21 de mayo de 2024

Nacionales 08/11/2023

Descubrieron escaleras incas en La Rioja

Siguen apareciendo vestigios de la milenaria red vial andina, el Qhapaq √Ďan

El Instituto Nacional de Antropolog√≠a y Pensamiento Latinoamericano (INAPL) y el Ministerio de Turismo y Culturas de La Rioja confirmaron el descubrimiento de un nuevo segmento de la red vial andina incaica --Qhapaq √Ďan- en el noroeste de la provincia, departamento de Chilecito.

El hallazgo en s√≠ se produjo en abril de 2023 pero reci√©n ahora se lo ha comunicado oficialmente, luego de corroborar la importancia de esta escalinata de la que est√°n a la vista 6 metros de largo y 12 de ancho. Se trata de un nuevo subtramo del Qhapaq √Ďan que conectaba al sitio arqueol√≥gico Tamber√≠a del Inca -en las afueras de Chilecito-- con la actual ciudad de Famatina que, al momento de la llegada de los conquistadores espa√Īoles, era un poblado diaguita dominado por los incas.

La palabra del arqueólogo

El Dr. en Arqueolog√≠a Sergio Martin cuenta a P√°gina/12 que "ya desde 1890 se viene investigando en esta zona y yo mismo desde fines de la d√©cada del 90, pero nunca nadie hab√≠a visto estas escaleras tapadas por la vegetaci√≥n: reci√©n este a√Īo las descubr√≠. Desde aquel tiempo, vengo prospectando el camino y vi que est√° relacionado con las zonas de fondo de valle y las alturas de la Sierra de Famatina. Al ir encontrando cer√°mica inca --acaso restos de vasijas ca√≠das de una llama-- dije 's√≠, es un camino incaico'. Y consideramos que tuvo connotaciones de uso ceremonial para ascender a lo m√°s alto del Famatina en peregrinaci√≥n; y por eso su inusual anchura. La t√©cnica inca para identificar las zonas de menor pendiente y trazar caminos fue maravillosa. Nosotros usamos un programa o SIG (Sistemas de Informaci√≥n Geogr√°fica) y con la herramienta Caminos √ďptimos e im√°genes satelitales, generamos un an√°lisis predictivo de los sectores m√°s convenientes para construir caminos entre los sitios incaicos del fondo de valle de Famatina y los adoratorios de altura. Y vimos que el modelo predictivo concluye que los sectores de menor pendiente, coinciden casi exactamente con los elegidos por los incas".

Dr. Sergio Martin

El equipo profesional

Los trabajos de investigaci√≥n, limpieza y excavaci√≥n del sitio los hicieron profesionales del INAPL, la Subsecretaria de Patrimonio de La Rioja y la Subsecretar√≠a de Turismo de Chilecito. Fueron un grupo de arque√≥logos, ge√≥logos, historiadores y t√©cnicos quienes identificaron cinco l√≠neas de muros simples formados por rocas de diferentes tama√Īos que, hace unos 500 a√Īos, permit√≠an salvar desniveles sobre la calzada de un camino que conduc√≠a al centro de administraci√≥n inca m√°s importante de la regi√≥n, la Tamber√≠a del inca.

El equipo cient√≠fico estaba investigando dentro de un subtramo de 20 kil√≥metros lineales completos del Qhapaq √Ďan --ya descubierto en 2015-- el cual tiene una singularidad: su ancho mide de 12 a 14 metros, el mayor al sur de Per√ļ (es decir en el Kollasuyu o rama sure√Īa del imperio).

Sergio Martin explica que "estas grader√≠as o escalones se realizaron para salvar peque√Īos desniveles de la topograf√≠a de un terreno cortado por cauces y microcauces de corrientes de aguas permanentes y temporarias, que bajan de las alturas de la sierra de Famatina".

Este tipo de arquitectura vial no es frecuente en las regiones m√°s australes que dominaron los incas, asegura Martin: "Los caminos suelen ser m√°s angostos y no tienen escalones; sin embargo, en la provincia de La Rioja estamos detectando patrones constructivos y dimensionales distintos, que contrastan con las caracter√≠sticas viales de otras regiones, qiuiz√° por la fuerte impronta religiosa que ejercieron los apus ceremoniales en las monta√Īas".

El uso ingenieril

Los escalones sirvieron para frenar la erosi√≥n de las lluvias y el desgaste por el uso diario. Y los pelda√Īos alivianaban el esfuerzo de subir pendientes en jornadas de hasta 24 kil√≥metros diarios a pie.

Sergio Martin subraya que en este segmento de camino han identificado otros sectores con escalones de piedra que se ir√°n estudiando. Las tareas complementan las actividades de conservaci√≥n y puesta en valor de la Tamber√≠a del inca, que funcion√≥ entre 1450 y 1591 en el valle de Chilecito, donde la semana que viene se mostraran ante autoridades nacionales los avances en la conservaci√≥n del sitio y en un centro de interpretaci√≥n a inaugurar el a√Īo pr√≥ximo.

¬ŅQu√© es el Qhapaq √Ďan?

El Qhapaq √Ďan andino comenzaba en la plaza central de Cusco en Per√ļ, a la manera de las calzadas romanas. Un brazo troncal sal√≠a hacia cada una de las cuatro provincias incas: por sus venas flu√≠a el poder de un imperio con 20 millones de s√ļbditos. Esos caminos -casi nunca empedrados-- subieron hasta los 6.739 metros de altura: cada 20 a 30 kil√≥metros ten√≠an un tambo --edificio para viajeros y a veces centro de acopio--, la distancia que pod√≠a hacer una caravana de llamas en un d√≠a. En muchos casos, se construy√≥ sobre caminos preexistentes agregando infraestructura como los chasqui huasis ("casas de los mensajeros imperiales"). Desde el sur de Colombia hasta casi el centro de Argentina se han descubierto apachetas ceremoniales, ushnus --terrazas piramidales-- y huacas para sacrificios. Un mensaje llegaba desde Quito a Cusco en una semana, m√°s r√°pido que una carta hoy.

El arque√≥logo Christian Vitry -parte del equipo Qhapaq √Ďan Salta-- explic√≥ a P√°gina/12 que en el camino ancestral andino hay trazos rectos en la llanura, zigzags para alivianar subidas -uno se cansa poco en el Qhapaq √Ďan--, empedrados y simples despejes de piedra como un rastrillaje, muros de contenci√≥n, escalinatas, rampas, curvas, empalmes, sendas ceremoniales hacia cimas con adoratorios de altura, desag√ľes, puentes de madera, piedra y colgantes de fibra vegetal, o flotantes con balsas de totora por donde cruzaron ej√©rcitos. Y demarcaban l√≠neas kilom√©tricas: la recta de Tin Tin en Salta por la Ruta 40 est√° sobre un camino inca.

Victoria Sosa, secretaria t√©cnica del Qhapaq √Ďan Argentina en el INAPL explica a P√°gina/12 que, cuando se hizo la declaratoria de esta red vial como patrimonio mundial por la UNESCO, se eligieron algunos tramos de los 30.000 kil√≥metros que se estima lleg√≥ a tener en el apogeo del Tawantinsuyu, a partir de ciertas condiciones de "autenticidad e integridad". Esto incluye a una serie de sitios arqueol√≥gicos asociados -desde centros administrativos, defensivos o ceremoniales, hasta simples refugios para caminantes-- que permiten comprender el significado y tipos de uso de esos caminos.

En los seis países actuales que abarcó el Estado inca, se seleccionaron 616 Km de camino y 308 sitios arqueológicos asociados, no necesariamente conectados entre sí en la actualidad.

El arquitecto italiano Francesco Careri entiende al sendero como el dise√Īo arquitect√≥nico m√°s perfecto, el ideal en t√©rminos ecol√≥gicos: "desaparece cuando se deja de usarlo". Pero no fue este el caso exacto del Qhapaq √Ďan: aunque es casi imperceptible a simple vista, al ser un camino de altura, a veces la vegetaci√≥n no lo tapa. Y es tan simple y complejo a la vez que, a menos que haya una vocaci√≥n expresa de borrarlo --arduo trabajo-- parece dise√Īado para durar siempre y seguir reapareciendo a lo largo de siglos.

Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo