2 de octubre de 2022

Locales 10/05/2022

Al amigo Roberto Dámaso Fernandez

En conmemoración

Tal vez porque me pasé el día recordando; tal vez porque me quedé con una sensación de muerte injusta, no sé. 

Solo puedo decir que me dejó sabor amargo y todavía lo mantengo.

No era el amigo del alma, ni súper compinche, ni confidente, solo uno más del grupo de amigos que compartíamos la semana en uno u otro quincho. Compañero desde la secundaria, siempre cordial, amable, con una intención de ayuda y un "escondedor" de sus propios problemas, pero incansable solucionador de los ajenos.

Hombre de carisma, con un dejo de alcurnia y galán juvenil, bien dotado para cantares y la guitarra -voz prodigiosa-; también de fácil entrevero discursivo, principalmente de aquello que tanto lo apasionaba, el campo. Ese campo que le fue más un dolor de cabeza que alegrías de frutos obtenidos, pero fiel a su convicción y sus ideas, lo defendió a ultranza. 

Tal vez porque me quedé con una sensación de vacío, que no pude expresar en su responso, un año ya. Tal vez porque su muerte fue de lo más injusta; no más que la de todos aquellos que abrazados por una pandemia que muchos sufrimos, pero no tuvimos tal desenlace y quizás, me hace preguntar, ¿por qué no a mi?. 

Quizás escribo porque sigo pensando que estoy en deuda, o estamos en deuda todos aquellos a los que no nos tocó, o quizás por recordarlo en el día de conmemorar un año de su partida, y así suplir lo que no pude expresar en su momento.   

A mi compañero, amigo de parrilla, contrincante de banales discusiones, pero tomadas como los más serios principios intelectuales en postrimerías de noches y copas. 

Al amigo Roberto Dámaso Fernandez. 

09-05-2022 

Ricardo Deraldo Mazza 


Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo