3 de julio de 2022

Locales 01/01/2022

¡Feliz 2022!

De Carlos Gorosito

Convecinas, convecinos, amigos y amigas,¡Feliz 2022!

"Vale la pena vivir, vale la pena luchar por la vida. El hombre debe ser feliz y vivir en un mundo justo y en paz. Luchemos por un mundo mejor. Brindemos por la vida los 365 días del año", expresó Carlos Antonio Gorosito.

"Al mundo le falta un tornillo / Que venga un mecánico / Pa' ver si lo puede arreglar.  Esa frase pertenece a la letra del tango 'Al mundo le falta un tornillo', es un tango argentino-uruguayo compuesto por José María Aguilar Porrás con letra de Enrique Cadícamo en 1932. Evidentemente al mundo algo le falta. Los seres humanos no nos tratamos bien entre nosotros. Existen guerras, hay injusticias en todos los países del mundo, se violan los derechos humanos, la pobreza degrada la condición humana, dañamos la naturaleza con graves consecuencias para el planeta y a las enfermedades existentes se le sumó el COVID que aún no hemos podido derrotar. Hemos comenzado un nuevo año calendario, el 2022, y en todos los rincones del mundo hemos hecho un alto en nuestras jornadas habituales para desearnos mutuamente prosperidad y felicidad para el año que hemos iniciado. Lo hemos hecho los seres humanos de todas las razas, de todos los credos religiosos, de todas las ideologías políticas, y de todas las condiciones económicas y sociales. Ciertamente que en el mundo hay muchas calamidades. Las que he nombrado y muchas más. Bertold Bretch ha dicho: 'Quien lucha, puede perder; quien no lucha, ya ha perdido'. Hemos iniciado un nuevo año y no podemos permitirnos abandonar la carrera en la búsqueda de un mundo mejor. En nosotros mismos, en la  humanidad, está el poder  superar las dificultades. Lograr un mundo mejor es nuestra decisión. Si muchas decisiones individuales por la justicia, el amor fraterno y la paz se suman, se transformarán en una decisión colectiva  indetenible. Sin duda que llegar al objetivo ideal no será tarea fácil, pero es posible, luchando por lo que parece imposible se llega a lo posible. Se necesitan decisión y acción. Los deseos mutuos de Prosperidad   y Felicidad que nos hemos deseado al brindar, las tarjetas que nos hemos enviado antes, lo que hemos escrito y publicado en las redes sociales que se multipliquen por miles, por millones, por miles de millones en todo el mundo. Siempre he sostenido que el destino del hombre es ser feliz, y vivir en un mundo  Justo y en paz. Eso nos lleva a afirmar que vale la pena luchar por la vida, por la justicia, por la paz, por un mundo mejor.  Porque esa lucha conlleva nuestra propia felicidad y las de nuestros semejantes, la del prójimo, es  decir la del próximo a  nosotros. Gabriel García Márquez escribió sabiamente que 'No hay medicina que cure lo que no cura la felicidad'. Este  año que ha comenzado es una oportunidad que renace. Una oportunidad a la esperanza, al desafío de hacer realidad nuestros sueños, al entusiasmo de seguir dando batalla por la vida. Debemos seguir soñando y luchando para que nuestros sueños se conviertan en realidad. Nuestros sueños deben ser tan, pero tan grandes para que no los perdamos de vista mientras intentamos alcanzarlos'. Seamos sabios: soñemos lo imposible, porque solo así haremos realidad nuestros sueños. Siempre he pensado que el mundo es de los optimistas, el optimismo se contagia, pero también se contagia el pesimismo, por ello es preferible ser optimista. El mundo, como dice nuestro tango rioplatense no necesita un mecánico que lo venga a arreglar, necesita que los seres humanos cambiemos de actitud para bien. Siempre habrá quienes no quieran  poner en práctica los valores universales de justicia, paz y amor fraterno, pero debemos intentar con  nuestras actitudes individuales que podemos lograr un mundo mejor. Se podrá decir que las palabras precedentes son puras teorizaciones. Pero  en las cosas más sencillas podemos poner en práctica el arte de vivir como hermanos, porque todos tenemos en la familia  alguien a quién podamos ayudar, sino lo tenemos en la familia lo tendremos en la cuadra de nuestra casa, sino lo tendremos en la manzana de nuestra casa o lo tendremos en la comunidad, tendremos también muchas instituciones a los que podamos ayudar. Tenemos infinitas oportunidades de hacer el bien y ayudar a  cambiar el mundo. Sencillamente todos los días nos podemos levantar pensando en realizar una buena acción para con el prójimo, para con alguna institución de bien público. Si No lo logramos hacer diariamente, hagámoslo semanalmente, mensualmente y en última instancia anualmente. Solo si cambiamos nosotros podrá cambiar el mundo. Quién está escribiendo quizás tenga más defectos que virtudes. Durante el 2022 intentaré hacer en mi ciudad algunas de las cosas de las que he mencionado. Ese luchador incansable por la paz, la justicia y la igualdad como lo fue Martin Luther King Jr., dijo: 'Hemos aprendido a volar como los pájaros, a nadar como los peces; pero no hemos aprendido el sencillo arte de vivir como hermanos". El  desafío de ayer, de hoy, de mañana y de siempre es aprender a vivir como hermanos.  John Lennon decía: "cuenta tu vida por las sonrisas vividas, no por tus lágrimas". Ningún ser humano sabe cuánto tiempo permanecerá en este mundo. Por eso debemos contar nuestras vidas por las sonrisas vividas y no por las lágrimas. Por ello en el inicio del nuevo año brindemos todos por la felicidad, por un mundo mejor, por la vida".

Carlos Antonio Gorosito, Ex intendente Municipal 1991-2015 

Saladillo 1 de enero de 2022


Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo