23 de enero de 2019

Editorial 07/12/2016

Las 'promotoras' | ¿Y la violencia de género?

Nota de opinión

Ellas siguen detrás, paradas, quietas y silenciosas. Con la sonrisa congelada, con las marcas envolviéndoles el cuerpo y ocultándoles el rostro.

Bajo las exigencias de un sistema que las somete al mercado de la belleza y la perfección, compitiendo por un 'minuto de fama'.

Las 'promotoras'. Todas 'iguales', completamente 'reemplazables', donde las características físicas son el principio y el fin de sus trabajos, donde su edad es condición central para permanecer, con vencimiento, de irremediable corto plazo. Una rubia y una castaña, con pelo largo y corto, para 'todos los gustos'.


Siguen ahí, expuestas, como un maniquí en una vidriera, a la vista de todos, pero sin reconocimiento de nadie. En un mundo laboral que les ofrece sólo ese espacio, ser el packaging de un producto, ocupando el lugar del fondo. A ellos, los que están adelante y cerca de la cámara parece no importarles mucho la situación, no la registran, hablan al micrófono, mientras ellas siguen llenando la pantalla por los marcos.


Mariángeles Zanazzi


Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo