25 de febrero de 2020

Locales 17/01/2020

Algo grave va a suceder

La desaprensión y el riesgo innecesarios

El sentido común, en el que muchos no creen, indica que, por ejemplo, una bicicleta tiene dos ruedas y, al parecer fue creada para circular sobre ellas. Cuenta con un asiento y un manubrio con frenos que permite hacerla circular.

Desafiando esos límites, infinidad de adolescentes, "pasean" por las calles, avenidas y plazas de nuestra ciudad solo apoyados en la rueda trasera. Lo demás, los y las demás no importan. No interesa si cuando finalizan esa arriesgada maniobra pasan a diez centímetros de algún ser humano sorprendido mientras camina por la plaza principal de la Ciudad.

Las motos pertenecen a otro capítulo ya desarrollado y por ello el tema de hoy es la bicicleta, un importantísimo medio de transporte en el casco urbano.

Hay otra especie de ciclistas "superados" y muy cancheros. Son los que viajan con los brazos cruzados sobre su pecho mientras pedalean. No les interesa nada. Ellos deben demostrar su habilidad y confiar en sus piernas para que el vehículo no se desvíe. No piensan en los automovilistas o peatones que circulan cerca suyo y, como en el caso de los "willyes", deben estar pendientes de sus movimientos. Por ejemplo el conductor de un auto debe atender a ese "ciclista" que parece no darse cuenta de que si pisa un corcho puede morir aplastado. No le interesa. Debe demostrar que es superior a la mayoría.

Así entonces hay caídas afortunadas, lesiones, golpes y fracturas que no trascienden.

Ha habido muertes de niños por realizar estas prácticas. Tiempo atrás, en San Luis, falleció un adolescente de 13 años que golpeó su cabeza en el pavimento.

En Saladillo parece parte del paisaje y hasta natural. Lamentablemente, muchos tomarán conocimiento o se preocuparán después de un hecho grave.

No hay prevención ni sanción. 

FOTO archivo

Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo