23 de mayo de 2022

Locales 14/02/2022

El doctor Mariotto intimó al Intendente

Por dichos y acciones

Saladillo, 14 de febrero de 2022

Al intendente Municipal de Saladillo Ingeniero José Luis Salomón

S|D

 De mi mayor consideración: 

Me dirijo a usted a causa de sus declaraciones, y el tono con el que las hizo, a raíz del ejercicio de un derecho que, legítimamente, me garantiza la Constitución Nacional en su art. 43, y ante la resolución de un magistrado.

Ante ello, usted salio "en caliente" a manifestar su enojo contra mi persona, con un tono impropio para la función que usted representa. Sus declaraciones no son desafortunadas. Tal consideración sería eximirlo de sus responsabilidades como la máxima autoridad ejecutiva que debe garantizar la convivencia democrática. Tal consideración podría ser comprensible en ciudadanos que no cumplen el rol que usted cumple, no en Usted. Su actitud no solo ha sido irrespetuosa hacia mi persona, sino hacia las formas de diálogo propias de la democracia y, sobre todo, hacia usted mismo y su investidura.

No obstante, creo que no es la primera vez que usted demuestra cierta intolerancia hacia quien o quienes tienen miradas que no se condicen con la suya y toma cada una de ellas como cuestiones personales.

Usted, irresponsablemente me escrachó publicamente, focalizó en mi persona el reclamo de muchos vecinos que nos manifestamos en el mismo sentido ante creer violado uno de nuestros derechos. Usted no desconoce esta situación ya que recibió la carta con la firma de todas y todos los que pensamos que, con su proyecto, se está rompiendo una parte de nuestro Patrimonio Histórico y que, además, la obra que pretende realizar no incluye a los ciudadanos de un barrio, ¿acaso con la apertura de una calle se solucionan todas las carencias que padece, desde hace años, el barrio "31 de Julio"?

Usted colocó, lo que son diferencias de pensamiento (como ciudadano de un país democrático me asiste el "derecho humano básico a disentir"), en un marco de agresividad, lo que abre las puertas, no al diálogo, sino a respuestas violentas con peligro hacia mi integridad física y psíquica. Todo ello solamente por su manera de expresarse, en forma belicosa, ante los medios de comunicación y en las redes sociales. Tal consecuencia, la de estar en situación de peligro físico, por pensar diferente podría pensarse en las épocas más oscuras de nuestra historia, no en esta instancia histórica que tanto nos costó conseguir.

Desde que fue dictada la medida cautelar, han salido Usted y parte de sus funcionarios a levantar firmas en el barrio y a buscar apoyo en las redes sociales y en los medios, elevando la indignación, el enojó y la agresión personal hacia quien solamente utilizó los medios legales para reclamar en el marco del ejercicio de su actividad profesional (le recuerdo que soy abogado y que tengo derecho a ejercer mi profesión).

Tales hechos no solo agravan la situación en la que me colocó marcándome como una suerte de "enemigo público" sino que, además ha ignorado las vías institucionales que corresponden a nuestro sistema republicano.

Tal como están las cosas, será la Justicia, en todas sus instancias, la que se expedirá al respecto. Es una cuestión de reflexión acerca de lo pertinente de nuestro pedido que deberán realizar los responsables judiciales luego de evaluar y escuchar la palabra de quienes están formados y capacitados para evaluar las razones de cada una de las partes. No se trata, como Ud. cree, de coleccionar más cantidad de "Me gusta" en el Facebook, ni de sumar más mensajes de apoyo en los medios. Ello, y esto es peligroso, estaría suponiendo, de su parte, al ignorar los mecanismos institucionales, buscar ejercer presión sobre los magistrados actuantes.

Lo que nos atañe no es una cuestión que deba plesbicitarse. No solo lo establecen las Ordenanzas vigentes, sino el mismo fondo de la cuestión, que se refiere no a un determinado momento de nuestra historia, sino a toda ella.

Demuestra tal desconocimiento de la situación su comparación del lugar en cuestión con Puerto Madero. Lo demuestran sus dichos considerando que, luego de ser llevado adelante su proyecto, los ciudadanos van a tener ganas de sacarse una selfie en el lugar.

¿No cree que reconocernos como seres históricos que compartimos el tiempo pretérito con quienes nos precedieron y construyeron nuestra Nación; y el tiempo futuro con la forma en que nuestros hijos, hijas, nietos, nietas, etc. van a dar forma a sus sueños y anhelos es mucho más profundo y sólido que el hecho volátil de sacarse una foto?

El hecho de sumergir el tejido histórico en un instante y separarlo de las marcas sobre nuestra identidad ¿no cree que prueba que falta mucho por reflexionar, junto a gente capacitada, antes de llevar adelante un proyecto que, luego de ser llevado a cabo, nos puede situar en el terreno de lo irrecuperable?

Como señalé al principio, no es más que usted el máximo responsable ejecutivo, en nuestro pueblo, de asegurar una convivencia democrática. En sentido contrario a ello, su discurso, el tono eufórico y "caliente" con el que se ha manifestado, su focalización en mí persona del reclamo de varios y varias ciudadanas no ha hecho mas que ponerme en situación de riesgo físico ya que eso es lo que ha transmitido a los que lo apoyan. Todos están "calientes" conmigo. Si bien parece demasiado burda esta expresión, es usted el que la ha usado: "si me quiero calentar, me estoy calentando ahora, como intendente", "no me van a parar". ¿No cree que esta forma de hablar, el tono con el que lo hizo, no solo son impropios del responsable del cuidado de la convivencia democrática sino que, por otra parte, sumadas al hecho de escracharme, pueden tener consecuencias graves sobre mi persona? ¿y que estas no son las propias, esperados y necesarias de nuestro Sistema democrático?

Sr. intendente, dada la gravedad hacia mi persona, y hacia la institucionalidad, originadas por su manera de actuar, lo intimo a que encauce estas diferencias en el marco en el que se deben desarrollar, lo invito a que reflexione sobre su forma intespestuosa de manifestarse públicamente, le pido que reconozca que no soy solo yo sino muchos vecinos y vecinas los que pensamos de manera similar (muchos y muchas que usted conoce y tienen conductas intachables), que no olvide y transmita al pueblo que está entre nuestros derechos el de actuar si creemos violada una de nuestras garantías. Desde que se anunció el proyecto, el día 31 de julio de 2020, a la fecha, muchos ciudadanos/as se manifestaron en contra a troves de los medios de comunicación (Ethel Mariotto, Ricardo Galliani, Marino Duarte, Carlos Antonio Gorosito, Claudio Massaccesi, Marcelo Pereyra, Andrea Mirrassou, Jorge Cura, Rubén Garaventa además de quien suscribe).

Lo intimo a que reencauce la discusión en un marco democrático y de diálogo, que suspendan usted y sus funcionarios el uso de todo medio, no institucional, para resolver este conflicto, que cese la campaña fenomenal que usted y sus funcionarios han instalado en las redes sociales, (le solicito que levante todo ese contenido a fin de evitar mayores riesgos a mi persona). De no hacerlo lo haré responsable de cualquier perjuicio hacia mi integridad física.

Y lo invito a que reflexione sobre -ya que hablamos de un sitio en el que ingresaron nuestros abuelas y abuelas inmigrantes para comenzar a ser parte de nuestra ciudad- a que, y más con los tiempos que corren, en los que hemos aprendido, a partir de muchas luchas, la necesidad de desnaturalizar y las consecuencias violentas que resultan de hacerlo sobre sus dichos acerca de su "sangre italiana" a la que debería, según usted su enojo. Tal actitud es estigmatízate para toda una una comunidad. Mi abuelo, Pedro Mariotto (una calle de nuestro pueblo lleva su nombre) era conocido por su carácter tranquilo y manso. Y él también era de ascendencia italiana. No crea, erróneamente, que es su "sangre italiana" la que lo justifica por su intespetuosidad. ¿No cree que eso sería asegurar que todo y toda italiana, por el solo hecho de nacer en Italia o descender de ese país estaría condenado o condenada aún antes de nacer, al enojo?

Queda Usted debidamente notificado.-

Alejandro Ruben MARIOTTO

DNI 22.671.015

Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo