22 de julio de 2018

Locales 14/04/2018

Cuatro años sin Marisol

Y con mentiras "verdaderas"

Hoy se cumple el cuarto aniversario de aquella jornada trágica del 14 de abril de 2014 cuando se tomó conocimiento de la desaparición de la joven docente y la del 15 de abril cuando, a hora temprana, se encontró su cuerpo sin vida.

La primera crónica de Télam

"La autopsia reveló que la maestra Marisol Oyhanart murió ahorcada

Marisol Verónica Oyhanart, la mujer hallada  asesinada en Saladillo, murió ahorcada, según determinaron hoy los forenses en la autopsia, informaron fuentes judiciales.

Los médicos legistas de la Asesoría Pericial La Plata concluyeron que la causal de la muerte fue una "asfixia por ahorcamiento", según le comunicaron los especialistas a la fiscal de Saladillo a cargo de la causa, doctora Patricia Hortel.

Los expertos constataron además que la víctima presentaba golpes en el cráneo, la cara y otras partes del cuerpo, que pudieron haberle generado un estado de inconsciencia previo al ahorcamiento.

Además, los forenses hicieron una primera estimación de la data de muerte que indica que Oyhanart murió entre las 21 del lunes y las 2 de la madrugada del martes 15 de abril, es decir, cuando ya se había denunciado su desaparición y estaba activa la búsqueda.

Una fuente de la investigación aclaró a Télam que "la ventana horaria hay que confirmarla con estudios complementarios".

El cadáver de Oyhanart arribó desde Saladillo a la Asesoría Pericial de La Plata, donde se hizo la necropsia.

La autopsia se realizó en esa dependencia de la Suprema Corte de Justicia bonaerense porque la morgue de Policía Científica de La Plata se encuentraba clausurada para recibir cadáveres a partir de una medida cautelar del juez en lo Contencioso Administrativo de La Plata Luis Arias, que investigaba supuestas irregularidades que se produjeron allí con los cuerpos de las víctimas de la inundación en la capital bonaerense.


LOS INDICIOS

Un primer informe de las observaciones realizadas por los médicos que levantaron el cadáver de Marisol en el lugar del hallazgo, ya anticipaba que la víctima presentaba golpes en el cráneo y que tenía marcas en el cuello.

Los peritos también le preservaron las manos para poder realizar hisopados en las uñas a la espera de determinar si había algún resto de material genético que pueda identificar al asesino mediante un ADN.

El cuerpo estaba vestido con las mismas ropas con las que salió a hacer ejercicios el día de su desaparición: remera, calzas negras, medias, zapatillas y una campera floreada que le cubría el rostro.

La policía y los peritos regresaron a la escena del hallazgo del cuerpo para realizar nuevos rastrillajes, ya que intentan encontrar en la zona el celular de la víctima que aún no fue hallado.

En tanto, luego de haber sido interrogado como testigo y de estar a disposición de los investigadores durante toda la jornada, el marido de la víctima, Sergio Rachit, abandonó la comisaría de Saladillo y se alojó en la casa de su madre.

Dos altas fuentes de la investigación confiaron a Télam que lo que se hizo con el marido fue interrogarlo a fondo para ver si incurría en alguna contradicción o si detectaban algún conflicto con su esposa asesinada.

"Es de rutina. Siempre empezamos por el entorno más cercano para descartar sospechosos. Lo cierto es que no hay nada contra este hombre, que nunca estuvo demorado en la causa", dijo a Télam un jefe policial.

Incluso, peritos de Policía Científica trabajaron ayer en la casa del matrimonio, en su vehículo y hasta en la distribuidora de la pareja, y también se le hizo una revisión médica al marido, pero no se halló ninguna evidencia que lo comprometiera.


LIBERAN AL ESPOSO

Sergio Rachit, marido de Marisol Oyhanart, fue liberado luego de haber estado demorado e incomunicado más de 12 horas en la comisaría local. No trascendió el resultado de los dos allanamientos realizados: uno en la casa que Oyhanart compartía con Rachit y sus tres hijos de 5, 9 y 15 años, ubicada en Saavedra y Álvarez de Toledo; y el otro en el galpón de la distribuidora familiar de leña y bebidas, situado a un costado de la ruta 205. Rachit fue puesto en libertad luego de haber permanecido demorado e incomunicado más de 12 horas, cuando declaró ante la fiscal del caso, Patricia Hortel, en la causa caratulada como 'muerte violenta'".

Luego y hasta estos días, un sinfín de rumores se echó a rodar desde diversas e interesadas usinas informativas judiciales y mediáticas para tratar de favorecer o perjudicar a algunos de quienes se convirtieron en sospechosos de haber tenido alguna participación en el trágico hecho sin que exista hasta hoy prueba que la Justicia haya considerado válida para algún procesamiento o algún dictado de prisión. Impunidad, complicidades, dinero y responsabilidades que esperan Justicia. La de los hombres.


Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo