7 de abril de 2020

Locales 20/03/2020

Graciela Gallardo, todos y todas

Ejemplos sin cuarentena

En medio de tanta especulación y tanto negocio personal por sobre las necesidades y urgencias de una comunidad conmocionada, surgen ejemplos para valorar y hacer notar. Se puede colocar en esa lista a Graciela Gallardo, vecina de nuestra ciudad, madre, trabajadora y, ahora, fabricante de barbijos sin especulación alguna. "Estoy fabricando barbijos. Ya que se aprovechan de la gente, yo los regalo", expresa Graciela en las redes.

En ella se pueden subsumir grupos de personas que hoy son indispensables para ganar en tranquilidad y no sólo para aplaudir. Colaborar con los trabajadores de la salud, por ejemplo y agradecerles.

Pero ayudarles a hacer su carga menos pesada, brindarles mayor tranquilidad y elementos básicos que les permitan atender a nuestra población. Médicos, médicas, enfermeros y enfermeras, choferes de ambulancias, cocineros y cocineras, trabajadores de administración y todos los vinculados, estuvieron, están y estarán en mayor riesgo.

Por ello son merecidos los reconocimientos y agradecimientos porque son un orgullo. 

Farmacéuticos y farmacéuticas, trabajadores de esos comercios indispensables, los de los rubros vinculados a la alimentación, bomberos, fuerzas de seguridad y tantos otros y tantas otras que, pese a la cuarentena, siguen en sus puestos de trabajo.

"¡Orgulloso del gran equipo de nuestro Hospital! Gracias por poner todo en esta situación", escribe el doctor Félix Crognale (h).

En definitiva, siempre va a ser insuficiente el agradecimiento para aquellos que, por su actividad, son capaces de arriesgar sus vidas para salvar las vidas de tantos congéneres.

Por estas horas también importa pensar en nuestros viejitos y viejitas, los de edades más avanzadas, quienes están en hogares geriátricos, asilos o en sus domicilios al cuidado de asistentes. Los que están solos, las que están solas y con capacidad de comprensión de la situación. Quienes se encuentran abandonados o abandonadas.

Es el momento de cuidar y cuidarnos y debe ser el momento en el que aflore la solidaridad más genuina. En buena hora.

(AVG)


Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo