20 de mayo de 2022

Provinciales 06/05/2022

Escándalo: detuvieron a un comisario por "pedir rescate" por dos jóvenes a los que había detenido con dos porros

En Ramos Mejía

Según las víctimas, la primera exigencia fue de 20.000 dólares y después "negociaron" por 100.000 pesos; el hecho ocurrió en la seccional de Lomas del Millón, en Ramos Mejía, y el sospechoso será indagado por los delitos de exacciones ilegales y secuestro extorsivo

Cinco días después de que se conociera el insólito caso de policías que habrían cobrado una coima por medio de Mercado Pago, un nuevo escándalo vuelve a estallar en la fuerza de seguridad bonaerense: un comisario fue detenido acusado de haber intentado "cobrar un rescate" por dos jóvenes a los que había detenido con dos cigarrillos de marihuana. La primera exigencia del jefe policial habría sido de 20.000 dólares y después habría bajado sus pretensiones hasta llegar a los 100.000 pesos.

Así lo informaron a LA NACION calificadas fuentes judiciales. El hecho, a cargo del fiscal federal de Morón Sebastián Basso, habría ocurrido en la comisaría de Lomas del Millón, en La Matanza, donde estuvieron "cautivas" las víctimas.

En las próximas horas, el sospechoso será indagado por los delitos de exacciones ilegales, que prevé una pena de hasta seis años para "el funcionario público que, abusando de su cargo, solicitare, exigiere o hiciere pagar o entregar indebidamente, por sí o por interpuesta persona, una contribución, un derecho o una dádiva", y secuestro extorsivo.

La investigación comenzó después de que un joven se presentara en una comisaría de Ramos Mejía para denunciar que dos amigos habían sido secuestrados y que por mensajes de Whatsapp les pedían a él y a otros amigos que hicieran una "vaquita" para juntar el dinero.

Tras la denuncia, el fiscal Basso que comenzó a investigar el hecho con el protocolo de casos de secuestros extorsivos y le dio intervención a detectives de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de La Matanza.

Cerca de las 22, los dos jóvenes fueron liberados y personal de la DDI de La Matanza se contactó con ellos. A partir de la declaración y de las descripciones de las víctimas, se advirtió que no habían sido capturados por "delincuentes vestidos de policías", sino que habían estado cautivos en una comisaría de la policía bonaerense.

"Por la descripción que hicieron las víctimas, la persona que les exigía el dinero era el comisario. No se habría hecho el pago", sostuvo un investigador del caso.

Entonces, el fiscal Basso pidió el allanamiento de la seccional policial y la detención del comisario. En el operativo en la comisaría se secuestraron "libros" que serían clave para determinar si algún otro oficial participó del plan criminal.

"Los teléfonos de las víctimas, con los que se había comunicado con sus amigos para que juntaran el dinero exigido, desaparecieron", sostuvo un investigador del caso.

En la causa interviene el juez federal Elpidio Portocarrero Tezanos Pinto y también la Auditoria General de Asuntos Internos (AGAI) del Ministerio de Seguridad bonaerense.

Gabriel Di Nicola

LA NACION


Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo