25 de septiembre de 2021

Locales 14/09/2021

El permanente recuerdo de mamá y papá

Un nuevo doble aniversario

El 14 de septiembre siempre fue muy especial en la familia. Era el cumpleaños de papá y al aniversario de su casamiento con María Soledad, Ñata.

En 2019, primero mamá, en marzo y después Pica, en octubre, se fueron de nuestro lado, dejando ese espacio que hoy tratamos de completar, con recuerdos, con imágenes y algún video que nos acercan y nos trasladan atrás en el tiempo a tantos momentos compartidos. Los mejores y los peores, como sucede cuando un ser querido se nos escapa, se va. 

Entonces recordamos en este día la mesa familiar, la torta, algún asado, los hermosos tiempos compartidos, las discusiones políticas de alto voltaje con papá, que pasaron por el disenso sin acercarnos jamás a la intolerancia.

Y las tristezas de tantos años sin Luis con esas fotos, hasta sus 20 años, que nos quedaron de él. Inmenso e incomparable dolor y nunca odio.

Hoy papá cumpliría 97 años y ambos, 71 años juntos desde aquel paseo por la rambla marplatense de 1950 hasta el final de sus vidas.

Nosotros y nuestras familias, los recordamos con tanto amor como el que supieron darnos. Con el deseo de poder ser tan solidarios con el prójimo, como lo fueron ustedes, no ya con nosotros sino con tantas personas e instituciones en esta ciudad. Con la satisfacción de haberlos cuidado, juntos e inseparables, de la manera en que pudimos hacerlo en los últimos años de sus vidas.

Hoy son solo algunas palabras para reflejar la inmensa añoranza que nos ubica en esta fecha especial. Es la misma de ayer y lo será por el resto de nuestras vidas.

Los sentimos siempre cerca y podemos llevarles alguna flor al lugar donde sabemos que descansan en paz. No es el caso de Luis a quien nunca pudimos despedir físicamente y tiene su tumba en el mar, donde las flores se pierden en el horizonte pero son el contacto permanente con nuestros sentimientos más profundos.

Los amamos y amaremos a los tres. Siempre están y estarán presentes. Papá y mamá fueron esos seres especiales que pelearon muchas de las peleas más difíciles y, en algún momento, pudieron volver a sonreir.  

Como tantas veces lo hicieron en este día tan especial.

Ana María, Laura, Alberto García y Luis, hoy con ustedes y siempre presente.


Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo