23 de octubre de 2020

Provinciales 16/09/2020

El innovador método para asistir a pacientes con coronavirus

Los cascos de ventilación no invasiva ayudan a disminuir la necesidad de intubación

Se lo conoce como "Cascos de ventilación no invasiva", un método por el que optaron los sistemas sanitarios de muchas provincias argentinas y que traería una serie de beneficios en el marco de la lucha contra la pandemia, entre ellos la disminución del riesgo de contagios en centros de salud y la descongestión de camas en terapia.

Los cascos fueron desarrollados por una pyme nacional y ya se están utilizando en más de un centenar de sanatorios y hospitales, desde Jujuy a Tierra del Fuego. Se trata de una reciente innovación que se está implementando en el país y que evita que los pacientes sean intubados en terapia intensiva, lo que traería muchos beneficios en el marco de la pandemia.

"La empresa desarrolló un casco de ventilación no invasiva para pacientes Covid-19, el cual evita que sean intubados y tratados en terapia intensiva, si el cuadro clínico del paciente lo permite. Para este momento ya hay cascos en más de 100 hospitales y sanatorios del país, y pacientes que fueron tratados con esta técnica y han sido dados de alta", contó Fernando Fagioli, un trabajador de la empresa que desarrolló el método "elegido por muchos gobiernos provinciales como una forma rápida y eficiente de enfrentar el pico de casos de Covid".                   

 "Es un recurso muy efectivo en la salud pública por su capacidad de multiplicar la capacidad del sistema sanitario, y, sobre todo, poder hacerlo en corto plazo. Los gobiernos de Mendoza, Salta, Río Negro, Jujuy, La Rioja, Santiago del Estero y Tucumán los adquirieron para distribuirlos en sus hospitales y centros de salud", contó Fagioli, que especificó que la principal innovación del método consiste en que "la persona se mantiene despierta, no tiene que estar necesariamente acostada o en terapia intensiva, puede estar en una terapia intermedia o hasta en una sala común, despierta, lo que le posibilita comunicarse, hablar con sus familias, y evitar una de las situaciones más angustiantes, que es el no contacto con sus familiares".           

Se trata de un casco liviano, una "burbuja plástica" transparente, con un cuello de silicona, totalmente hermético, que provee al paciente un flujo de oxígeno a alta presión, y que, además de conllevar el beneficio de liberar camas dentro del sistema de salud, disminuiría el riesgo de contagio viral por aire.

"Se trata de un pyme nacional que se dedica desde hace más de 20 años a la fabricación de insumos médicos. En esta coyuntura en particular, lo que sucedió fue que uno de sus socios fue una de las primeras personas en contraer Covid en Argentina, por lo que estuvo aproximadamente unas tres semanas conectado a un respirador. Él había advertido, justo a su socio, que en Italia estaban utilizando esta tecnología y se propusieron replicarlo", precisó Fagioli.

Fuente Infoeme

Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo