23 de julio de 2019

Locales 09/07/2019

El ex Mini Zoo ahora es ALIWÉN, núcleo de rehabilitación y contención de fauna silvestre

Recibir a aquellos que no pueden volver a su hábitat, trasladar y liberar animales silvestres

Lo que muchas veces fue un entretenimiento para niños, fue un calvario para los animales, que solo se limitaba una mera exhibición, sacándolos de su hábitat y someterlos a un eterno sufrimiento. Los animales en cautiverio no son felices, muchos de ellos incluso enloquecen; permitir y hasta promover que una persona se divierta al ver el sufrimiento de un animal no es una práctica educativa ni mucho menos. Hoy, la transformación de los viejos zoológicos en nuevos centros para la recuperación de la fauna endémica parece ser una medida destinada a extenderse por todo el mundo. Cada vez es más notoria la ineficacia de las razones que se esgrimen para defender la existencia de estos parques, a saber: investigación y conservación de las especies, así como recreación y educación de los ciudadanos. 

Y también está pasando en lo que alguna vez se llamó el MiniZoo en nuestra ciudad.

Así lo explicaba el veterinario a cargo Javier Beruhard

"Tengo el agrado de estar desempeñándome como médico veterinario en éste espacio que atraviesa el proceso de transformación que los zoológicos modernos necesariamente deben encarar. Los zoológicos dejan de ser espacios cuya existencia se centra en la exhibición de fauna exótica para convertirse en excepcionales herramientas conservacionistas, conteniendo especies locales para trabajar respecto a la educación general, la rehabilitación y liberación de fauna silvestre, la capacitación a diferentes profesionales y trabajadores que se desempeñan laboralmente con dichos animales y la necesaria investigación dirigida a saber más de la fauna que nos rodea y a ser capaces de cuidarla. Siempre considerando el bienestar animal como pilar para el mantenimiento en cautiverio".

"Queda mucho por trabajar y por mejorar, pero vamos por el camino correcto, finalizando los trámites legales para poder recibir, trasladar y liberar animales silvestres en nuestra provincia, para darles un buen refugio permanente a aquellos ejemplares que por diversos motivos no puedan volver a su hábitat natural y aportando a la educación, en todos los niveles, para enseñar a valorar y proteger a las especies que comparten con nosotros el lugar donde habitamos".


Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo