25 de septiembre de 2021

Locales 14/09/2021

Empezó la carrera y Amaro largó primero

Opinión

La lista que el domingo encabezó Amaro Sarlo obtuvo alrededor del 40% de los votos. Eso significa que retuvo casi el mismo porcentaje que en las PASO de 2019, cuando él fue candidato a Intendente (y yo tuve el honor de acompañarlo como candidato a concejal). 

Pero aquella vez fue una cosa y esta fue otra. Porque una cosa es avanzar con viento de cola y otra es hacerlo con un tornado de frente. 

La de hace dos años fue una de las mejores elecciones de la historia del Peronismo de Saladillo. Pero se dio en un contexto absolutamente favorable para nuestra fuerza política: después de cuatro años de desastre Macrista, el Frente de Todos apareció como una bocanada de aire fresco, se logró la unidad a nivel nacional y el Peronismo arrasó en casi todo el país. 

En ese contexto, Amaro alcanzó casi el 44% de los votos en las elecciones generales y empardó con el radicalismo la cantidad de concejales electos: cuatro por lado.

La figura de Amaro fue clave. Sin dudas. Pero algunos relativizaron el resultado justificando sus buenos números basados en la excelente performance que el Frente de Todos había tenido en casi todo el país (a pesar que, en Saladillo, la lista local había sacado más votos que la lista provincial y nacional). 

Pero la elección del último domingo ya no puede relativizarse. Al contrario: debe exaltarse. Porque el contexto dió un giro de 180 grados: atravesado por una pandemia ruinosa, el Frente de Todos sufrió -sufrimos- un durísimo revés electoral a escala nacional, provincial y seccional. El mapa, que hace dos años se había pintado de azul, ahora se volvió a pintar de amarillo. Sin embargo -y a pesar de que hace 45 años que el Peronismo no gobierna en Saladillo- la lista de Amaro se mantuvo casi en el mismo umbral, repitió la elección anterior y sacó, respectivamente, 10 y 14 puntos porcentuales más que lo que lo que sacaron los candidatos a senadores provinciales y diputados nacionales en nuestra sección electoral. 

A su vez, la elección que se hizo en Saladillo fue, junto a la de Tapalqué -donde el Peronismo gobierna ininterrumpidamente hace tiempo- la mejor del Frente de Todos en la Séptima Sección y una de las mejores del interior de la provincia. 

Pero como si todo eso fuera poco, nuestra lista fue la más votada de Saladillo. Y eso no es una cuestión de interpretaciones. Es una cuestión objetiva. Escrutadas el 97,9% de las mesas, la lista que encabezó Amaro Sarlo obtuvo 6.805 votos y la lista que encabezó Cecilia Bustamante consiguió 6.281 sufragios. 

Lo dicho significa, entre otras cosas, que la lista de Amaro sacó más votos que la de Salomón. Le guste a quien le guste. Ya que, si bien el Frente "Juntos" fue a las primarias con dos boletas, es innegable que sólo una de ellas fue apadrinada por el jefe comunal. Bustamante fue quien encabezó la lista del oficialismo, pero quien se cargó la campaña al hombro buscando plebiscitar su gestión fue el Intendente. Y repito: la lista de Amaro le ganó.  

En noviembre se correrá el tramo final  de esta carrera. El resultado está abierto. Y nosotros sólo estamos seguros de algo: vamos a darlo todo para ganarla.

Carlos Pérez Cavalli 

Concejal del Frente de Todos


Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo