27 de septiembre de 2023

Locales 29/03/2023

Aniversario 110 de la muerte del maestro Manuel Pardal (27-03-1913)

De Carlos Antonio Gorosito

"Saladillo le rinde homenaje permanente en la Escuela de Educación Media 2 (Ex Colegio Nacional) que lleva su nombre. Manuel Pardal hizo de la educación un apostolado", expresó Carlos Antonio Gorosito.

"El 31 de julio de 1964 el Diputado Provincial Dr. Hilario Armendáriz, quien a su vez era Vicepresidente de la Comisión del Centenario de Saladillo en la sede del viejo Colegio Nacional sobre la Av. Belgrano 745 pronunció estas palabras: "Es un jueves 27 de Marzo de 1913, a las 12,30 hs de la noche, se extingue el Maestro que había formado sólidamente la personalidad varias generaciones, en un lapso de 30 años ininterrumpidos." Se estaba refiriendo al Maestro Manuel Pardal, quien había nacido en Zamora (España) en 1856, aunque Armendáriz sostuvo en su discurso que había en 1850. Pardal se educó en los mejores Colegios de su ciudad natal y sobretodo en al en la escuela Superior de Maestros de Zamora. Comienza a ejercer el magisterio en Saladillo en el año 1883, con el cargo oficial de Sub Preceptor de la Escuela Elemental de Varones que dirigía el Sr. Antonio E. Díaz, prestigioso docente que descollara con gran relieve, años más tarde, como Director de la Escuela Normal de la vecina ciudad de 25 de Mayo. "En 1885 asume la Dirección de la Escuela n° 1, cargo que ejerce hasta 1893 en que, a raíz de la disposición reglamentaria, exigiendo título habilitante, se aparta de la enseñanza del Estado."(del discurso de Armendáriz). La Comisión del Centenario había propiciado que el Colegio Nacional llevara el nombre del ilustre maestro. Y el Ministerio de Educación de la Nación dispuso que el Colegio Nacional Anexo Comercial llevara el nombre de Manuel Pardal. El acto oficial de imposición del nombre tuvo lugar el 20 de junio de 1964 en coincidencia con el Día de la Bandera. El rector el doctor Adalberto C. Muso dio lectura a la resolución ministerial correspondiente. En la oportunidad hizo uso de la palabra la Profesora Magaly King de Ugartemendia quien entre otros conceptos expresó: "Hoy nace el Colegio Nacional de nuestra ciudad bajo el nombre de Manuel Pardal. Tal acontecimiento se hace realidad porque así lo han querido los que fueron sus alumnos y con ellos el pueblo del que forman parte. Resulta sugestivo comprobar como un hombre que no busco halagos de gloria fácil, un hombre que a la lucha agrego la sociedad, compañeras de su larga existencia, vivé más allá de 10 quinquenios en alma de sus discípulos que ven llegado el momentos de su reivindicación. La Madre Patria fue generosa en su herencia y en su plural donación nos envió maestros de la talla de Manuel Pardal, con ímpetu y proceder de huracán y manos de sembrador. Fue de los propulsores de la enseñanza primaria en Saladillo, y cuando todo faltaba, rebasaban las fuentes múltiples que mostraron la condición la condición excepcional de este hombre singular." Mientras que el 31 de julio se colocó una placa en el edifico de la Av. Belgrano que decía: "La Comisión del Centenario de la Fundación de Saladillo, por cuya iniciativa lleva este Colegio el nombre de Don Manuel Pardal, rinde altísimo tributo de admiración al maestro sabio y austero, que educo a varias generaciones de Saladillenses. 31 de julio de 1964". El descubrimiento de la placa formaba parte de los actos oficiales del 101 Aniversario de Saladillo. El 30 de julio desde las páginas de El Argentino la pluma siempre lúcida y brillante de Miguel Ángel Volonté decía de Manuel Pardal: "Dominaba viarios idiomas y poseía conocimientos enciclopédicos. El sino que condujo a este hombre tan ilustrado a enseñar primeras letras en Saladillo quedara por siempre en el misterio. No tenía deudos en el país. Lo cierto es que aquí formo en el saber y en carácter a varias generaciones. Tenemos en nuestro poder una nómina parcial de quienes fueron sus alumnos durante los años 30 años de su actuación allí están prácticamente todos los hijos de Saladillo de ese tiempo. De su capacidad de enseñar habla con elocuencia la siguiente anécdota: preguntamos un día al eminente cirujano Dr. Atilio Lasala como pudo cumplir su bachillerato en tres años escasos, y nos contestó: sencillamente, porqué fui alumno de Pardal. Este habitante de la soledad tenía que estar dotado de un recio carácter moral, del legítimo orgullo de su personalidad." Como señale líneas arriba una disposición reglamentaría le obligaba a revalidar su título en Argentina pero él se negó. Y fue separado del cargo como lo fueron en otras ciudades Florentino Ameghino y Almafuerte quienes también no tenían título habilitante. El Dr. Hilario Armendáriz dijo al respecto: ...¡ Era posible reclamarle pruebas de suficiencia a quien ostentaba títulos superiores para la docencia y 10 años de ejercicio en el medio y a quien tenía clara conciencia de su valor!. Agrega el Diputado Armendáriz que cuando su discípulo el Dr. Roigt le llevó la sugerencia de retirase de la educación como forma práctica de no exhibir su carácter enérgico, Manuel Pardal le contesto: " Yo tengo una misión en la vida como debe tener usted, y la mía, la que me he impuesto, la he de cumplir hasta lo último en la medida de mis fuerzas, en la esfera de mi capacidad; en cuanto a lo demás, no es cierto, soy severo exigiendo el respeto al maestro y el cumplimiento de los reglamentos escolares, porque yo no he sido padre nunca y no sé cómo se forma un hombre para la familia, pero yo tengo el concepto de lo que es un ciudadano y al exigir el respeto al maestro, busco para el futuro, en el ciudadano en formación, el respeto a la autoridad y al ser severo en el cumplimiento del reglamento, pienso para después en el cumplimiento de la ley." El Dr. Carlos Roberto Demaría ex alumno de Manuel Pardal y Presidente de la Comisión de Residentes de Saladillo en la Capital Federal comparo al Maestro Pardal con Madame Curie(la madre del mundo ) que no tenía título y con el Escritor Ricardo Rojas quién no tenia título universitario y tuvieron que otorgarle el título de "Doctor Honoris Causa" para que pudiera ser Rector de la Universidad Nacional de Bs.As. Dijo Demaría tambien sobre Manuel Pardal "Los títulos, los diplomas no son más que mera presunción". Y agregó: "La escuela de Pardal , fue mucho más que una escuela primaria . Corría un mes de marzo y cuatro alumnos de Pardal, llegaron a iniciar sus estudios secundarios en el Instituto Politécnico de la Capital Federal. Cuarenta muchachos que llegaron allí de todos los rumbos de la Patria; de Uruguay, de Paraguay, de Bolivia, de Chile, fueron examinados en la primer clase. Cuatro, solo cuatro, pasaron al frente en rigurosa selección. Eran los cuatro muchachos de Pardal. Asombrada la dirección, por la preparación evidenciada, destaco a Saladillo uno de sus dirigentes. Querían saber que era esa Escuela de Pardal. Pasado el informe, una bien elocuente y elogiosa nota, recibió el Maestro. Recién en el tercer año del Nacional (aclaración haber querido expresar del Politécnico), los cuatro muchachos rindieron algebra, matemáticas que ya sabían al salir de Saladillo .La modestia de Pardal, consiguió que la nota quedara inédita, perdida en el olvido, en los viejos anaqueles". Miguel Ángel Volonté dijo que cuando fue desplazado de la enseñanza oficial, dijo que " él tenía el mandato de educar y fundó de inmediato un colegio particular, porque en tanto el viejo maestro tuviera vida seguiría la escuela de Pardal siendo foco de luz en el pueblo naciente. Su vida de monje excitaba la curiosidad y volvíale más huraño. La única compañera inseparable era la pobreza, la pobreza total y absoluta. Un día, sus primeros alumnos que ya eran hombres, el pueblo todo, encabezado por el Dr. Taborda, tomo la decisión de regalarle una casa. El viejo maestro rechazo altivamente el propósito, pero con los ojos llenos de lágrimas afirmo que ya la vida no le había dado hijos de la carne, los discípulos eran los hijos de su espíritu y a ellos se consagraba hasta el fin." Ahora vuelvo al discurso del Dr. Carlos Demaria: "Imaginemos lo que era Saladillo cuando llego Pardal. Diseminado caserío perdido en la llanura bonaerense. Rodeándolo pajonales bravíos, refugio de cuantas fieras y alimañas poblaron las pampas desiertas, gigantescos cardales, entre los que medraron soberanos, los blancos penachos de las cortaderas. Allí abrió Pardal su escuela. Con justicia, con razón, con derecho podría parafrasear la magnífica estrofa de Almafuerte: "Yo renuncié a las glorias mundanales. Por el arduo desierto solitario. Para sembrar también abecedario. Donde mismo se siembran los trigales." El Dr. Carlos Roberto Demaria dijo que un condiscípulo suyo y alumno de Manuel Pardal, como fue Atilio Juan Lasala fue par con grandes maestros de la medicina. De Lasala pude averiguar que nació en 29 de agosto de 1897 y murió el 27 de enero de 1961. Lasala fue cirujano del primer Hospital Ferroviario. Pionero de la cirugía Hepatu-Biliar Argentina. También pude tomar conocimiento que junto a su discípulo Luis A. Molmenti publicó el libro 'Reoperaciones en vías biliares por lesiones quirúrgicas', que según el Dr. Juan Carlos Fustinoni "constituye un aporte valioso a la literatura médica argentina y debería ser texto obligado de los médicos residentes de Cirugía". El Dr. Hilario Armendáriz recuerda que Manuel Pardal en las Fiestas Patrias le hacía cantar el himno a sus alumnos frente al Municipio. En aquella épocas el himno se contaba tal como había sido escrito originalmente allí estaba la expresión: "A sus plantas rendido un león" en clara alusión a España. Pardal no renegaba de su patria pero se sentía argentino. Sin duda Manuel Pardal fue uno de los grandes educadores que tuvo Saladillo. Hace 110 años cuando sus alumnos fueron a clase se encontraron con el cuerpo sin vida del gran maestro fue el día 27 de febrero. En inventario de bienes de Manuel Pardal fue practicado el 28 de marzo de 1913 por el Comisario de Policía Lorenzo Ruiz y su Secretario Jacinto Sanguinetti, Los testigos fueron Orlando Sanguinetti, Donato Cotignola, y Raúl Demaría que habían denunciado su fallecimiento. Legajo 8265. Caratulado: "Sumario Manuel Pardal s/ su fallecimiento" 1 bicicleta,9 bancos de escuelas con armazón de hierro,10 bancos de escuelas madera blanca, 1 mesa de pino chica, 1 pizarrón, 2 perchas, 4 mapas chicos, 1 compás de madera, 1 escudra,2 mapas grandes de la República Argentina, 2 sillas de madera amarilla, 1 reloj despertador, 1 frazada de lana, 1 dentadura postiza completa, 1 acolchado colorado, 1 colchón y otras ropas, 1 cama de hierro, 6 pares de botines usados,5 tijeras chicas, 1 mesa lavatorio con varias herramientas, 1 paraguas, 1 mesa chica, 1 lavatorio de hierro, 1 diamante corta vidrios, 1 molinillo de café, 1 tinaja de barro, 1 calentador Primus, 2 cacerolas chicas, 1 linterna chica, 1 balde para agua, 1 sobretodo color negro,1 impermeable, 1 saco, pantalón y chaleco,1 paraguas, 1 baúl con varias ropas, 1 caja con 8 cuellos Mey, 1 jarra y 1 litro enlozado,1 par de anteojos, al parecer de oro, 1 mesa pino chica, 1 plancha, 1 jaula de alambre grande ,150 pesos con 16 centavos,1 reloj al parecer de plata marca Longines de 3 tapas,15 gallinas de diferentes plumajes". El féretro de Manuel Pardal fue trasladado a pie desde su casa hasta el Cementerio local,lo acompañaba el pueblo de Saladillo. Allí hablaron entre Aureliano Roight, Héctor Taborda, Orlando Sanguinetti, Adela Ledesma y Francisco Emparanza (Intendente Saladillo entre 1902 y 1910). En el cementerio el Dr. Emparanza quien también había sido su alumno recordó el episodio del rechazo de la donación de la casa por parte del Maestro Pardal con estas palabras: "No tuvo en vida la donación de una casa exteriorización material por susceptibilidad y delicadeza del Maestro". Sus restos descansaron en un sepulcro prestado. Posteriormente sus ex alumnos y pueblo de Saladillo levantaron en su homenaje un monumento con forma de pirámide trunca en el Cementerio local donde descansan los restos de Manuel Pardal. Por Decreto 228 del mes de junio de 1964 el Rectorado del Colegio Nacional creo el Museo Educacional "Manuel Pardal". La parte dispositiva del Decreto establecía: 1) Organizar el Museo Educacional Manuel pardal. 2) Reunir en el mismo todos los elementos que tengan alguna atingencia al desarrollo educacional en Saladillo, a los decentes que participaron del mismo. 3) El lugar de Honor estará constituido por documentos y todos elementos que tuvieren relación a las tareas y personas del Patrono del Colegio.4) Solicitar del vecindario y autoridades y ex alumnos de Manuel Pardal , la donación y elementos que incremente el caudal del Museo. Luis Adolfo Borracer lo definió como: "Un Señor de la Enseñanza". Como ex alumno del Colegio Nacional Anexo Comercial le rindo homenaje a este apóstol de la educación comprometiéndome a colaborar con el establecimiento que lleva su nombre. Y hago mías las palabras de Miguel Ángel Volonté con relación al Gran Educador: "Don Manuel Pardal tiene en el cementerio un severo monumento de granito. Pero ahora tiene su monumento vivo en el Colegio Nacional de Saladillo y la juventud debe velar su memoria, porque es ejemplo de valor y altruismo, pauta que marca derrotero para la conducta moral, símbolo de los más alto valores humanos, los que embellecen y dignifican la vida."

Carlos Antonio Gorosito, ex intendente Municipal - 1991-2015

Ex alumno 1970-1974

Saladillo 27 de marzo de 2023.

Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo