22 de julio de 2024

Nacionales 05/04/2024

Caso Báez Sosa: un rugbier rompió el pacto de silencio y le apuntó al abogado defensor en el juicio

Matías Benicelli, condenado a perpetua, sostuvo: "fuimos persuadidos de designar a Hugo Tomei para mi defensa técnica a fin de no entorpecer la defensa de otros coimputados".

El pacto de silencio de los rugbiers condenados por el crimen en Villa Gesell de Fernando Báez Sosa parece comenzar a resquebrajarse. Así, mientras días atrás Matías Benicelli y Máximo Thomsen, dos de los que cumplen perpetua, cambiaron de abogado, ahora Benicelli le apuntó al letrado que defendió al grupo durante el juicio, Hugo Tomei, y afirmó que hubo una "estrategia legal" para beneficiar a varios imputados en perjuicio de otros.

Benicelli y Thomsen designaron a un nuevo abogado que los represente tras conocerse la noticia de que la Cámara de Casación Penal confirmó las condenas que se les había otorgado en el Tribunal de Dolores. En el primer caso, el letrado es Carlos Attías, mientras que en el segundo, se trata de Francisco Oneto.

De acuerdo con información aportada por Noticias Argentinas, Matías Benicelli señaló que Tomei habría elaborado una estrategia legal para beneficiar a algunos de los imputados y en este sentido refirió que ni su familia, como tampoco él, abonaron los honorarios a su antiguo defensor, lo que podría haber interferido a la hora de llevar adelante la defensa.

En la misma línea, argumentó que la estrategia implementada por Tomei fue en contra de las voluntades de algunos de los rugbiers que pretendían declarar durante el juicio frente al Tribunal o la prensa. Sobre este punto, Benicelli afirmó que la teoría del abogado hacía hincapié en no hablar para no entorpecer la situación de los demás jóvenes, ya que se podría dar lugar a contradicciones.

Además, dijo que habría sido el letrado quien decidió descartar el relato como testigo de Alejo Milanesi, otro de los jóvenes que, en un primer momento estuvo detenido por el crimen de Báez Sosa hasta que su situación cambió después de que fuera sobreseído al igual que Juan Pedro Guarino. "Por ser un testigo privilegiado en el lugar, y porque mediante sus declaraciones podría persuadir a los sentenciantes de que mi participación no fue determinante en el resultado de la muerte de Fernando Báez Sosa", sentenció.

Y añadió: "Quien debía garantizar mi defensa, inexplicablemente desistió del testigo en la misma audiencia". En este sentido, contó que la decisión tomada por su abogado anterior habría sido porque "Milanesi podría agravar la situación procesal de los otros co-defendidos".

Según NA, el entorno de Matías Benicelli sostiene que llevar adelante la defensa en conjunto resultó ser un problema para varios de los imputados.

Sin comunicación

El joven aseguró que el abogado no comunicaba ciertos procesos durante la etapa judicial. A su vez, recalcó que no fueron informados sobre aspectos cruciales durante la investigación, como lo fueron las manchas de sangre, que pertenecían a Fernando, en su ropa.

"Tomei no daba muchos detalles de la investigación y muchas cosas se las enteraron durante el juicio", manifestaron allegados a la familia de Benicelli, según el medio mencionado.

Por el crimen de Báez Sosa en Villa Gesell el 18 de enero de 2020, Máximo Thomsen, Matías Benicelli, Enzo Comelli, Luciano y Ciro Pertossi fueron condenados a prisión perpetua; mientras que Blas Cinalli, Lucas Pertossi y Ayrton Viollaz recibieron una pena de 15 años de cárcel por partícipes secundarios. (DIB)

Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo