22 de abril de 2024

Nacionales 07/12/2023

El tramo final de Alberto Fernández: gira por Brasil, despedida en la Rosada y discurso de balance

Cómo serán los últimos días de su gobierno

El presidente Alberto Fernández viajó este miércoles por la noche a Río de Janeiro para participar hoy de la 62° Cumbre del Mercosur. Allí la Argentina no firmará el acuerdo que el presidente de Brasil Luis Inácio Lula da Silva quería cerrar con la Unión Europea. Esa será la última actividad internacional que encabece Fernández antes de entregar el domingo el bastón y la banda presidencial a Javier Milei en el Congreso de la Nación. Horas antes de subir al avión, el mandatario hizo un brindis para despedirse de los trabajadores de Casa Rosada en el que admitió no haber podido resolver "el problema de la pobreza", aunque aseguró que se va con "la tranquilidad de haber puesto todo". Entre viernes y sábado Fernández emitirá un último mensaje, en el que hará un balance de su gestión. Aún no está definido si saldrá por cadena nacional.

La cumbre del Mercosur se realizará en el Museo del Mañana y Fernández asistirá con la secretaria de Relaciones Económicas Internacionales de Cancillería Cecilia Todesca Bocco ya que el canciller Santiago Cafiero jurará el mismo día como diputado nacional. Luego de asistir a la reunión de presidentes en Río, el mandatario regresará al país en el día. El bloque regional está integrado por la Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, y durante el encuentro se sumará a Bolivia como miembro pleno del bloque. Durante la jornada también se realizará el traspaso de la presidencia pro témpore que pasará de Brasil a Paraguay. Santiago Peña ocupará la presidencia durante el primer semestre de 2024.

El presidente de Brasil quería terminar su gestión al frente del bloque con la firma del acuerdo con la Unión Europea. Sin embargo, Lula se tendrá que ir sin esa foto porque el pacto no se sellaría, no solo por la negativa de la Argentina, sino también por la de mandatarios europeos como el presidente de Francia, Emmanuel Macron, que se mostró en contra del acuerdo. 

La firma del mismo perjudicaría al sector agroexportador y a la industria del Mercosur, beneficiando solo a algunos países de la UE. El Canciller argentino explicó que desde un comienzo que desde el gobierno plantearon la necesidad de revisar el acuerdo y que trabajaron un año para intentar equilibrarlo, pero, más allá de que dirigentes como el presidente de España Pedro Sánchez y el primer ministro de Alemania, Olaf Scholz intentaron sumar modificaciones, no se llegó a los puntos necesarios.

La futura canciller de Javier Milei, Diana Mondino, había pedido a Fernández que rubrique el acuerdo. "Agradeceríamos que Alberto Fernández, como presidente saliente, pueda concretar el acuerdo entre el Mercosur y la UE", dijo. El deseo, sin embargo, será incumplido. El presidente de Brasil no viajaría a la Argentina para la asunción de Milei, más allá de que Mondino fue personalmente a Brasilia para entregarle la invitación al evento al canciller del país vecino, Mauro Vieira. 

La despedida en Casa Rosada

En uno de los patios internos de la Casa de Gobierno el Presidente reunió a todos los trabajadores y realizó el brindis de fin de año. El último de su gestión. "Me voy con la tranquilidad de haber recompuesto el salario de los trabajadores estatales, aunque tengo un enorme pesar de no haber podido resolver el problema de la pobreza", dijo y dio las gracias a todos por acompañarlo durante "estos cuatro años que fueron muy difíciles". 

Fernández utilizó la ocasión para mandarle un mensaje a la oposición. "El que me sucede no tiene que recibir un país que al año siguiente debe pagar 19 mil millones y al otro 18 mil como el que me tocó a mi", disparó y añadió: "No tiene que recibir 10 puntos de desocupación. Recibe la tasa más baja en muchos años y 7 mil obras públicas nuevas. Va a ver que hay 140 mil familias que no tienen problemas de viviendas porque el Estado les dio casa, que hay 95 mil obras en proceso de construcción, y va a encontrar universidades en marcha y mejoradas".

Por último, agregó que abandonará la presidencia "con la tranquilidad de no haber tomado nunca una decisión en contra de los que menos tienen". Estuvieron con él la portavoz presidencial, Gabriela Cerruti --que el mismo día hizo el traspaso con el nuevo vocero --Manuel Adorni--; y los secretarios Julio Vitobello (de la presidencia) y Mercedes Marcó del Pont (Asuntos Estratégicos). 

"Me voy por la misma puerta en la que entré, con el mismo auto y a la misma casa de dónde salí", subrayó y cerró su discurso con una frase de Luis Alberto Spinetta que usó en reiteradas ocasiones: "Como dice el flaco Spinetta en Cantata de puentes amarillos: 'No me hagan decir que todo tiempo pasado es peor, mañana es mejor".

Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo