6 de octubre de 2022

Locales 11/09/2022

Alegría y Decepción

Por Oscar Lobos

El pasado miércoles 7 de setiembre pasó una nueva etapa Interregional de Atletismo en los Juegos Bonaerenses, y por primera vez, por cuestiones de salud, no he podido acompañar a mis atletas que, esta vez, sólo fueron cuatro, más un alumno de una escuela que cuando puede se suma a los entrenamientos demostrando así su compromiso.

Sé que hay muchos que podrán atestiguar que siempre acompañé a la delegación de Saladillo en todas las etapas, ayudando a mis colegas a preparar las postas y las pruebas individuales, que siempre procuré que clasificaran la mayor cantidad de saladillenses, que acompañé y alenté a todos los que pude (inclusive, a veces sin conocerlos), y que he resuelto situaciones de la delegación de manera espontánea y desinteresada.

Esta etapa tuvo una condición bastante extraña, ya que era organizada por el Municipio de Olavarría, pero en la pista de Atletismo de Azul. Al no poder asistir, desconozco quiénes fueron los organizadores, y quiénes los jueces a cargo de la fiscalización, pero esta jornada me ha dejado una sensación amarga en cuanto a algunas situaciones puntuales, que explicaré más adelante.

Antes, quiero destacar la alegría que me produce tener un segundo atleta clasificado a las Finales de Mar del Plata, Jano Ressati que ganó la prueba de Salto en Largo (segundo año consecutivo) y fue segundo en Salto en Alto. Digo segundo clasificado, porque desde hace más de un mes, Eloisa Ruiz se ganó su pasaje a la Final en 10 km, ya que fue la ganadora de la Carrera Aniversario de Saladillo en la categoría Menores de 20 años.

A esta doble alegría, se suma la satisfacción de que los cuatro atletas a mi cargo supieron desempeñarse muy bien en sus respectivas pruebas, sin estar presente su entrenador logrando Leo Campomenosi ser clasificado como segundo en los 100 m llanos y en 1500 m, Mili Lobos segunda en Lanzamiento de Martillo y segunda en Lanzamiento de Disco, y Eloisa Ruiz tercera en 1500 m, además de los mencionados puestos de Jano Resati.

Pero la decepción llega desde el lado organizativo, ya que en el caso de Leo,que hace el esfuerzo de entrenar en el horario de la siesta, para poder cumplir con otras obligaciones, se ve perjudicado por la falta de idoneidad de los jueces.

La otra decepción llegó con la participación de Mili, quien también debe entrenar a la hora de la siesta, para evitar riesgos con la gente que va a caminar o trotar a la pista de atletismo, ya que no contamos con la Jaula de Seguridad para los lanzamientos en que ella compite (Disco y Martillo), y que al llegar al lugar de competencia debe adaptarse a la situación de lanzar dentro de la Jaula, donde además los jueces y otros competidores están muy cerca. Esta adaptación se vió aún más complicada en la prueba de Disco, donde los jueces, con el consenso de unos pocos entrenadores (no fueron convocados un entrenador por municipio) sólo les otorgaron 3 intentos, cuando el reglamento marca claramente que corresponden seis. Cabe destacar que en todas las demás pruebas de las categorías U16 y U18 se realizaron seis intentos.

Conocedor de reglamento, sé que en las carreras, "si no hay fotofinish oficial", sólo tiene validez la opinión de los jueces, y que cualquier protesta debe presentarse hasta una hora después de la finalización  del torneo, por lo que es imposible reclamar nada ahora, pero vale el relato para poner en conocimiento a quienes no conocen este deporte.

Felicito a mis atletas por su desempeño, y estoy considerando, para próximos eventos, acompañarlos aunque me tengan que llevar en unidad de terapia móvil.


Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo