23 de octubre de 2018

Provinciales 11/06/2018

Choque en la Ruta 30 dejó sin vida a tres adultos y dos menores, además de otros cinco heridos

Fue a la altura del kilómetro 55, metros antes de la Estación de Servicio Alpamar

El procedimiento estuvo a cargo del fiscal Gustavo Morey, y junto a personal de Policía Vial y Científica trabajaron por más de tres horas en las inmediaciones del siniestro.

Pasado el mediodía de ayer, un violento accidente en la Ruta Provincial 30 se cobró la vida de cinco personas y dejó a otras cinco internadas, ninguna de esta ciudad. El hecho ocurrió alrededor de las 13.30 de un día muy nublado y húmedo.

Fue a la altura del kilómetro 55, metros antes de la Estación de Servicio Alpamar y el acceso principal a De la Canal, cuando un Renault Clio color gris con dominio RWC 509 y una camioneta Isuzu color rojo doble cabina con patente AWF 868 chocaron de frente.

Según precisaron las fuentes policiales por las huellas en el lugar, el auto que viajaba con dirección a Tandil se desvió del camino y tras pisar la banquina intentó enderezar la marcha, pero se cruzó de carril impactando furiosamente con la camioneta, que transitaba en sentido a Rauch.

En el lamentable siniestro cuatro personas perdieron la vida en el acto, entre ellas dos menores de edad, y otra mientras la trasladaban en la ambulancia. Además, dos adultos quedaron internados en la guardia del Hospital Santamarina con politraumatismos; en tanto que otros dos niños ingresaron al Hospital de Niños Debilio Blanco Villegas y anoche permanecían en terapia.

En el Clio viajaba una familia del partido de General Rodríguez, provincia de Buenos Aires. El auto era conducido por César Oscar Poggi, lo acompañaban Daiana Solange Ojeda y sus cuatro hijos. En el conmocionante accidente ambos adultos y dos de los menores fallecieron en el acto, mientras que los otros niños permanecen internados.

De acuerdo a la información brindada por el centro médico anoche, el pequeño de cuatro años presenta politraumatismos, con escoriaciones en la cara, además de tener quemaduras en ambas manos y una fractura de fémur desplazada, lo que requirió intervención quirúrgica. Por su parte, el de seis años también debió pasar por quirófano con fractura de fémur desplazada y fractura de cúbito y radio izquierdo. Asimismo sufrió un trauma abdominal grave, con hematoma renal y múltiples contusiones. Los dos hermanos continuaban en cuidados intensivos.

El nivel de destrucción de los vehículos protagonizó un panorama totalmente desalentador. Carrocería por todos lados y elementos personales de los viajeros a varios metros del lugar.

En la camioneta, en tanto, viajaban Martín Larré al volante, Débora Solange Diorio y Edith Diorio de Larré, quien perdió la vida camino al nosocomio local. Además, atrás iba un menor que, milagrosamente, y gracias a estar ubicado en la correspondiente silla infantil no sufrió lesiones.

Los adultos, con domicilio en la localidad provincial de Villa Ballester, presentaron politraumatismos, por lo que fueron trasladados y permanecen internados en la guardia al centro asistencial tandilense.

El procedimiento estuvo a cargo del fiscal Gustavo Morey, y junto a personal de Policía Vial y Científica trabajaron por más de tres horas en las inmediaciones del siniestro. Dotaciones de Bomberos de Tandil, Rauch y el Servicio de Emergencias Médicas no tardaron en presentarse en el lugar.

Exceso de pasajeros

El panorama en el sitio del accidente resultó estremecedor por el estado de destrucción que presentaban los dos vehículos, partes de carrocería por todos lados, más elementos personales de los viajeros que se desplazaron del interior del habitáculo hacia diferentes puntos de la ruta y banquina.

Obligatoriamente, el tránsito en la Ruta 30 debió ser cortado completamente, por lo que se fueron generando filas de autos hacia ambas direcciones. Hacia el lado de Tandil casi un kilómetro de móviles y camiones demorados reunió a varias personas a merodear el lamentable escenario.

Dotaciones de Bomberos de Tandil y Rauch, y el Servicio de Emergencias Médicas, trabajaron en el lugar. El tránsito debió ser cortado completamente, por lo que se generaron filas de autos en ambas direcciones.

Cabe destacar que al haber sido seis los ocupantes del Renault Clio, transitaban con exceso de pasajeros, por lo que los peritos estiman que al menos los menores que viajaban atrás no llevaban puesto el cinturón de seguridad, ya que ese modelo de auto solamente posee tres trabas.

Se pudo verificar que la familia apenas se enteró de la gravedad del hecho viajó hacia esta ciudad inmediatamente y permanece junto a los chicos en el Hospital de Niños.

Pasadas las cuatro de la tarde, el despliegue continuaba y el cielo parecía ponerse cada vez más gris y penumbroso. Por esas horas llegaban las grúas para cargar los rodados que luego serán peritados.

El estado de la ruta

Aún se desconoce qué pudo haber desviado al conductor hacia la banquina, sin embargo entre las personas que debieron detener su viaje comentaban el mal estado de ese tramo, con pozos y baches muy pronunciados y con poca distancia entre ellos.

Es válido recordar que hace casi cuatro años atrás, un informe de la Unión de Usuarios Viales (UdUV), la asociación que audita el estado de las rutas y caminos provinciales calificó a la Ruta Provincial 30 como una de las peores del país. La vía que atraviesa el Partido de Tandil y se constituye como un camino de comunicación con la Capital Federal, fue catalogada en su momento por los usuarios como una de las más peligrosas por el "pésimo estado en toda su extensión".

El procedimiento estuvo a cargo del fiscal Gustavo Morey, y junto a personal de Policía Vial y Científica trabajaron por más de tres horas en las inmediaciones del siniestro.

De todas maneras, el tramo que une esta ciudad con Rauch figuraba entre los más transitables. Además, tras insistentes reclamos la ruta fue repavimentada y reparada en varias oportunidades, sin embargo actualmente los baches son parte del camino. Falta con encaminarse desde Tandil hacia el punto del accidente de ayer para corroborar que apenas se cruza el segundo paso a nivel la dimensión de los pozos en medio de la calzada obligan a cualquier conductor a desviarse o frenar. De hecho, el paso por la misma vía se encuentra en un estado deteriorado.

Fuente El Eco de Tandil

Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo