17 de mayo de 2021

Locales 01/05/2021

En el día del trabajo, un saludo fraternal

A todos los trabajadores|as

"Desde lo más profundo del corazón un fraternal saludo a todos los trabajadores/a que con la suma de sus pequeños esfuerzos mueven al mundo y muy particularmente a los trabajadores esenciales que se brindan íntegramente en estos tiempos difíciles que estamos viviendo", dijo Carlos Antonio Gorosito.

"El mundo no se mueve únicamente por los poderosos empellones de los héroes, sino también por la suma de los pequeños empujones de cada trabajador honesto". Esta  frase es atribuida a Helen Keller y la he citado en innumerables oportunidades. Es que el mundo ha funcionado y sigue funcionando  por el esfuerzo de los trabajadores desde el más brillante intelectual o investigador que con su descubrimiento aporta al avance de la humanidad hasta quién realiza el más esforzado de los trabajos también con la misma finalidad. Son variadas y diversas las tareas que intelectual o  físicamente realiza el ser humano. A eso le llamamos trabajo. Los seres humanos somos interdependientes, nos necesitamos el uno al otro para nuestra supervivencia. Nadie es  autosuficiente. La solidaridad y la cooperación debieron siempre haber sido criterios predominantes. Pero el hombre se volvió el lobo del hombre y hubo y hay seres humanos que intentan explotar a otros seres humanos. Como que prevaleciera el concepto de que hay unos seres humanos más iguales que otros". Pero el hombre no nació para ser esclavo de su semejante. Nació para ser libre y digno. Por eso se rebeló contra la explotación de otro de sus pares. Como todos nacemos iguales en dignidad y en derechos, el hombre y la mujer lucharon para no ser explotados. El hombre ha sido definido como "homo sapiens", el que piensa, pero también como "homo faber" ,el que hace o fabrica, ahí está la conjunción, la síntesis. El ser humano es trabajador por definición pero no quiso y no quiere que nadie lo explote. En consecuencia en  el curso de la historia los trabajadores han logrado muchas conquistas sociales y laborales pero eso fue como corolario de sus intensas luchas. Hace más de un siglo en Chicago (EEUU) los trabajadores se movilizaron  bajo esta consigna: "Ocho horas para el trabajo, ocho para el sueño y ocho para la casa". Muchos de los que encabezaron las movilizaciones fueron ejecutados. La historia los conoce como los mártires de Chicago habían  empezado las huelgas el 1 de mayo de 1886. Se trabajaba por entonces más de 16 horas diarias y bajo condiciones indignas.  Celebramos el día del trabajador el 1 de mayo de cada año en reconocimiento a las luchas de aquellos y muchos otros pioneros. La mayoría de los países del mundo tienen al  1 de mayo como la fecha para celebrar el Día del Trabajo. Ellos, los mártires de Chicago, y muchos otros mártires en la historia Universal honraron el nombre del "trabajador" porque todos los logros de los trabajadores en la historia del mundo no han sido una concesión "graciosa" de los empleadores, sino el fruto de las luchas de los hombres y mujeres del mundo del trabajo. El trabajo tiene un valor extraordinario en la vida del ser humano: le permite realizarse dignamente. Es la posibilidad de comer, de acceder a la vivienda, a la salud, a la educación y la cultura, acceder a todos los bienes de confort que el mismo hombre va generando con su trabajo, al esparcimiento. En definitiva el trabajo hace digno al ser humano. El que tiene trabajo se encuentra entre los favorecidos de la tierra. Por eso  sostengo que los que pierden el trabajo o no  tienen trabajo viven en un estado de angustia y hasta de desesperación. También lo que están ante la posibilidad de perder su trabajo entran en ese estado de angustia y desesperación que les produce la incertidumbre de saber si podrán conservar o no el trabajo. Es que el trabajo es el instrumento que genera la posibilidad de vivir dignamente y realizarnos como seres humanos. Los trabajadores seguirán luchando hoy y mañana por nuevos derechos, por nuevas   conquistas y para que el trabajo le permita vivir y realizarse en dignidad. La Pandemia  del coronavirus no solamente ha  matado a millones de seres  humanos, sino que ha lastimado la economía y con ello también  matado a millones de puestos de trabajo. Al conmemorarse hoy el Día Universal del Trabajo las dirigencias políticas, empresariales y obreras del mundo y de nuestro país tendrán que analizar  rápidamente el nuevo escenario y encontrar nuevas alternativas para no enfrentar un futuro sin empleo y sin vidas humanas. Debemos salvar al mundo del COVID y al  mismo tiempo garantizar la posibilidad de  trabajo para todos porque hace a la dignidad del hombre libre. En este 1 de mayo de 2021 saludo fraternalmente a todos los   trabajadores y, muy especialmente, a los trabajadores esenciales que nos ayudan a combatir y nos protegen del coronavirus, que  procuran que vivamos bien y con salud. ¡A todos los trabajadores que con la suma de sus pequeños empujones mueven al mundo, un fraternal saludo!." 

Carlos Antonio Gorosito, ex intendente Municipal (1991-2015). Saladillo 1 de mayo de 2021.


Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo