13 de noviembre de 2018

Opinión 17/04/2018

Fanazul, la hipocresía y el manoseo al Obispo

Crisis

Fanazul sigue girando sobre una crisis que se profundiza. 

Los trabajadores decidieron bloquear los accesos a la planta para evitar que continúe su desguace. Parte del mismo ya se ha ejecutado aunque su presencia hizo que, momentáneamente, se frenara. Un equipo de la planta de Fabricaciones Militares de Villa María, Córdoba estaba en esa tarea. Un camión cargado con distintos elementos de la fábrica tuvo que salir por el Arsenal Naval Azopardo pero cuando retomó la ruta 80 su chofer se encontró nuevamente con el bloqueo y luego de momentos de tensión, y la presencia de la policía, tuvo que irse hasta Pablo Acosta y tomar caminos de tierra. 

La intención de los trabajadores es resistir y evitar que se termine vaciando la planta. Pero, ¿hasta cuándo? 

Hubo otro dato sumamente desalentador y muestra la hipocresía del Gobierno Nacional: el obispo Hugo Manuel Salaberry tuvo que informarles que la reunión que habían tenido con la vicepresidenta Gabriela Michetti no había dado resultados y que debían dirigirse al interventor de Fabricaciones Militares, Luis Riva. 

Era volver a tropezar con el malo de la película. 

Quedan dando vueltas algunas cuestiones: una es la falta de incidencia que tiene Michetti en la administración macrista, algo ya conocido y, como secuela, el manoseo hacia Salaberry y los propios trabajadores. Está claro que el gobierno tiene decidido cerrar Fanazul y su estrategia es el desgaste. 

Ahora, el jefe de Gabinete de la Municipalidad Alejandro Vieyra informó que la semana que comienza el ministro de Trabajo de la provincia vendrá a Azul a entregar un subsidio a los empleados. No se sabe el monto y cómo será distribuido.

Por Carlos Comparatto
El Tiempo de Azul

Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo