12 de noviembre de 2019

Locales 13/10/2019

Gorosito: "Lo que afirma Salomón es de falsedad absoluta"

Otra vez el ex Intendente

"La Tercera etapa de desagües pluviales (Barrio la 31) recientemente inaugurada fue financiada en dos tercios por la anterior administración provincial y el último tramo por el actual gobierno nacional", expresó nuevamente el ex intendente Carlos Gorosito.

"El domingo 14 de julio el Intendente Municipal ingeniero José Luis Salomón dejó inauguradas en el Barrio "31 de Julio" varias obras de infraestructura tales como el "Núcleo de Innovación y Desarrollo de Oportunidades" (NIDO), Cordón cuneta de muchas calles del barrio, alcantarillas, señalización vial, agua potable, bocas de tormenta y la Tercera Etapa de Desagües Pluviales (denominada en la invitación que cursó a los vecinos como conducto pluvial). 

El 30 de septiembre visitó por tercera vez nuestra ciudad el Presidente de la Nación el ingeniero Mauricio Macri y el Intendente volvió a inaugurar obras y la obra de Desagües  Pluviales. Con relación a la Tercera Etapa de Desagües Pluviales como ocurrió en la primera inauguración volvió a omitir mencionar que no es una obra que le corresponda en su totalidad al actual gobierno comunal y nacional. Ambos gobiernos, el local y el nacional le pusieron la frutilla al postre, dado que la obra comenzó a ejecutarse durante mi gestión el 10 de agosto de 2011 en avenidas Frocham y Ledesma y al concluir mi sexto mandato la misma se estaba ejecutando en la zona de la Escuela 26 y venía siendo financiada por el anterior gobierno de la provincia de Buenos Aires, gobernador Daniel Scioli y ministra de Obras Públicas, la arquitecta Cristina Álvarez Rodríguez. Estábamos por el segundo tramo que llegaba hasta las vías del Ferrocarril y se seguiría financiando hasta su conclusión en pleno Barrio 31 de Julio (último tramo) a través de la Provincia que la iba licitando por etapas. El 13 de septiembre de 2016 el intendente Salomón informó en conferencia de prensa que había firmado un Convenio con el Secretario de Vivienda y Hábitat de la Nación Domingo Amaya para la realización de una serie de obras infraestructura para el Barrio 31 de Julio y en la misma, por lo que ocurrió posteriormente, incluyó el financiamiento del último tramo de la Tercera Etapa de Desagües Pluviales. Es decir que el último tramo de la  obra de Desagües Pluviales desde las vías del Ferrocarril hasta pleno Barrio 31 de Julio sería y fue financiado por el actual Gobierno Nacional. Posteriormente, el 3 de marzo de 2017 licitó ese último tramo  y lo presentó como si hubiese sido la totalidad de la obra y creo, a esta altura de los acontecimientos, con el objetivo de presentar ante la Sociedad  saladillense y particularmente ante los habitantes del barrio que la obra de desagües la había iniciado y concluido su gestión. El gobierno comunal repitió tantas veces que había logrado la totalidad de las obra de  desagües pluviales, que son muchos los que creen que es efectivamente así. Pero lo cierto es que al actual gobierno local y nacional con relación a la Tercera Etapa de Desagües Pluviales le corresponde solamente su último tramo, no menos importante que el inicio y  el desarrollo en sus dos terceras partes licitadas y ejecutadas durante mi gestión. Cualquier interesado puede certificar lo que digo solamente con recurrir a los archivos periodísticos porque toda vez que se licitaron  los tramos anteriores fueron publicados por la prensa local y fueron observando los avances de la obra. Hay una obstinación en negar lo que se hizo antes al igual que lo que ocurrió con la Escuela Secundaria 6 "Vito Dumas" ejecutadas por fondos del anterior gobierno nacional y durante mi gestión en un acuerdo donde el Estado Municipal que yo conducía, construía como construyó el nuevo estadio del Club Unión Apeadero y se cedía el terreno de la cancha para la construcción de la nueva escuela. Y cuando se inauguró la obra las actuales autoridades se atribuyeron en las placas y los discursos la totalidad de las obras que además fueron ejecutadas en su totalidad, salvo detalles menores en las anteriores gestiones. La nacional con la presidenta Cristina Fernández y el ministro de Educación Alberto Sileoni. Y la municipal de Carlos Gorosito. Son algunas muestras de negar sistemáticamente lo que se ha realizado antes.  Volviendo al Barrio 31 de Julio, el intendente actual dice que el 10 de diciembre de 2015 cuando asumió se puso "al hombro esa mochila trascendente, para recuperar la dignidad de este barrio...". Reitero que quiere instalar que la historia y la realización de la obra de desagüe empezaron el 10 de diciembre de 2015 y como queda demostrado no es así. Lo que afirma es de falsedad absoluta. Habló de recuperar la dignidad del barrio, el barrio siempre fue dignificado por los gobiernos locales de la Unión Cívica Radical. En 1983 yo fui candidato a concejal y recorrimos todos los barrios y entre ellos el 31 de Julio. Uno de los reclamos era el agua potable y, luego, durante la gestión de Francisco Ferro se llevó agua potable al barrio. Cuando a partir de 1991 asumí como Intendente Municipal se construyó el CAPS (Centro de Atención Primaria de la Salud) "Intendente Ariel Delía", el Jardín Maternal "Santa Ana", se pavimentó la avenida Moreno desde la Ruta 205 hasta la avenida Juan Carlos Dellatorre: Más no se podía hacer por falta de desagües. Se construyó el Parque Francisco Emparanza en el predio de las Aguas Corrientes, se construyó el Parque Infantil "Los Pibes"; se ejecutó un Plan de Viviendas  para Empleados Municipales en total 6 casas; se iluminó todo el cuadrante comprendido  entre la avenida Cabral, avenida Cicaré, Ruta 205 y  avenida Juan Carlos Dellatorre con lámparas de sodio que era la innovación de aquel momento y remplazaban al mercurio, hoy remplazadas por lámparas de led; se trasladó  la Dirección de Obras Sanitarias al predio de las Aguas Corrientes, se hicieron obras de ampliación de gas natural con la participación de los vecinos, se colaboró con obras de infraestructura en el Centro de Formación Rural Masculino y en la Sociedad Rural que están pleno barrio, se creó y puso en funcionamiento el CAI (Centro de Atención Integral). No fue un barrio abandonado por la administración radical que yo encabezaba, ni por la anterior, no  había ninguna dignidad que recuperar. Había que concluir una obra que ya estaba empezada y en estado avanzado. Quizás, para ser benigno en la interpretación se puede comprender el olvido del Intendente por la emoción que tenía al estar al lado del  Presidente Macri. En mis gestiones se hizo  todo lo que nos permitieron hacer los momentos económicos y las circunstancias políticas por la que atravesé. Siempre gobierno nacional y provincial de distintos signo políticos (salvo el breve interregno de la Alianza). Hoy el barrio puede contar con la obra de desagües, he relatado en otras oportunidades cómo se gestó la misma y todo el esfuerzo que llevó concretar. Esta obra permite un rápido escurrimiento de las aguas en tiempos de lluvias intensas. Siempre habrá que hacer la salvedad de que ante eventos extraordinarios de la naturaleza no habrá obra que pueda resistir el impacto inmediato. En mis discursos ante el Concejo Deliberante decía que luego de terminada la Tercera Etapa de Desagües iríamos por la Cuarta Etapa que tiene epicentro en el Barrio Esperanza y una muy amplia zona de influenciaría que yo englobaría entre la Ruta 51, Ruta 205, avenida Saavedra y avenida Ledesma. Obras de estas características no se pueden financiar con recursos del Municipio, ni siquiera el municipio puede hacer el proyecto por falta de capacidad técnica. Según tengo entendido la actual administración ha solicitado el proyecto de obra a la Provincia. Es  aspiración de todos que la obra con el apoyo de la Provincia y la Nación se  pueda ejecutar en el periodo de gobierno 2019-2023 o 2023-2027, el tiempo será testigo de los logros que todos esperamos. A quienes gobiernen Saladillo en esos periodos le tocará el gran desafío de  realizar la nueva obra. A mí me tocó gestionar y realizar la tercera etapa de Desagües Pluviales con las ayuda de los respectivos gobiernos provinciales y particularmente el del 2007 al 2015 en  casi su totalidad (dos tercios de la obra); al actual Gobierno Comunal, con la ayuda del actual Gobierno Nacional terminar el último tramo e inaugurarla. Las obras no surgen por generación espontánea y, como en este caso, requirieren de innumerables gestiones que pudimos todos hacer con éxito, cada uno en su  tiempo. Debo reiterarme y concluir diciendo que la Tercera Etapa de Desagües Pluviales fue financiada en sus dos terceras partes por la anterior gestión provincial y el último tramo por el actual gobierno nacional. 

Carlos Antonio Gorosito, ex intendente Municipal (1991-2015). 

Saladillo, 11 de octubre de 2019.


Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo