6 de junio de 2020

Nacionales 22/05/2020

La mentira de la cuarentena más larga del mundo

El informe en cuestión es engañoso, con información y datos duros que son manipulados y amañados

"La cuarentena de la Argentina podría convertirse en la más larga del mundo", tituló La Nación, y varios periodistas se indignaron, informe en mano, porque de continuar hasta el 8 de junio, los argentinos nos convertiremos, con 80 días, en "los campeones del mundo de la cuarentena".

El informe en cuestión es engañoso, con información y datos duros que son manipulados y amañados. En definitiva, una definición de "la cuarentena más larga del mundo" que es mentirosa y que una lectura amplia de los datos hace que se caiga por su propio peso.

En Wuhan, la ciudad china donde se originó la pandemia de coronavirus, la cuarentena estricta duró 76 días. Y de anunciarse la continuidad en la Argentina hasta el 8 de junio, la superaría por 4 días. Datos duros, pero que ocultan una realidad mundial en la que ningún país recuperó la "normalidad", en ninguno la vida cotidiana volvió a ser como cuatro meses atrás. La idea de los "campeones de la cuarentena" es totalmente rebuscada, pues compara la cantidad de días de cuarentena en otras ciudades del mundo como si estuvieran definitivamente levantadas. En verdad, la mayoría de los países han planeado la reapertura en distintas fases y de manera desigual en todo el territorio, pero generalmente reservando las grandes urbes para el final.

En España, por ejemplo, el 70% del territorio se encuentra en una fase avanzada para la transición hacia la nueva normalidad, que contempla una desescalada del confinamiento y una reactivación económica con un ritmo diferente en cada provincia. Pero eso no ocurre ni en Madrid ni en Barcelona, donde apenas se levantaron algunas restricciones. ¿Qué es lo que entienden por levantar la cuarentena? Siguen sin turismo ni vuelos internacionales.

Algunos, como Italia, anuncian un regreso restringido de vuelos a partir de junio. Fútbol "normal", no hay en ningún país. Cines, teatros, conciertos, recitales, fiestas multitudinarias no están permitidas en ninguno de los territorios que, según el informe, levantaron la cuarentena. Y en varios países europeos se avanza con la apertura y se da marcha atrás.

En Francia, por ejemplo, se habilitó el regreso de clases presenciales en algunos niveles de enseñanza -no en todos-, pero en decenas de escuelas se dio marcha atrás, por la aparición de contagios.

Decir que en la Argentina hay una cuarentena dura es mirar el país solo con ojos porteños, o del Gran Buenos Aires. En algunas provincias y ciudades comenzaron a abrirse bares, confiterías, comercios de todo tipo, gimnasios, peluquerías y hasta se puede hacer actividad física al aire libre. Por supuesto, todo con protocolos de seguridad, pero como ocurre en los demás países del mundo que están saliendo del aislamiento social. En las provincias de Salta y Mendoza, donde no hay focos de contagio de la enfermedad, los gobernadores habilitaron las reuniones familiares para los fines de semana y los feriados.

Y atención con China. Se registró un nuevo brote de coronavirus en la ciudad de Shulan, y un día después se declaró ley marcial y entró en cuarentena, con el gobierno ordenando el cierre temporal de todos los establecimientos públicos. A todos los residentes se les ha ordenado que se queden en casa y sólo un miembro de cada hogar puede salir cada día a comprar productos esenciales. Es decir, hay lugares de China que han vuelto a una cuarentena durísima.

En definitiva, ningún país ha abandonado totalmente las medidas de cuarentena. La gran mayoría va abriendo por regiones, como ocurre en la Argentina. Ninguno, pero ninguno, ha vuelto a recuperar en su vida cotidiana la normalidad de antes de la pandemia. Así que lo de "campeones de la cuarentena", como dijo alguna vez el ex presidente Mauricio Macri: "Eso te lo debo".

Fuente Crónica 

Por Jorge Cicuttin

Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo