15 de diciembre de 2019

Locales 14/05/2019

La historia de Miguel, la Argentina que duele y la solidaridad de nuestra gente

De Santiago del Estero quedó varado en la Ruta con promesa de trabajo en Buenos Aires

Del muro de Vale Espósito 

Son las 10:00 de la mañana del 14 de mayo de 2019, MIGUEL de 51 años de edad llega llorando a una Comisaria de la Provincia de Buenos Aires buscando ayuda; MIGUEL como tantos argentinos tiene sueños, la esperanza de progresar de poder llevar un plato de comida a su casa, algo tan esencial que cada persona debería tener sobre su mesa; hoy tuvimos la dicha de conocerlo de brindarle nuestra ayuda de compartir un mate, una charla; quien no nos conoce dirá que uno lo hace por interés, quien nos conoce dirá que buen gesto; pero nosotros lo ayudamos de corazón como pudimos. Contactamos a las personas indicadas; MIGUEL es de MONTE QUEMADO PROVINCIA DE SANTIAGO DEL ESTERO a unos 1.400 kilómetros de Saladillo, hace cinco días una persona le prometió un trabajo, comida y le aseguro que podría enviarle dinero a su familia, cuando llegaron a Buenos Aires esta persona lo dejó a la vera de la ruta sin dinero, diciéndole que ya no tendría el trabajo, que volvería buscarlo y le daría dinero para el pasaje de regreso, pasaron las horas y nunca regreso, 4 días estuvo caminando a la vera de la ruta. Quien hoy tuvo el gusto de conocerlo y escuchar sus vivencias pudo ver en sus ojos el dolor más triste de un ser humillado y vulnerable, todos quisimos darle un abrazo y solo decirle que todo estaría bien, que lo ayudaríamos como pudiéramos y que en breve regresaría a su casa con sus hijos y su esposa, MIGUEL ya no quería un trabajo en esta zona estaba muy asustado y se sentía frustrado, solo quería volver a sus pagos con su gente; con el correr de las horas se consiguió un pasaje directo a Santiago del Estero, ropa y dinero; y así a las 19:00. luego de estar todo un día con nosotros logramos que tome el micro de regreso. De todas las guardias siempre nos queda una enseñanza y hoy todos nos preguntamos cuantos MIGUEL hay por nuestros país, esclavizados, utilizados, engañados con promesas de trabajo que no existen; hoy MIGUEL tuvo la suerte de encontrar ayuda, de pedir ayuda y ser correspondido; no sabemos si alguna vez lo vamos a volver a ver; lo que sabemos es que este recuerdo nos va a quedar grabado para toda nuestra carrera, y cuando surja una anécdota entre mate y mate en el casino nos vamos a acordar de MIGUEL de cómo estará y de todo lo que tuvo que pasar por la desdicha de no tener oportunidades y un trabajo digno. Esta es la Argentina que más nos duele.-


Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo