psicologia, de la Filosofia, de la Etica, de la Filosofia Perenne y/o de la Psiquiatria.

Somos lo que fuimos y lo que seremos, nuestro cuerpo incluye nuestro decir, nuestro hacer, nuestro pensar y nuestro sentir, todos queremos llegar a ser como Dios  finalmente somos, todos artifices de nuestro propio destino y de nuestra prole.


Profesora Francisca Josefa Nicolini 

DNI: 5.002.503

Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo