19 de agosto de 2022

Locales 07/08/2021

Decimosexto aniversario de la muerte del ex gobernador Armendáriz

De Carlos Antonio Gorosito

"Recordar a Alejandro 'Titán' Armendariz significa recordar los valores que representó en la vida cívica y partidaria. Eficacia y honradez en el ejercicio de las presentaciones públicas. Radical sin claudicaciones. Militante partidario incansable y demócrata que dio testimonio de sus convicciones", dijo Carlos Antonio Gorosito.

"El doctor Alejandro 'Titán' Armendáriz  murió el mismo día que Cayetano de Thiene, el presbítero italiano, fundador de la Orden de Clérigos Regulares Teatinos que, en 1671, fue proclamado Santo por el Papa Clemente X y se le conoce como Santo de la Providencia, Patrono del Pan y del Trabajo. San Cayetano murió el 7 de agosto de 1547 y el ex Gobernador de Buenos Aires, el primero de la Democracia recuperada en el año 2005, hace hoy 16 años. Claro que podemos asociar la figura de Alejandro Armendáriz con la del Santo. El ex Gobernador pensaba que el  trabajo dignifica al hombre, que el trabajo no solo posibilita llevar el pan a la mesa los 30 días del mes, significaba acceso a la educación, a la salud, era también el camino que conducía a la vivienda. Pensaba que la política era una actividad noble y que  desde ella se podía mejorar la calidad de vida de los conciudadanos y contribuir a construir un  país mejor. Encontró en la UCR el partido político donde canalizar sus inquietudes cívicas. Si bien el radicalismo le venía de tradición familiar dado que su   padre Alejandro Armendáriz había sido intendente de Saladillo cuando 'Titán' era  niño y liderado junto al doctor Emparanza  el radicalismo en nuestra ciudad, puedo decir que el doctor Armendáriz era radical por convicción, comprendió e interpretó acabadamente los postulados y principios que nos legaron Alem e Yrigoyen. Lebenshon, Larralde, Illia, Balbín y, naturalmente, Raúl Alfonsín son las principales figuras partidarias que inspiraron su accionar cívico y público. Como medio de vida eligió la profesión de médico y desde ella dio testimonio de su compromiso con el prójimo; no veía en los pacientes a un cliente para su profesión sino a alguien que necesitaba de su servicio de médico para superar un problema de salud. Todavía quedan ciudadanos que recuerdan la calidad humana de Alejandro Armendáriz en el ejercicio de su profesión de médico. Pero la política fue su vocación por antonomasia. Vivió y murió por la política como vocación de servicio. Los ideales, los valores políticos y morales de Armendáriz eran los ideales, los valores políticos y morales de los padres fundadores del radicalismo. Fue, por lo tanto, un incansable militante político y puedo dar testimonio de ello porque desde mi temprana juventud lo acompañé en sus recorridas por nuestro distrito y la provincia de Buenos Aires. El radicalismo lo honró con la presidencia del Comité de distrito y la Vicepresidencia de la Honorable Convención Nacional e intentó, sin éxito, presidir el Comité de la provincia de Buenos Aires de la UCR dado que fue derrotado en las elecciones internas partidarias en las que se presentó para conducirlo. En 1958, por una pequeña diferencia de votos, no obtuvo la intendencia de Saladillo. Era candidato por la entonces Unión Cívica Radical del Pueblo (UCRP) resultando triunfante el candidato de la Unión Cívica Radical Intransigente (UCRI), Carlos Antonio Arrospide. Luego fue Concejal entre 1963 y 1965 momento en que es electo Diputado Provincial quedando trunco su mandato 1966 cuando se produjo el  golpe  militar que derrocó al presidente Illia el 28 de junio de ese año. En 1972 acompaño activamente al doctor Raúl Alfonsín en la fundación del Movimiento de Renovación y Cambio de UCR y enfrentaron a la Línea Nacional del partido por la nominación de la fórmula a la Presidencia de la Nación y a la Gobernación de Buenos Aires para las elecciones generales de marzo de 1973. Pero la fórmula de Ricardo Balbín y Eduardo Gamond se impuso en la interna partidaria  a la fórmula de Raúl Alfonsín y Conrado Storani en el orden nacional y en la  provincia de  Buenos Aires para Gobernador y Vice la fórmula de César García Puente y Raúl Vacarezza se impuso a la integrada por  Alejandro Armendáriz y Edison Otero. En 1976, un nuevo golpe cívico-militar termina con la vigencia de las instituciones Democráticas, pero la lucha del  pueblo obliga a la dictadura a convocar nuevamente a elecciones y el 30 de octubre de 1983 es consagrada la fórmula de Raúl Alfonsín y Víctor Martínez como Presidente y Vice de la Nación y en la provincia de Buenos Aires Alejandro Armendáriz y Elva Roulet son electos Gobernador y Vice. De esta manera 'Titán', el hijo dilecto de Saladillo se convirti?ó en el primer Gobernador de la Democracia Recuperada. Sin duda un gran reconocimiento partidario al doctor Alejandro Armendáriz que fue apadrinado por el doctor Raúl Alfonsín. Recordar a 'Titán' hoy, a 16 años de su partida hacia la inmortalidad, nos impone a quienes somos sus correligionarios valorar su militancia, valores políticos y morales y su condición de administrador  honesto y eficaz  de la cosa pública. Alejandro Armendáriz es sin duda alguna la figura política más importante que dio Saladillo en toda su historia. Desde las representaciones públicas en que le tocó desempeñarse y, particularmente, desde la Gobernación contribuyó significativamente al progreso y desarrollo de Saladillo. Fue un gran militante partidario y dirigente político y el mejor gobernador de la Provincia desde 1983 a la fecha." 

Carlos Antonio Gorosito | Ex intendente Municipal (1991-2015) | Ex presidente del Comité de la provincia de Buenos Aires de la UCR (2005-2007) | Saladillo, 7 de agosto de 2021.


Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo