26 de febrero de 2024

Locales 11/02/2024

Mama Antula, la primera santa argentina

De Carlos Antonio Gorosito

"La  Providencia del Señor hará llanos los caminos que  a primera vista parecen insuperables" era una de sus frases preferidas. María Antonia de Paz y Figueroa se rebeló contra las injusticias completamente arraigadas en las convenciones sociales, políticas y económicas de la época. Debemos rendirle además del homenaje religioso, también como una de las grandes mujeres de nuestra Patria por su lucha, su coraje, su defensa de los más desprotegidos deben ser una fuente de motivación para nuestras  luchas diarias personales y colectivas", dijo Carlos Antonio Gorosito

"Jorge Mario Bergolio es argentino, es jesuita y es el primer Papa latinoamericano de los 266 Papas que ha tenido la Iglesia Católica desde San Pedro a la fecha, es por su investidura religiosa el  compatriota más importante de la historia  universal.  Presidirá en horas una ceremonia  religiosa de gran significación para la Iglesia Católica y particularmente para los argentinos: la canonización de  María Antonia de Paz  y Figueroa (Mama  Antula) que se convertirá en la primera Santa Argentina.  No hay datos sobre el día preciso en que nació Mama Antula pero fue en el año 1730 en Silípica (Santiago del Estero). Nunzia Locatelli y Cintia Suarez dos escritoras y periodistas, italiana y argentina respectivamente escribieron  un libro donde en 140 páginas resumen con una gran profusión de  detalles  la vida de quien será "Santa Mama Antula",el libro se titula  " Mama Antula. La Primera Santa Argentina".   Dicen que el día que nació María de Paz y Figueroa  una banda sonora natural  compuesta por teros cantaban" Teru teru, teru teru teru, teru teru",están celebrando un acontecimiento especial porque según las autoras el  canto  de los  teros no celebran el nacimiento de cualquier persona.  Pronto empezaron a llamar a la niña Antula porque en quichua es un nombre  reservado a las Antonias. María Antonia creció en una sociedad donde la esclavitud era  moneda corriente.  Los africanos  eran capturados por traficantes  bestiales, en las Isla de Santo Tomé a unos kilómetros del Continente africano había una base de operaciones  y desde allí  se distribuían a los esclavos en barcos  y través de un viaje infernal  llegaban a América del Sur. Los esclavos no eran considerados personas sino simplemente una mercancía. La desigualdad y la esclavitud estaban  naturalizadas. La  familia de Mama Antula tenía esclavos.  También los tuvo Mama Antula pero ella reconocía su dignidad humana y les daba un trato humanitario y en su testamento les otorgó la libertad por lo cual es considerada una de  las pioneras  de los derechos humanos en nuestros país.  Recordemos que en Argentina  recién la Asamblea de Año XIII abolió la esclavitud.  María  Antonia en su educación recibió la influencia de los jesuitas, que se oponían al trato inhumano  tanto de los esclavos como de los indígenas. Todo lo  que  vio  la niña María  Antonia  fue "suficiente para que tomara la firme decisión  de rebelarse contra estas injusticias completamente arraigadas en las convenciones sociales, políticas y económicas de la época" dicen la autoras del libro sobre la nueva Santa. Mana Antula cuando niña solo podía observar lo que ocurría, pero de alguna manera se sentía cómplice de los actos aberrantes, por eso cuando tuvo quince años, toda una mujer para la época, su conciencia  le indico que no debía permanecer pasiva y que debía pasar  a la acción, sin temerle a las  consecuencias. Los dos únicos destinos posibles para una mujer en el Siglo XVIII era casarse o consagrar su vida como una monja. Ella  decidió entonces que ni marido mi convento eran su destino, sino dedicarse de lleno  al servicio de los más necesitados y desfavorecidos. Entonces fue al beaterio de la Compañía de Jesús a servir a los demás.   El beaterio cumplía un rol social importante en aquellos tiempos: albergar a mujeres que habían sido víctimas de abusos  y distintos tipos de violencia. Se podría decir hoy también que Mama Antula fue pionera en lo que hace a violencia de género. La Casa de Ejercicio Espirituales  atraía a numerosas personas  para formarse espiritualmente con los jesuitas.  Allí María Antonia se sentía realizada  al trabajar  y dedicar su  vida a los más necesitados en un contexto de desigualdad e injusticia. Un día determinado dejó de usar sus ropas mundanas y se vistió de negro, se postró ante el altar de la Iglesia  y se comprometió a una vida de austeridad  y pobreza,y ofreció su castidad a Dios.  No prometió obediencia  ninguna orden religiosa, esto lo diferenciaba de las monjas.  A partir de ese momento dejo de usar su apellido  y eligió llamarse María Antonia de San José.  El 1767 el Rey Carlos III  dispuso la expulsión de todos los Jesuitas   de los dominios de España y consecuentemente de los territorios  de la actual Argentina.  Uno de los jesuitas desterrados le dejó su capa a  Mana Antula y ahí ella decidió  ser heredera de la misión  que ellos habían tenido. Ahora quedada en manos de una mujer. Una mujer tomaba el mando  y superando dificultades y caminado descalza con quienes la acompañaban  recorrió gran parte de la geografía del país de ese momento.   Ella pronunciaba   la siguiente frase: "La Providencia del Señor hará llano los  caminos que a primera vista parecen insuperables". Allí  donde  llegaba Mama Antula lograba  la  armonía, "conseguía reconciliar parejas, pacificar enemigos y alejar a las personas de los vicios"( Locatelli- Suárez).Las autoras del libro dan ejemplos donde multiplicada la comida y la bebida, logro hacer retroceder delincuentes con la oración. Mama Antula  se escribió con mucha frecuencia con el jesuita argentino radicado  en el Vaticano  padre Gaspar  Juárez, hace más de un año las escritoras Locatelli y Suárez encontraron en el Archivio Di Estato Di Roma rastros de unas  300 cartas de la nueva Santa por lo cual podría considerarse como "La Primera Escritora de América del Sur". La Academia Belgraniana de la República Argentina en tiempos de Presidencia del Prof. Jorge Gulló y Paternó proclamó por unanimidad a Sor María Antonia de Paz y Figueroa como Dama Belgraniana post mortem. Era el año 2016 en adhesión a las ceremonias de canonización de la Beata «cuya vida ejemplar recibe justicieramente las honras y reconocimientos que merece por su obra excepcional». Hoy  la Argentina y el mundo, al menos el mundo católico  están hablando de la vida y obra de María Antonia  de Paz y Figueroa  es la víspera  de su canonización.   El 30 de septiembre de 1905 todos los obispos argentinos le pidieron al  Papa Pío X, la introducción de la causa de beatificación de María Antonia, la primera que se inició  en la historia  argentina.  En 1906 fue enviado todo el material a Roma, a raíz del proceso informativo realizado por Monseñor  Marcos Ezcurra. La causa quedó estancada por diversas razones hasta que en 1999 el Arzobispo de Bs .As Jorge  Bergolgio activo el proceso de beatificación.  El 2 de julio de 2010 el Papa  Benedicto  XVI  declaró venerable a  María Antonia. El 27 de  agosto 2016 fue declarada beata de la Iglesia Católica en una ceremonia que se realizó en Santiago de Estero, el Cardenal Ángelo Amato representó al Papa Francisco en la Ceremonia de Beatificación.  El milagro que permitió la beatificación ocurrió en agosto de 1904 y fue protagonista la hermana  María  Rosa Vanina, esta religiosa tenía  septicemia ,la medicina no pudo dar respuesta al tema y le  pronosticaron la muerte, pero las personas que acampaban a la enferma pidieron la intercesión de María Antonia y salvó su vida. Para ser declarada Santa se necesitaba un nuevo milagro sucesivo a la Beatificación de 2016. El nuevo milagro tuvo como protagonista a Claudio Perusini, este viajó a Santa Fe en el año 2017 por un tema familiar. Su mujer lo encontró desmayado en la casa había sufrido un accidente cerebrovascular. Fue llevado al Hospital y luego de unas horas los médicos le comunicaron a la familia que a Claudio le queda pocas horas de vida. El sacerdote jesuita Ernesto Giobando había viajado de uenos Aires para acompañarlos y le entregó a  María  Laura, esposa de Claudio, una estampita de Mama Antula (María Laura hasta ese momento no sabía quién era la futura Santa) y empezaron a rezar y pedirle  que salvara a Claudio. A pesar del  pronóstico desesperanzador del equipo médico fueron transcurriendo las horas y Claudio seguía vivo, con el tiempo se recompuso íntegramente y hoy lleva una vida normal. No hubo ninguna explicación científica que justificara la sanación. Mama  Antula murió en Buenos Aires a los 69 años el  7 de  marzo  de 1799. La Iglesia Católica 224 años después la canoniza y la convierte en la primera Santa Argentina,  y es  el tercer Santo nacido en el país junto al Padre Gabriel Brochero y al Padre Héctor Valdivieso Sáez. En Roma se le rinde el máximo homenaje religioso que le pueda dar la Iglesia Católica al convertirla en Santa. Al adentrarnos  en su historia  por medio de la lectura también debemos rendirle  homenaje  permanente  como una de las  grandes mujeres de nuestra Patria por su lucha, su coraje, su defensa de los más desprotegidos deben ser una fuente de motivación para nuestras luchas diarias personales y colectivas".

 Carlos Antonio Gorosito, ex intendente Municipal 1991-2015

Saladillo 10 de febrero de 2024

Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo