22 de julio de 2024

Locales 25/11/2023

La cena del Día del Trabajador municipal y la crisis financiera

De Carlos Antonio Gorosito

"En el desarrollo de la nota doy mi opinión sobre el tema que, como toda opinión es subjetiva. Creo que no agravio a nadie, solamente ejerzo el derecho democrático de opinar", expresó Carlos Antonio Gorosito. 

"A pocos días de haber sido reelecto como Intendente Municipal, el ingeniero José Luis Salomón y hacia fines  de octubre, el Municipio dio a conocer que no se realizaría la cena que anualmente se venía llevando a cabo para festejar el Día de Trabajador Municipal (Que se celebra el 8 de noviembre de cada año). Concretamente, desde el Municipio se informó lo siguiente: "Considerando la compleja situación económica del país se decidió no llevar adelante la cena municipal". Fue una decisión del Municipio que, más allá de alguna opinión aislada, no mereció objeciones de la dirigencia política en general. Tampoco tengo entendido ningún representante del pueblo se expresó. Ninguno de ellos se preguntó y preguntó cómo está la situación económica-financiera del Municipio. Si no lo habían hecho durante la campaña electoral, mucho menos lo harían después de pasado el acto electoral. Esperé el tiempo suficiente para verificar si había alguna expresión pública al respecto de los representantes populares, pero a la fecha no he visto ninguna, a excepción de que se me haya pasado. Las elecciones tuvieron lugar el 22 de octubre en el orden local; ese día  elegimos la continuidad del actual Intendente. Ahora me pregunto si las elecciones para elegir Intendente se  hubieran realizado el 19 de noviembre ¿se hubiese suspendido la cena del Trabajador Municipal?. Mi respuesta es que se hubiese realizado, no habría existido ninguna crisis   económica-financiera que lo impidiera, porque se hubiese tenido algún impacto electoral negativo. Yendo al caso concreto de Saladillo: ¿Es de tal  magnitud la crisis económico-financiera que obligó al mandatario comunal a suspender una cena? ¿Surgió espontáneamente la crisis a partir del 22 de octubre?. Los hechos previos al 22 de octubre mostraban un mandatario comunal prometiendo ayuda a instituciones, financiando o cofinanciando eventos y regalando relojes de pared. (Haciendo todo lo que se criticaba en mis gestiones Municipales. Algunos recordarán aquella famosa frase "No voy andar como Papá Noel"). El hecho de suspender una cena, que nunca se suspendió desde hace años por motivos económicos-financieros, estaría denotando un problema importante en las finanzas del Municipio. A mí me sorprendió la suspensión porque el tema de la situación del país lo conocemos desde hace mucho y el Intendente actual es o era un administrador  conservador y previsor. Pero debo decir que el primer indicio de la situación endeble de las finanzas a mi criterio, estuvo dado con el cierre del Jardín Maternal "Sagrada Familia", cuando se abrió el Jardín "Laureano". La apertura de un Jardín Maternal significaba una INVERSIÓN de carácter permanente, que el Ejecutivo Municipal, no estuvo dispuesto a realizar y sostener en el tiempo. Se argumentó que faltaba matrícula, argumento con el que no coincidí. Espero que cuando en el futuro  alguna administración municipal inaugure un  nuevo Jardín Maternal lleve el nombre de "Sagrada Familia" para recuperar la rica historia del primer Jardín Maternal que tuvo nuestra ciudad. Saladillo, hasta el mes de septiembre inclusive recibió  por coparticipación un total de $ 1.606.270.099; $ 885.375 por omisión de coparticipación del año 2022. Por descentralización tributaria fueron $ 86.166.945; por Juegos de Azar $ 9.971.324; por Programas Sociales $ 15.675.037; por Tratamiento de Residuos $ 6.663.875; por Fondo de Fortalecimiento de Recursos Municipales $ 83.815.618; por Fondo de Inclusión Social $ 35.593,844; por Fondo Educativo $ 238.132.009 y Fondo Ley 14.890 $ 835, lo que hace  un total $ 2.083.174.962. Todos los números precedentes son los provenientes de la coparticipación. No tengo números de fondos especiales que pueden llegar por determinadas obras que financian la Provincia y la Nación. Tampoco los números de la recaudación municipal, pero supongo que serán buenos porque periódicamente se sortean importantes premios entre los contribuyentes que están al día. Ahora bien ¿dónde  está el desfase de las finanzas municipales? Si la crisis obligó a suspender una cena habrá que encender una luz roja o al menos la luz amarilla. Esto ocurrió antes de la segunda vuelta electoral. ¿Dónde está entonces el problema local? ¿Se gastó  de más? ¿Se nombró personal en exceso? ¿Hubo gasto superfluo o innecesario? No lo sé, es una explicación que deberán dar las autoridades locales. Yo era criticado por exceso de personal y gastos superfluos según la óptica de mis críticos de entonces, entre los que se encontraba el actual Intendente. Hay versiones de significativos retrasos en el pago a los proveedores, de la escasez de insumos para mantenimientos de maquinarias y para atender a los servicios extra municipales con los que habitualmente colabora el Municipio. La falta de pago en término significa, a la postre, comprar mal, era una crítica habitual hacia mi administración. "Yo si no tengo el dinero no compro, hago como en mi casa" decía el Secretario del Área Económica de la actual  administración antes de asumir en el año 2015, mientras yo todavía era Intendente.  Durante mi paso por la gestión pública cuando los municipios de cualquier lugar del país y signo político tenían problemas financieros recurrían a las provincias en búsqueda de auxilio económico con adelantos transitorios de coparticipación (que después se debían devolver) para estabilizar las finanzas o aportes no reintegrables tanto del tesoro nacional, como provincial. Y a su vez las provincias recurrían a la Nación  para que la ayudaran a solucionar sus problemas. Es innecesario aclarar que tanto Nación, como las provincias tienen mayores instrumentos de política económica y  financieras para paliar las crisis. El domingo 19 de noviembre la mayoría de los argentinos votaron un gobierno que sostiene que cada uno debe arreglarse "como pueda". Los Municipios deberán seguir prestando los servicios esenciales y además no se pueden dejar de lado la ayudas en medicamentos, alimentos y otro tipos de ayudas sociales tan necesarias para garantizar la dignidad humana. Como tampoco se puede dejar librada a su suerte a las instituciones que cumplen una finalidad social trascendente. Quienes tienen la responsabilidad de gobernar en los distintos niveles del Estado deberán arbitrar los medios para cumplir con los objetivos esenciales. Volviendo al orden  local pienso que el Intendente habrá tomado en su momento la previsión para pagar los aguinaldos. Administrar la cosa pública es una tarea muy compleja, hay factores propios de una administración que influyen en el rumbo de la misma pero también hay factores externos a la administración local que influyen en su accionar. Espero que los problemas financieros locales, si los hay, los puedan solucionar. A mí me pasó algunas veces que algunos proveedores nos decían que "si no nos pagan no les puedo seguir vendiendo". Durante mi paso por la  administración comunal, el país vivió muchas crisis y por ende los municipios; por suerte pudimos llegar a buen puerto. Cada vez que la situación económica del país no era buena impactaba fuertemente en el conjunto de los Municipios y no solo en el de Saladillo. Ello nos obligó a usar la imaginación ante situaciones concretas y también a recurrir  a la ayuda del Estado Provincial y Nacional y no siempre con resultados satisfactorios.  Los Gobernadores e Intendentes que han resultado reelectos además de la situación financiera, se encontrarán con algunas  dificultades para conformar sus equipos de  gobierno. En algunos casos los funcionarios  optarán por no seguir porque sabrán que no contaran con recursos para ejecutar los proyectos y planes de gobierno, o porque no les interesa o conviene trabajar en la administración pública, o porque los titulares de los departamentos ejecutivos consideren que han cumplido un ciclo o que no han funcionado en el área que tuvieron a su cargo. Otros incurrirán  en el error de poner a alguien en un cargo que no le interesa ocupar, pero que van porque se lo pidieron. En fin son muchas las variantes que se pueden dar. Abrigo la esperanza de que en la nueva etapa que se inicia en el país podamos encontrar las soluciones a los distintos problemas que tiene la comunidad local, la  Provincia y el País. Pero al mismo tiempo sostengo que no debemos dejar librado todo al mercado porque parafraseando al Primer Presidente de la Democracia recuperada yo acuño esta expresión: 'dejar todo librado al mercado es como dejar al lobo libre, en el corral libre, con las ovejas libres con la absoluta libertad para comérselas libremente'. Oportunamente, me seguiré expresando sobre temas locales y sobre otros temas. Opinar es un derecho del hombre libre, todos podemos hacerlo. Nadie tiene el derecho de pedir el silencio del otro. Lo importante es no incurrir en agravios cuando se opina. En una sociedad  diversa todos tenemos derecho a opinar, en el marco del respeto mutuo."

Carlos Antonio Gorosito, ex intendente  Municipal 1991-2015

Saladillo, 24 de noviembre de 2023


Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo