17 de octubre de 2019

Locales 03/10/2019

El Cura Párroco bendecirá a las mascotas este viernes

Día de San Francisco de Asís, patrono de los animales

Este viernes 4 de octubre, en el marco del Día de San Francisco de Asís, patrono de los animales y de la creación, el cura Párroco decidió que toda la comunidad lleve sus mascotas al atrio de la Iglesia para ser bendecidos. La cita es a las 18 hs. 

Por otro lado, se hará presente la dirección de Bromatología que estará realizando la campaña de vacunación antirrábica y concientización en la tenencia de mascotas, a la vez que se darán turnos para castraciones.  

Se pide a la comunidad llevar a las mascotas con correa. Y el que desee podrá llevar un litro de leche larga vida que será donado a Cáritas. 

San Francisco de Asís es una de las figuras más conocidas dentro del ámbito eclesiástico en toda la historia y, probablemente, la mejor ejemplificación de lo que significaba y significa ser algo así como un «Santo».

San Francisco (1182-1926) nació en el seno de una familia italiana de gran poder adquisitivo. Su padre era un rico comerciante de telas y Francisco, durante su etapa de juventud, acostumbraba a llevar una vida bastante despreocupada, haciendo bastante ostentación de sus riquezas materiales.

Sin embargo, pronto sus inclinaciones comenzaron a cambiar. En el año 1202 fue hecho prisionero en una de las revueltas de la ciudad y estuvo cautivo al menos un año. Se dice que ahí fue cuando comenzó a replantarse su vida, su moral y sus actos. Pero fue en 1205, durante un viaje a Apulia, donde presuntamente San Francisco escuchó una llamada que le hizo volver a Asís, pero mostrando una actitud totalmente distinta. Cada vez más, comenzó a refugiarse en la meditación y la oración, y a despegarse de toda posesión material.

Son muchas las anécdotas que dan cuenta de la conexión especial y el poder que Francisco tenía con los animales. Según cuenta la historia, todas las especies le escuchaban y obedecían sus órdenes, entre ellas las golondrinas, quienes lo seguían en bandadas y formaban una cruz por encima de donde él predicaba. Hasta un lobo salvaje que devoraba las ovejas de los pastores y atacaba a los hombres, dejó de agredir tras ser amansado por este ecologista italiano.

Con el paso del tiempo, estas anécdotas que demuestran el amor de San Francisco por la naturaleza fueron las que motivaron a la Organización Mundial de Protección Animal a instaurar el 4 de octubre (fecha en la que falleció el santo) como Día Mundial de los Animales. Asimismo, el Papa Juan Pablo II también valoró el accionar ecológico de este gran hombre italiano y, en 1980, lo proclamó Patrono de los Animales y de los Ecologistas. 

Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo