20 de enero de 2021

Editorial 05/07/2020

Dirigentes de Juntos por el Cambio que "juegan" con la muerte

Triste, lamentable e incoherente comunicado tras el asesinato de Fabián Gutiérrez

Tras el hallazgo del cuerpo de Fabián Gutiérrez, lo que ya había comenzado unas horas antes, con una alevosa y abrumadora campaña mediática, en la que intervinieron decididamente las redes sociales, ya no se dudó en asociar el asesinato ocurrido en Santa Cruz con la actual vicepresidenta Cristina Fernández y el gobierno nacional. El hashtag "CFKasesina" fue vinculado en mensajes de legisladores y ex funcionarios del gobierno de Mauricio Macri, con actitudes deleznables, "oportunistas" y mentirosas. Y,  luego, el comunicado de "Juntos por el Cambio"

Sin conocer siquiera la causa judicial ni las investigaciones, avanzaron peligrosamente e interfirieron en cualquiera de las instancias que deben ser respetadas en defensa de la institucionalidad y la actuación de quienes deben proceder.

Afirman en su escrito que "No hacemos hipótesis apresuradas sobre los autores ni los motivos del crimen de Fabián Gutiérrez", en una aseveración incoherente con el cuerpo del comunicado, plagado de hipótesis apresuradas cuando aún el cadáver del fallecido estaba caliente.

Y muchos se lanzaron asegurando que los asesinos estaban buscando plata de la corrupción kirchnerista y que ese era el motivo del crimen.

Acusan al gobierno, veladamente, de "criminal" y eso es lo que se deduce de palabras, que no representan el primer gesto de alucinación de varios de los firmantes del documento emitido por Juntos por el Cambio, suscripto de manera institucional por Patricia Bullrich y Federico Angelini (PRO), Alfredo Cornejo y Alejandra Lordén (UCR), y Maximiliano Ferraro y Mariana Zuvic (CC).

Claro, no es el primer mensaje cargado de "alucinaciones" que han emitido en las últimas semanas.

Han propalado mensajes acusando al Gobierno y a sectores del Frente de Todos por la rotura de silobolsas donde haya sido que hubiera ocurrido, sin denuncias ni fundamentos.

Han defendido la "propiedad privada" de la empresa Vicentin olvidándose de la "propiedad privada" existente en bancos públicos y privados y de la "propiedad privada" de 1.800 productores agropecuarios estafados por la empresa originaria de la provincia de Santa Fe.

El "presidente" de lo que fuera la UCR afirmó en los últimos días que "Mendoza debería independizarse de la Nación" y aún no lo han expulsado del ex Partido político serio y responsable que supo ser, ahora en manos de un trastornado, con ansias de convertirse en un "candidato político de fuste" del ala más dura de la derecha argentina.

No puede manejarse la realidad desde Twitter, Facebook e Instagram, pero lo hacen igualándose a los peores usuarios de redes sociales que han convertido esos lugares, en tantos casos, en una verdadera cloaca plagada de basura y mentiras, noticias falsas y, casi siempre, ningún fundamento, ninguna fuente y ninguna neurona conectada con otra.

Hay que decir que no es una característica de la oposición al gobierno nacional o provincial. Hay funcionarios y dirigentes del Frente de Todos que piensan que todo pasa por un twitter. Poco serios son, todos.  A la vez, hay que aclarar que hay dirigentes y funcionarios de Juntos por el Cambio que han dado muestras de racionalidad en momentos tan difíciles.

Pero en este caso específico, estos dirigentes de Juntos por el Cambio, son irresponsables políticos y generan violencia en la sociedad.

Sería importante la reflexión y no la escalada de violencia verbal sin sentido que infantiliza un ¿debate? que parece de Jardín de infantes y donde cualquiera puede decir cualquier cosa, si es que no fuera peligroso. Ese debate debiera ser serio, adecuado a facultades mentales no alteradas por el odio y la mentira. 

Basta recorrer la tapa de los diarios para observar la intencionalidad nefasta de quienes se dicen, todavía, periodistas, los mismos que mienten a diario con imágenes de la pandemia que sufre el planeta o sobre cualquier otro tema.

Debiera haber otras formas de expresión política, responsables, aún en la discrepancia.

Los delirios se mezclan peligrosamente ante muchas personas indefensas e incapaces de realizar análisis, si se quiere, un poco más profundos.

Emitidos, como hace ya mucho tiempo, desde "usinas" de información interesadas en obtener algún provecho en medio de una compleja situación.

Lo hicieron tras la muerte de Alberto Nisman y tras la desaparición y muerte de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel, con ridículas y nunca comprobadas teorías conspirativas.

Muchos nos hablaron de la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM), algo que nunca existió, más que en los delirios a los que nos tienen acostumbrados, desde hace años, Patricia Bullrich, Laura Alonso o Fernando Iglesias, por nombrar solo a tres personas alejadas absolutamente de la realidad y de la cordura.

Pero con este comunicado varios dirigentes cruzaron una línea. La que divide la institucionalidad de la violencia política; la verdad de la mentira. La línea que divide los disparates y desatinos, de aquellos análisis pensados para un debate racional de ideas, conceptos y fundamentos. Y divide espacios entre aquellos que creemos en el respeto y la vida, de quienes pretenden, por estas horas, irrespetuosamente, seguir "jugando" con tanta muerte, pandémica o no, y tanta violencia.

Alberto Víctor García


Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo