23 de enero de 2022

Locales 29/05/2021

¡Feliz día maestras jardineras!

De Carlos Antonio Gorosito

"Ser maestra jardinera es ejercer un oficio de esperanza, de amor a la vida, también es un arte, una profesión y una vocación. Ellas son las primeras madres del aula, sin ellas no hay educación y sin educación no hay  futuro ni patria; con ellas hay futuro y hay patria", expresó Carlos Antonio Gorosito.

"El 28 de mayo de 1950 murió en La Rioja, de donde era oriunda, Rosario Vera Peñaloza, que había realizado una labor extraordinaria   en favor de la educación común. Fue pionera de la educación inicial en nuestro país, el perfeccionamiento docente estuvo entre sus preocupaciones centrales. 'Tu oficio, qué  lindo oficio, magia del pueblo en las aulas. Milagro de alfarería, sonrisa de la mañana.' La pluma de Félix Luna y la música del Ariel Ramírez la hicieron canción para que, entre otros y otras, la voz de Mercedes Sosa la popularizara, es  uno de los tantos homenajes que ha recogido esta Gran Maestra de la Patria. Comprendió como nadie la importancia que tiene la educación inicial en la formación del ser humano y a ello dedicó su vida. Hay una viñeta del psicopedagogo y dibujante italiano Francesco Tonucci (FRATO) que le hace decir a un niño a otro: 'Yo creo que podríamos aprender sin odiar lo que estudiamos'. Tonucci también dice: 'Todos los aprendizajes más  importantes de la vida se hacen jugando'. Rosario Vera Peñaloza se adelantó a Tonucci al alentar a aprender queriendo lo que se aprende y desde los primeros años de vida. Fundó el primer Jardín de Infantes de nuestra Patria. En su homenaje se ha tomado  como 'Día Nacional de los Jardines de Infantes' y 'Día de la Maestra Jardinera' en Argentina el día de su fallecimiento que hoy recordamos. Con frecuencia solemos definir al maestro como nuestra segunda Madre, por lo tanto podemos definir a la maestra Jardinera como la Primera Madre del Aula, ellas son las que reciben por primera vez a nuestros hijos en un aula y le empiezan a ofrecer las primeras herramientas para el mundo complejo que enfrentarán más adelante. Ser maestra jardinera es un oficio de esperanza, de amor a la vida, es un arte, una profesión y una vocación. De esperanza: porque todos estamos convencidos que inculcan los primeros valores para construir un mundo mejor. De amor: porque estamos igualmente convencidos de que su misión es enseñarnos a vivir juntos a querernos los unos a los otros como hermanos. De arte: porque cada niño que pasa por sus manos es un ser único, especial y necesita que la maestra jardinera tenga sensibilidad, flexibilidad y originalidad. Es una profesión porque se ha preparado para adquirir las habilidades y conocimientos necesarios para llevar adelante tan magnífica tarea, y es vocación porque en su trabajo ponen toda la ilusión, fe, fuerza y amor para lograr que los niños sean felices, ponen lo que tienen y lo que no tienen para ello porque ellas saben cómo El Principito que 'lo esencial es invisible a los ojos'. Las jardineras siempre encuentran los recursos para cubrir las necesidades del establecimiento, cuando no llegan del Estado o de dónde tienen que llegar. Ahí están ellas con el ingenio demostrando que hacen el trabajo por vocación y no solo por la remuneración. Esas son las maestras jardineras de nuestros días. Para esta fecha siempre reitero los mismos conceptos, las mismas definiciones con relación a los Maestros Jardineros y al reiterarme en los conceptos y en las definiciones no solo le rindo tributo a Rosario Vera Peñaloza, sino a todas las Maestras Jardineras de mi ciudad, de mi provincia y del país. Ellas son las primeras madres del aula, y si hay educación hay futuro, hay patria. ¡Feliz día! Queridas maestras jardineras" 

Carlos Antonio Gorosito, ex intendente Municipal (1991-2015) 

Saladillo, 28 de mayo de 2021


Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo