31 de enero de 2023

Nacionales 17/12/2022

"Elijo creer": rezo, cábalas y jugadores en el freezer, a qué se aferran los argentinos de cara a la final del Mundial

De las "brujas" a las visitas a la iglesia y las promesas desopilantes

A días de la final de Qatar 2022 entre Argentina y Francia, no son pocos los que se aferran a la fe en la religión, las coincidencias y la "brujería" para que Lionel Messi alce la Copa del Mundo. La historia del grupo de primas que fue a la iglesia con la camiseta de Maradona y las promesas más desopilantes.Durante el Mundial de México 1986, los jugadores de la Selección, comandados por el DT Carlos Salvador Bilardo, viajaron a todos los partidos en los mismos asientos y escuchando la misma música. Argentina había ganado y todo se tenía que repetir tal cual. Así era el "Narigón". Llegó a amenazar con que no se presentaría a jugar si no iban los mismos escoltas policiales en todos los partidos adelante del micro. Y, a su manera, y gracias a la zurda de Maradona, por supuesto, lo logró. Argentina salió campeón del mundo. Ahora, las cábalas se repiten y multiplican. Entonces, ¿cómo no creer?

Durante el Mundial de Qatar 2022 la frase más escuchada y transitada en las redes sociales fue "elijo creer". ¿Creer qué? Creer. A secas. Creer que los planetas están alineados y que este es el mundial de Lionel Messi y su equipo. ¿Por qué? Los motivos sobran. O eso "elegimos creer". Si no hay, se buscan. Y por si no alcanza con las coincidencias entre el 2022 con 1986 o 1978, esta vez se suman la brujería y las promesas.

Tanto contra Alemania en 1986 como contra Países Bajos en 1978, los arqueros usaron una remera amarilla. ¿Qué remera va a usar el francés Lloris? Y sí, la amarilla. ¿Cómo no emocionarse? En esas mismas dos finales, Argentina jugó con la celeste y blanca. ¿Con qué va a jugar el domingo? Con la celeste y blanca. Como estas casualidades, miles circulan desde la previa del Mundial de Qatar y en los últimos días cobraron una vigencia inusitada.

Como si fuera poco, es el primer mundial después de la muerte de Maradona. Esto, para muchos, también es otro símbolo a tener en cuenta. Ya sea desde cómo le pudo haber impactado a nivel emocional a Messi, sucesor en el trono de la genialidad del fútbol, hasta por la idea de que el astro ahora acompaña a la Selección, pero desde otro lugar. Tal como dice la emblemática canción que suena en las plateas de Doha: "Y al Diego / desde el cielo lo podemos ver / con Don Diego y con la Tota / alentándolo a Lionel".

Por si la numerología y la colorología fallan (divisiones, números y atuendos), está también el boom de la brujería. Se hicieron virales decenas de personas que compartieron en sus redes sociales cómo fueron congelando a lo largo de los partidos a los jugadores más importantes de los equipos a los que fue enfrentando la Argentina. Para muchos y muchas, esta puede ser la explicación del mal partido de Modri? o la causa por la que al neerlandés Gakpo se le cerró el arco custodiado por el "Dibu" Martínez.

Sin embargo, para el partido con Francia hay una complicación y se deberán buscar alternativas. Desde los grupos de "brujas" en las redes sociales hicieron una potente advertencia: "Recuerden NO congelar a los jugadores de Francia porque están metidos en magia negra y puede ser peligroso". Obvio, se puede operar con la energía contraria: "Pueden agarrar un papel y escribir el nombre completo del jugador de la selección a quien quieran proteger, después ponerle tres puñados de sal gruesa y agua".

Otros y otras prefieren ir por el camino institucional. Por eso, en las horas previas y posteriores a los partidos contra Países Bajos y Croacia, por los cuartos y la semifinal, las iglesias tuvieron algunas visitas más que las que eran habituales. Tal es el caso de Valentina, que fue con sus tres primas y su tía, que no están bautizadas y son "medio herejes", a pedir una victoria de La Scaloneta.

"El gol del último minuto contra Países Bajos me hizo pelota. Este mundial es todo y a Messi lo amamos. Ahí mi mamá dijo que había que prometer algo. Que había que ir a la iglesia. Terminó el alargue y nos mira para ir a la iglesia. Vamos a los penales y faltaba el de Lautaro Martínez. Mi mamá, desesperada, pide prometer que vamos a ir a misa y bueno, el Toro mete el gol y fuimos a misa", relata Valentina a Página/12.

También está el otro tipo de promesas. Las promesas de la calle, con amigos, en pleno festejo. O, en esta historia de amor efímero, se podría decir parafraseando a Charly García, promesas sobre el semáforo. En un sentido literal. Es que tras el pase a la final, se hizo viral una foto de dos chicos jóvenes besándose apasionadamente colgados de un semáforo. Tras la repercusión, prometieron volver a encontrarse en el mismo lugar este domingo, si todo sale como los astros mandan.

Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo