19 de febrero de 2019

Locales 08/02/2019

Los bolsones PRO-miseria del PAMI

Vergüenza e indignidad

A mediados del año pasado, el doctor Ramiro Ortiz, titular de la UGL XXX PAMI, en un diálogo mantenido con LU32, de Olavarría, había expresado que "los bolsones se están entregando normalmente y hubo una auditoría de PAMI central y detectaron que hubo irregularidades menores, pero no de no entrega, sino de algún producto que no es la marca que tenía que ser. Se está poniendo énfasis en esa cuestión. Debido a la inflación es difícil adquirir todos los productos. Sabemos que no alcanza pero es lo dispuesto por el PAMI central. En Olavarría hay algunas compulsas debido a que algunos proveedores tienen cautivos a los centros. Son 5.400 los bolsones que se entregamos en la UGL".

Seguramente el responsable de la UGL XXX tiene razón en un tema en el que no define ninguna situación que tenga que ver con resolver la realidad de miles de adultos mayores.

El bolsón de alimentos Pro Bienestar del PAMI o bolsón alimentario mensual fue pasando gradualmente de 18 a 12 productos y, hoy, algunos de los artículos son de menor peso, en envases más chicos. En 2013 eran más de 20 productos que pasaron de manera gradual a 18 y, ya en 2015, a 12. Hoy, son 5 o 6. La leche en polvo, en aquellos tiempos era de 1.000 gramos y hoy, difícilmente supere los 400 gramos en muchos casos.

El bolsón que recibía mensualmente el beneficiario, años atrás, contenía una caja de leche en polvo, un dulce de membrillo, un paquete de harina, uno de yerba, otro de azúcar, otro de fideos, una botella de aceite, un paquete de galletitas, uno de arroz, una lata de atún, otra de arvejas y una caja de puré de tomates.

Hoy, arroz, fideos, leche, aceite, caballa y arvejas, suman 6 artículos, lo que significa otro agravio para quienes el año anterior perdieron más de 15 puntos porcentuales en sus jubilaciones y pensiones. Se somete a los adultos mayores a la indignidad de tener que mendigar un bolsón con alimentos que van disminuyendo en cantidad y gramaje.

Algo que parece no tener solución. Los ancianos no cubren sus necesidades alimentarias y parece no ser una preocupación. Lamentable.

AVG


Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo