4 de julio de 2022

Internacionales 18/06/2022

Alerta por unas mecedoras que podrían haber causado la muerte de 13 bebés

Estados Unidos: los productos son señalados por asfixia

La Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de Estados Unidos se pronunció sobre los riesgos de productos para niños de pocos meses de vida. El organismo se expidió después de saberse que, en los últimos doce años, hubo trece muertes de bebés en mecedoras fabricadas por Fisher-Price.

El dato de que ha habido prácticamente una muerte por año en esas mecedoras desde 2010 en los Estados Unidos lo confirmó Richard Trumka Jr, comisario de Seguridad de Productos del Consumidor. "Ningún producto inclinado, fabricado por Fisher-Price o por cualquier otra empresa, es seguro para el sueño de los bebés", afirmó. "Sólo una superficie plana y firme es segura", añadió, en consonancia con lo que recomiendan los médicos.

A su vez, en 2019, Fisher-Price sacó del mercado una cuna mecedora, similar al otro producto, tras ser señalada como causa de por lo menos diez muertes. Se calcula que se retiraron al menos 4,7 millones de unidades. Queda por saber si la mecedora impugnada ahora saldrá del mercado por decisión de la firma o si el Congreso las prohibirá.

Desde la empresa alegaron que las mecedoras son seguras pero que no están diseñadas para dormir, no se les debe agregar material de cama, y los chicos no puede ser dejados sin supervisión. "El producto es seguro y proporciona a los bebés y niños pequeños un asiento para relajarse y jugar, tanto como mecedora o silla fija", expresó el vocero. "Sin embargo, los padres y cuidadores no deben utilizar estos productos para dormir, nunca dejar a los bebés en estos productos sin supervisión o sin sujeción, y nunca añadir ropa de cama, debido al riesgo de asfixia", añadió.

La polémica surge porque la forma de las mecedoras permite que los bebés puedan darse vuelta, algo que, por la escasa fuerza de un ser humano de meses de vida, es imposible de hacer en una superficie plana. En consecuencia, hay riesgos de asfixia, porque no pueden girar sobre la espalda. A lo que se suma que el ángulo de las mecedoras es peligroso en cuanto a la obstrucción de las vías respiratorias.

En mayo pasado se aprobó en los Estados Unidos la Ley de Sueño Seguro para los Bebés, por la cual no se permite fabricar ni vender sillas inclinadas para lactantes. Se estima que así podría bajar la incidencia del síndrome de muerte súbita, ya que no se trata de superficies aptas para dormir.

De hecho, en el caso de los asientos para bebés que se colocan en los autos, no se recomienda su uso fuera de la base. 

El anuncio de estas horas se retrasó dos meses por una norma que impide dar a conocer la información si no se garantiza primero la exactitud y la imparcialidad. "Incluso con la cooperación de Fisher-Price, hemos librado una ardua batalla para divulgar esta información para advertir a los padres y cuidadores", apuntó Trumka.

De momento, sigue la investigación de las muertes. El próximo 23 de junio entrará en vigor una normativa que exige que los productos para niños para dormir tengan un ángulo de no más de diez grados.

Fuente: Página 12 

Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo