14 de abril de 2024

Locales 22/08/2023

La chancha, los veinte y la máquina de hacer chorizos

Nota de opinión

Es tremendo ver, expectante, los sucesos del país y la movilización que esta última elección "PASO" ha provocado en los medios de comunicación y en la gente, ¿o en la gente y, por ende, en los medios de comunicación? (una larga reflexión que podemos dejar para otro momento)

El fenómeno Milei ha convulsionado todo el mercado político y trae aparejado algunas reflexiones que, aunque siempre las hemos tenido, hoy necesitamos expresarlas y que algún alma bendita nos las pueda explicar. La más simple de todas son: "¿qué?: ¿La economía del estado no es como la de cada uno de nosotros?" o "qué?: ¿el estado no necesita recaudar para gastar?" porque sí es cierto que tiene algunas ventajas, como la de engañarse por un ratito "imprimiendo algunos billetes de más", o poder "manotear de los ahorros por algún tiempo" o "poder sacar de la galera encajes, Leliq, bonos para financiarse, papelitos para pagar en otro momento...etc etc etc.... Pero, ¿hasta cuándo?, ¿hasta cuándo se puede gastar más de lo que entra?

Y en tal festival de vida el estado, además de los que, por ley natural, ya tenemos en materia de derechos, nos ha otorgado los "derechos adquiridos" que, por supuesto, no queremos renunciar. Pero todos sabemos que esto no puede seguir funcionando, que la máquina se viene atrancando cada día más, que las dificultades de la economía ya no le queda nada por "engañar", que los créditos ya los gastamos todos y entonces arrancamos con un poco de bronca, con un poco de reflexión, con un entonces irrumpe Milei y ma sí: ¡que reviente todo!.

Y éste personaje es un extremista, en el decir ¿también lo será en el hacer? Sería una lástima (Estoy como Lali)

Porque propone lo que todos hacemos en casa, cerrar el grifo del gasto. Cerrarlo hasta que podamos equiparar la entrada con la salida y si necesitamos seguir gastando irremediablemente debemos pensar en mayor entrada: ¡simple!.

Según el punto de vista es como tener un auto que lo estás "tuneando" pero con el motor a punto de fundirse y que la bomba de agua está rota y que la batería hay que cambiarla; pero seguimos comprándole foquitos de colores porque dentro del presupuesto es poco, le seguimos poniendo calcos porque son baratos, le compramos relojitos para medir la temperatura en el interior del habitáculo, medimos el norte, medimos distancias, compramos espejitos de colores, etc. Etc., pero  ¿rectificar el motor?, ¿cambiar la bomba de agua? "No se puede, no hay plata" Y encima como tenés que pagar todo lo tuneado lo usás de remis y cobras los viajes cada vez más caros porque, claro, cada vez haces menos viajes, la bomba ya no aguanta más y además el auto arranca de vez en cuando.

Y después de tanta "fiesta" un día decís, "¡pará bolú!, no compres más pavadas hasta no arreglar lo principal" y luego, cuando todo mejore, entonces lo seguiremos "tuneando".

Y esto es Milei que llega para decir, "basta, basta de ministerios al divino botón, basta al Conicet para estudiar la cantidad de aleteos del pájaro carpintero, basta de máquina de hacer billetes, basta de demandas laborales fabulosas, basta de trabar la oferta y a demanda, basta de subsidios a la TV, a la radio, basta de pautas del estado, basta, basta y basta".

Claro, al rato te das cuenta que en alguno de esos "basta", estas vos o tu pariente o tu amigo o que de algún modo te va a afectar.

Y entonces primero aplaudís porque sus dichos son lógicos para los tiempos que estamos viviendo, es lo que vos harías con tu coche pero luego te aterrás, porque en algún punto de "frenar el gasto" vamos a perder esa prebenda que nos está "tocando" y la vamos a pasar mal.

Lamentablemente, no se puede "arreglar" sin tirar algunas cosas y que, en el ínterin no suframos las consecuencias.

Pero bueno en algún punto habrá que hacer tripa corazón, la "casta política" deberá entender que mucho de estos "bastas" son atribuibles a su exclusiva culpa.

Tendremos que entender, a las malas, que de alguna y otra forma estamos viviendo en un sistema que se encuentra terminado y, muy a pesar, habrá que entender que todos tendremos que sufrir ciertas consecuencias durante algún tiempo hasta que podamos empezar a "tunear" nuevamente. 

RICARDO MAZZA


Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo