23 de enero de 2022

Nacionales 16/05/2021

A 32 años de la muerte de Guy Williams El Zorro

Cuál fue el capítulo final que muy pocos conocieron

Con el aniversario de la muerte del actor Guy Williams, imposible no traer a la memoria a sus personajes emblemáticos, Don Diego de la Vega y su alter ego El Zorro.

El recuerdo, además, lleva a pensar en el cierre de esa serie repetida hasta el infinito.

La historia original fue creada en 1919 por Johnston McCulley y a partir de ahí surgieron libros, películas y programas de televisión. Hasta que en los años 50 llegó la versión de Disney Company que se volvió un clásico.

El Zorro es una de las series con más repeticiones en Argentina y Latinoamérica.

El éxito se dio en especial en Argentina donde tuvo una seguidilla incontable de ciclos al aire.

La serie contó con dos temporadas de 39 capítulos de 30 minutos cada uno, que se emitieron entre 1957 y 1959. Un año después se realizó una tercera etapa, que en realidad se trató de cuatro especiales de una hora de duración.

En 1992 los episodios de las dos primeras temporadas fueron remasterizados. Una de las versiones es que el último ciclo no fue modernizado y adaptado. En la última emisión, justamente, se descubre la verdadera identidad del Zorro.

El último capítulo de El Zorro

En esa última entrega de la tercera temporada, que tiene el título de Viejo Conocido, alguien descubre al hombre que se esconde detrás del traje del justiciero enmascarado.

El episodio comienza con la llegada al pueblo de Ramón Castillo, interpretado por un joven Ricardo Montalbán, un viejo amigo de Diego con quien había entablado un vínculo durante sus días de estudiante en Madrid.

El hombre busca la revancha con De la Vega, quien le había ganado un duelo de espadachines con una destreza pocas veces vista. Pero se sorprende al descubrir la fama de cobarde que este tiene de este lado del océano.

La desgarradora muerte de Guy Williams

Después del éxito de El Zorro, Williams no volvió a estar en el candelero. Solo tuvo algunas apariciones de poca relevancia y muy esporádicas.

En los años 70, llegó a Argentina. Al tiempo, se enamoró, luego se separó y promediando la década del 80 se instaló en un departamento en el barrio porteño de Recoleta.

Esos tiempos fueron de ostracismo y un perfil más bajo que él que ya tenía. Los testimonios cuentan que se volvió un asiduo visitante del icónico bar La Biela.

Un tiempo antes, en 1983, había vuelto a Los Angeles y en ese viaje sufrió una embolia de la cual le costó recuperarse. Después de este episodio, decidió no volver a Estados Unidos y no se sabe cómo siguió el vínculo con sus hijos. Tampoco hubo muchas más noticias sobre esos años.

Hasta que el 30 de abril de 1989, a sus 65 años de edad, fue encontrado muerto en su departamento.

Según se supo después, llevaba varios días sin vida y la causa fue una aneurisma cerebral. Sus vecinos alertaron a la policía para que forzara la puerta de su departamento. Ninguna persona allegada, en esos días, había advertido su ausencia.

Sus restos fueron sepultados en el panteón de actores del cementerio porteño de Chacarita. Dos años más tarde, su hijo mayor retiró sus cenizas y se encargó de cumplir la voluntad de su padre, de esparcirlas sobre las montañas de California y el océano Pacífico.


Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo