25 de febrero de 2020

Locales 12/02/2020

La época del "chamuyo"

Opinión

Mientras en mis auriculares suena el Indio Solari, me sorprenden los primeros minutos de este miércoles 12. Desde hace varios días da vueltas en mi cabeza la idea de hacer una nota editorial de estos tiempos, de lo que muchos estamos pasando, de las vivencias diarias a las que nos enfrentamos en este derrotero diario de andar de aquí para allá buscando vivir o sobrevivir a lo que nos quedó o nos dejaron.

Y lo primero que pienso es en el "chamuyo", un amigo diría "chamuyo flaco", imagínense si la definición de chamuyo es "se refiere a la conversación que le hace un hombre a una mujer para llevarla a la cama, o la conversación trivial que hacen las personas para llenar huecos de silencio", si además a esto le agregamos "flaco" en referencia a lo pobre o superfluo de este "chamuyo".

Aunque no quisiéramos nos estamos "comiendo" este "chamuyo" de varios personajes de la política, a nivel local, provincial o nacional. Y este "chamuyo" no tiene un dueño específico, nos llega desde cualquier lado.

Desde las redes sociales nos llegan reflexiones de funcionarios que parece que se nos ríen en la cara, sacando proyectos preocupados por la situación de la educación, en este tiempo y durante su gestión a nivel provincial y nacional defenestrar a los maestros, profesores por una cláusula gatillo en aquel tiempo impagable según ellos, "chamuyo" para la tribuna.

Escuchamos al nuevo Director del Hospital declarar la situación de emergencia, mientras que nos comimos el "chamuyo" de cuatro años gloriosos en el tema de salud, recuerdo, a veces falla la memoria, que sacaron vacunas, dieron de baja remedios.

Pero el "chamuyo" no es propiedad de alguien en especial, no tiene dueño y nos cruza transversalmente a todos y viene de todos lados.

Siempre descreí de la teoría del derrame, "chamuyo" capitalista. Según esa teoría, la concentración del ingreso en los más ricos, permitiría financiar inversiones que luego derramarían en empleos y salarios sobre el pueblo.

También está el "chamuyo" del derrame inducido, dónde las políticas públicas (paritarias, moratoria jubilatoria y suba de la mínima, AUH) se encargaron de derramar sobre la mayoría de la población las riquezas que el mercado le negaba, pero encontró un límite y no supieron cómo salir de eso.

"Chamuyo" que va y viene, y en el medio nosotros, a esta altura, si es que aun seguís leyendo, te preguntarás de qué lado estoy, y con claridad te digo que de ninguno, como dije al principio, tratando de sobrevivir, con lo que quedó, con lo que nos dejaron.

Con esperanzas, claro que sí, con la certeza de que si alguna vez perdí mi casa, 2001 no fue un año fácil para muchos, y la recuperé, cómo no voy a salir de esta situación.

¡Me siguen "chamuyando", obvio! Pero hoy un poco más grande, aunque no tanto, se dónde presentar mis batallas, con respeto y educación.

Por ultimo les dejo una pequeña reflexión de Carlos Armando Costanzo: "Demasiado bolazo y mucho verso, que la van engrupiendo a la gilada; tanta vieja sanata remanyada, más enorme, que todo el universo. Se empaqueta a la gente, sin esfuerzo, con el tongo, la mula y la pavada, y después, y después no pasa nada, tranquilino, fuma como un escuerzo. Demasiado bolazo, lungo y piola, el buzón que te venden, la parola, el espiche, que sabe engatusar. Demasiado bolazo, pipistrelo. Basta ya, de chamuyo y de camelo, hoy, es hora de hacer y laburar. Qué se rajen el chanta y  el cuentero, las macanas, la fiera falsedad, y qué triunfen, de un modo duradero, el trabajo pulenta y la verdad".

Un abrazo

Claudio Juri, iletrado y del vulgo.


Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo