24 de enero de 2022

Internacionales 07/07/2021

Asesinaron a tiros al presidente de Haití

Moise había llegado al poder en 2017 y tenía mandato hasta 2022

Jovenel Moise, el presidente de Haití, fue asesinado este miércoles por hombres armados que asaltaron su residencia de madrugada en el barrio de Pelerin de Puerto Príncipe y que dejaron herida de bala a su esposa, Martine Moise.

Moise había llegado al poder en 2017 y tenía mandato hasta 2022. Debido a la profunda crisis política en el país, tuvo que ganar dos veces los comicios generales para ser declarado vencedor.

El candidato del partido de centro derecha Tet Kale trriunfó así en los comicios nacionales de su país en octubre de 2015 y noviembre de 2016, estos últimos con el 55,6% de los votos. El mandatario gobernaba por decreto desde hace más de un año ante la falta de un Parlamento electo. Además, cambió siete veces de primer ministro en los últimos cuatro años.

Empresario bananero

Moise era un empresario bananero que proviene del distrito rural de Trou-du-Nord, en el departamento Nordeste de Haití. Nació en el seno de una familia modesta y ligada estrechamente al campo.

Hijo de un mecánico y agricultor y de una costurera y comerciante, Moise emigró con su familia en julio de 1974 a Puerto Príncipe, donde hizo sus estudios primarios y secundarios, y posteriormente estudió ciencias de la educación en la Universidad Quisqueya.

Su campaña electoral tuvo como eslogan "Nèg Bannann Nan" ("El hombre banana"), en alusión a la historia de éxito de sus empresas, entre ellas una de plantación de bananos orgánicos, que generó más de 3.000 puestos de trabajo directos y más de 10.000 indirectos.

Además del rubro de la exportación de bananas, Moïse tenía inversiones en proyectos de energía eólica y solar y otros negocios relacionados con la agricultura y las autopartes.

Sus emprendimientos le valieron llegar a ser, en menos de una década, secretario general de la Cámara de Comercio e Industria de Haití.

Moise ofreció en su campaña cambiar el rumbo de Haití y lograr un Gobierno capaz de atender las necesidades de la población. También se ponía a él mismo como un "ejemplo de éxito posible".

"Soy alguien del campo (...), tenemos un país con tremendo potencial y tenemos grandes ideas para transformar este país", reiteró durante la campaña.

Una ola de violencia en Haiti

Hace tres semanas, Moise, pidió en la ONU el apoyo internacional y la colaboración de todos los sectores de la sociedad para acabar con la violencia de las bandas armadas que recrudeció en la isla y dejó a más de 13.000 desplazados.

En un discurso de media hora, Moise aclaró que no pide una intervención de tropas extranjeras, como la que desarrolló la ONU entre 2004 y 2019, sino el "compromiso" de la comunidad internacional en la lucha contra la inseguridad.

"El país ha estado en un ciclo infernal de violencia durante los últimos 18 años. Un ciclo infernal de inseguridad. Y este ciclo, nos pone en una situación en la que todo el tiempo estamos obligados a apagar el fuego", dijo.

Moise aseguró que pidió al Ejército, que cuenta con unos 500 efectivos, que apoye a la Policía Nacional en su lucha contra las pandillas.

El clima de seguridad se deterioró en las últimas semanas en la zona metropolitana de Puerto Príncipe por conflictos territoriales entre pandillas y por las crecientes hostilidades del G9 an Fanmi e Alye, como se conoce a la asociación de las bandas más poderosas del país.

Advertencias de un golpe de Estado

En febrero, Moise también advertía en una entrevista en el diario El País de un posible golpe de Estado en su contra. "Los oligarcas corruptos acostumbrados a controlar a los presidentes, a los ministros, al parlamento y al poder judicial piensan que pueden tomar la presidencia, pero solo hay una camino: elecciones", afirmó entonces.

Sobre quién estaría detrás del intento de golpe, el mandatario señaló sin citarlos a los Vorbe, una de las familias más poderosas, dueñas de la electricidad en el país.

Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo