18 de enero de 2020

Provinciales 09/01/2020

Cientos de miles de devotos recordaron al Gauchito Gil

En Corrientes

Si bien en Mercedes, Corrientes, se concentra la mayor cantidad de devotos, en el Gran Resistencia también se recuerda a la figura en los santuarios barriales.

El Gauchito Gil es un santo popular al que se lo venera especialmente cada 8 de enero, conmemorando la fecha de su muerte en 1878 (hace 142 años), asesinado a 8 kilómetros de su ciudad natal, Mercedes, Corrientes.

En la ciudad correntina, distante a 263 kilómetros (3 horas y media de viaje) de Resistencia, se congregaron nuevamente cerca de 300.000 fieles para venerar a la figura religiosa en su mayor santuario.

Un porcentaje de ese número reside en el Gran Resistencia, y que no tienen un lugar específico en el que se concentren.

Sin embargo, a nivel local, los encuentros del 8 de enero se realizan en los santuarios de los barrios. En Resistencia, por citar ejemplos, hay en los barrios Villa Facundo, Villa del Oeste, El Dorado, Villa Los Lirios, Zampa, entre otros.

No existe un evento máximo que los congregue, aunque si hay un punto de concentración que genera la mayor atracción de fieles en el Gran Resistencia, ese es el santuario ubicado por avenida General San Martín antes de la entrada a Barranqueras, entre el puente sobre el río Negro y la rotonda hacia Corrientes.

PEREGRINACIÓN Y BOMBAS

Por la tarde-noche comenzó la vigilia en los distintos santuarios barriales. En tanto, para los que pueden, iniciaron su peregrinación a Mercedes como muestra de sacrificio a la figura, un desafío que podría suponer 53 horas de caminata (sin incluir las pausas).

A la hora 0 comenzó el uso de bombas de estruendo, sapucay y fiesta.

HISTORIAS SIN CERTEZAS

No hay muchas certezas sobre la muerte del Gauchito Gil, y hay al menos tres versiones del asesinato, con algunas similitudes.

Una de las versiones es que "Antonio Gil fue un gaucho trabajador rural, que tuvo un romance con una viuda adinerada. Esto le hizo ganar el odio de los hermanos de la viuda y del jefe de la policía local, quien había cortejado a esa misma mujer. Como consecuencia del peligro que implicaba, Gil dejó el área y se alistó para pelear en la Guerra de la Triple Alianza (1864-1870). Luego de regresar, fue reclutado por el Partido Autonomista para pelear en la guerra civil correntina contra el opositor Partido Liberal, pero él desertó".

"Dado que la deserción era delito, fue capturado, colgado de su pie en un árbol de espinillo, y degollado. Antes de ser ejecutado, Gil le dijo a su verdugo que debería rezar en nombre de Gil por la vida de su hijo, quien estaba muy enfermo; al principio, el verdugo desconfió de él, pero cuando regresó a su hogar, el verdugo encontró a su hijo casi agonizando, desesperado, el verdugo le rezó a Gil y su hijo sanó milagrosamente".

Otra versión es que era un cuatrero que se congració con los pobres. Reclutado para combatir en la Guerra de la Triple Alianza, desertó y fue perseguido. Lo ultimaron de un disparo por un policía que rezó en nombre de Gil para curar a su hijo y lo consiguió.

Y la tercera versión es que dirigía un grupo de matones autonomistas que iban de pueblo en pueblo saqueando, robando a los ricos y matando a todo liberal que se cruzara en su camino. Fue capturado por unos hombres del Partido Liberal y degollado cerca de Mercedes.


Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo