24 de febrero de 2024

Locales 05/03/2023

La escritura en el niño

Detalles

La lectura y la escritura están insertas en la vida cotidiana del niño.

Si ve escribir a sus padres, a sus hermanos les dan ganas de imitarlos.

El niño debe acercarse a la escritura con naturalidad.

Para llegar a obtener una buena escritura es necesario que adquiera con anterioridad ciertas destrezas y habilidades. Esos movimientos se denominan GRAFOMOTRICIDAD: Es  la coordinación óculo-manual, tono muscular, fuerza, presión, etc.

La grafomotricidad se divide en:

*CAPACIDAD VISOMOTORA: Se trata de realizar ejercicios para desarrollar los movimientos de los ojos, de arriba abajo, de un lado a otro, con movimientos convergentes y divergentes o haciendo un seguimiento con los ojos y se amplía el campo visual lo que ayudará a que la niña o el niño consiga una buena velocidad lectora y un mayor seguimiento del trazo.

* ENTRENAMIENTO DIGITAL MANUAL. Se logra con la realización de ejercicios para ganar agilidad en los músculos y en los tendones de las manos y dedos: abrir y cerrar las manos a partir de las muñecas, realizar giros de muñecas, juegos de choque de dedos, de coordinación de manos y dedos, etc.

Con estos ejercicios, se conseguirá dominar las diferentes herramientas de escritura o dibujo.

*CAPACIDAD GRAFOMOTRIZ: Consiste en que la niña, el niño puedan seguir los trazos escritos y los asimile. Se puede iniciar brindando instrucciones amplias: Ejemplos: Seguir con el dedo o con el lápiz una superficie grande (dentro de una silueta, fuera de una  silueta). Una vez que la niña o el niño han adquirido estas pautas se encontrarán dispuestos a entrar en el mundo de los trazos, de la preescritura.

Se pueden utilizar diferentes herramientas (lápiz, fibras gruesas, pinceles) experimentando y variando en forma progresiva el tamaño del papel y del trazo:

-Líneas verticales. 

-Líneas horizontales. 

-Cuadrado.

-Línea curva.

-Círculo. 

-Líneas oblicuas.

-Seguimiento de laberintos y caminos. 

-Postura correcta de tomar el lápiz o herramientas de trabajo. 

Después de trabajados todos los trazos anteriores y habiendo asimilado todos los movimientos se puede pedir a la niña o al niño que ensaye dibujar las letras. Al comenzar, es indispensable que se le dé una guía, por ejemplo unas letras pre dibujadas con líneas discontinuas que solo tenga que repasar por encima.

Para la motricidad se trabaja utilizando diverso material para facilitar, coordinar y fortalecer los músculos. 

La niña o el niño debe adquirir la fuerza, destreza y habilidad para luego lograr la escritura. Por  ejemplo, pueden realizarse ejercicios de fuerza, encajes, puzzles, rompecabezas.

PROFESORA: TERESA DE LOS ÁNGELES TURRIÓN 


Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo