28 de septiembre de 2022

Provinciales 02/03/2022

La historia del olavarriense Cristian y la cirugía de Doble Switch

Mauricio Dilascio: "Es muy importante el diagnóstico precoz"

Mauricio Dilascio: "Es muy importante el diagnóstico precoz", la historia de Cristian y la cirugía de Doble Switch, una operación compleja que se realiza en el Garrahan. Este medio dialogó con el Doctor Mauricio Dilascio quien nos contó la historia de Cristian, quien tiene una enfermedad poco frecuente que dejó el corazón de Cristian en manos de las y los médicos del Garrahan. Una rápida recuperación, la emoción de su madre y los detalles del complejo procedimiento.

En julio de 2020, cuando Cristian tenía tan solo 40 días de vida, detectaron que algo en su corazón no iba bien. No se estaba alimentando lo suficiente y su peso era inferior al adecuado. Había comenzado con los síntomas provocados por una cardiopatía.

En los centros de salud de su Olavarría natal consideraron que lo mejor era derivarlo a Buenos Aires. Comenzó una etapa de viajes, hospitales y cambios en la familia. Los hermanos de Cristian, de siete y diez años, aún no eran lo suficientemente grandes para entender por qué empezaban a pasar tanto tiempo sin su papá Franco y su mamá Johanna.

Mauricio Dilascio mencionó que "el diagnóstico no fue pre natal, el nene vino ambulatorio por soplo y tenía muchos signos de insuficiencia cardíaca, frecuencia muy rápida, se internó en la terapia intensiva del Hospital y lo derivamos a La Plata donde le realizaron una cirugía paliativa, «cerclaje de la arteria pulmonar» que es apretar la arteria pulmonar. Posterior a la cirugía se controlaba semanalmente la pediatra y yo".

"Como en La Plata no se hace ese procedimiento tan complejo se habló con la Jefa del Garrahan y aceptaron operarlo, que se denomina Doble Switch porque es de  ambas vueltas las arterias y las venas pulmonares y cavas se cambian de aurícula, se operó para que eso vuelva a la normalidad y no tener los ventrículos invertidos".

Cristian llegó al Hospital con el diagnóstico de transposición corregida congénitamente de las grandes arterias (ccTGA), una enfermedad en la que los ventrículos del corazón se invierten. La padece uno de cada 30 mil recién nacidos y, a nivel público, el Garrahan es el único centro que realiza el tratamiento.

En julio del 2020, cuando Cristian tenía tan solo 40 días de vida, detectaron que algo en su corazón no iba bien. No se estaba alimentando lo suficiente y su peso era inferior al adecuado. Había comenzado con los síntomas provocados por una cardiopatía.

En septiembre del año pasado, luego de ser atendido en el Hospital Sor María Ludovica de La Plata, llegó al Garrahan. Su corazón tenía que dar más batallas. Comenzaba un camino que llegaría al quirófano en enero del año siguiente.

La ccTGA es un defecto cardíaco poco frecuente en el que ambos ventrículos del corazón, que son las cámaras de bombeo, se invierten. Al invertirse también las arterias, el corazón "corrige" el desarrollo anormal. Sin embargo, es una malformación compleja en la que el corazón está lejos de ser normal.

En un corazón sano, el ventrículo izquierdo -que cuenta con más fuerza que el derecho-, envía sangre a todo el cuerpo y el derecho bombea sangre a poca distancia, a los pulmones.

Al torcerse anormalmente el corazón e invertirse los ventrículos, la cámara de bombeo más fuerte se ocupa de los pulmones y, el derecho, que no está preparado para trabajar tanto, tiene la misión de bombear sangre a todo el cuerpo. Si esta anomalía no se trata a tiempo, las consecuencias son graves.

Pablo García Delucis es el jefe del Servicio de Cirugía Cardiovascular, Trasplante Cardíaco y Vascular Periférico, y fue quien encabezó el equipo de profesionales que operó a Cristian.

El procedimiento de Cristian comenzó antes de las 9 de la mañana y, cerca de las 16, les dijeron a Johanna y Franco que todo había salido bien. La cirugía correctora anatómica de doble switch para dejar el ventrículo izquierdo en posición sistémica duró casi 8 horas.

Mientras tanto, a Johanna y Franco, los papas  de Cristian, solo les faltó caminar por las paredes. La abuela materna y los tíos, que viven en Quilmes y prestaron su hogar durante todo el período prequirúrgico, acompañaron las casi 8 horas para que el tiempo pase lo más rápido posible.

"Nos sentimos acompañados por médicos, enfermeros y nuestra familia. Nos daban fuerza y aliento", expresó Johanna mientras preparaba la mamadera para su bebé en la sala de internación. "Esas 8 horas fueron muy largas. Por momentos tuve miedo", agregó.

"Los médicos te dicen de entrada todo lo que puede pasar. Lo malo y lo bueno. Antes de la cirugía se ocuparon de evacuar todas las dudas que teníamos. No busqué información por otros lados. Eso confunde, podés encontrar cualquier cosa. Los médicos del Garrahan fueron claros y tuvieron siempre paciencia al explicar hasta el último detalle y responder cada pregunta. Puse a mi hijo en sus manos y hoy Cristian está bien", celebró Johanna.

Ella pasó varios días en la UCI 35, sala donde internaron a Cristian luego del procedimiento. Descansaba en la sala de padres, un lugar dentro del Hospital donde mamás y papás, en diferentes sectores, pueden dormir, ducharse, comer y despejarse un poco mientras sus hijas e hijos están internados. "Estuve bien, cómoda. Y eso es importante para acompañar durante todo el proceso del bebé", destacó.

Por estos días, Cristian y Johanna emprenden su regreso a Olavarría. Con el paso de los días, su mamá ve con más claridad la gravedad del procedimiento y los riesgos que su hijo corrió. Johanna valora mucho más el día a día con él y sostiene que empezará a caminar y hablar cuando sea el momento. "Cualquier cosa que quiera hacer en su vida, lo voy a acompañar. No le voy a impedir nada, ni a él ni a sus hermanos. Esto me enseñó que, después de lo que pasamos, todo lo demás no es importante", cerró.

Para finalizar el Doctor Dilascio dijo que "el diagnóstico precoz es súper importante para que los pacientes no se descompensen, con el diagnóstico prenatal se le diagnostica la patología, se elige el lugar donde va a nacer. Se necesitan muchos más lugares de atención, contención, una ley que permita que los pacientes tengan ayuda para los viajes, estudios se necesita una mejor red de intercambio, lo importante es el diagnóstico precoz y que haya más cardiólogos en el interior".

"El paciente está bien, regresa en unos días ya que fue a un control al Hospital y regresa la próxima semana. Esta película empieza recién ahora y no termina nunca, necesitan toda la vida un seguimiento", finalizó.

Fuente: Portal Urbano | Garrahan


Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo