29 de enero de 2023

Nacionales 19/01/2023

La historia de Nicolás Conde, el primer ingeniero espacial de Argentina

Se recibió en la Universidad Nacional de San Martín

Con solo 25 años, el joven ya está trabajando en la Agencia Espacial Argentina, en el desarrollo del satélite Saocom 2. "Desde chico quería ser ingeniero, me llamaba la atención la tecnología de punta", contó en AM750.

Nicolás Conde tiene 25 años, estudió en la Universidad Nacional de San Martín y en noviembre de 2022 se convirtió en el primer ingeniero espacial de Argentina. 

"Desde chico quería ser ingeniero, me llamaba la atención la tecnología. Quería desarrollar tecnología de punta. Y a la ingeniería espacial la empecé a querer de grande. Cuando vi la carrera me anoté, vi los contenidos y y me volví loco", contó el joven en AM750. 

Nicolás estaba por terminar el secundario y todavía estaba indeciso sobre su futuro. Durante un partido de Racing, el club de sus amores, vio una publicidad sobre Ingeniería Espacial de la Universidad de San Martín y sintió curiosidad. 

"Siempre hay críticas a la educación pública, no estoy de acuerdo. En la secundaria fui a un Técnico en Automotores público. Recibí una educación de calidad. No tengo necesidades, con esfuerzo podría haber ido a un privado, pero la educación pública da acceso a mucha gente e iguala a las personas", dijo en La Casa Invita. 

Además, el joven ingeniero explicó que en Argentina la ingeniería espacial está en crecimiento y que el país se posiciona como uno de los más desarrollados en América Latina. 

"Está bastante más desarrollada de lo que la gente cree. En comparación con Latinoamérica somos de los más desarollados, junto a Brasil y México, que está creciendo también. Tenemos varias misiones en el espacio. Ahora estoy trabajando en la Agencia Espacial Argentina en el (satélite) SAOCOM 2 , el SAOCOM 1 ya está en órbita. Hay varios proyectos, tanto estatales como privados, que necesitan profesionales", detalló. 

El joven también destacó que esta disciplina "ayuda día a día al crecimiento del país" de manera silenciosa porque proporciona "información valiosa" como la detección de barcos pesqueros ilegales, incendios en la agricultura o ayuda a la gestión de catástrofes.  

Por último, explicó que el trabajo del ingeniero espacial se despliega en una dinámica multidisciplinaria, en la que interactúa con ingenieros mecánicos, electrónicos y personas en operaciones del satélite. 

"Toda esa gente tiene que estar gestionada por un ingeniero en sistemas espaciales que sabe todo de la misión. Un mecánico está concentrado en que la estructura del satélite funcione y no falle y el ingeniero en sistemas espaciales busca un balance para que todo funcione", concluyó. 

Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo