20 de abril de 2024

Nacionales 02/02/2024

Los creadores de Snapchat en problemas: retiran sus drones del mercado tras reportes de incendios

Lanzada en 2022, Pixy es una cámara voladora que no consiguió éxito a nivel comercial y fue discontinuada.

A mediados de 2022, Snap Inc. -la empresa detrás de la aplicación Snapchat- sorprendió al mercado con el lanzamiento de Pixy, un drone ideado para la fotografía desde el aire. El producto recibió elogios en primera instancia, aunque el volumen de ventas desilusionó. Así, la compañía estadounidense decidió discontinuarlo a pocos meses del debut comercial.A pesar de su ausencia en las tiendas, Pixy sigue generando dolores de cabeza a los creadores de Snapchat. Según informa The Verge, las unidades que se han vendido deben ser retiradas, luego de reportes que dieron cuenta de una falla que provoca que el drone prenda fuego.Pixy, un dolor de cabeza para Snap Inc.

El producto de Snap tuvo un alcance limitado: se vendieron menos de 71.000 unidades, desde su aparición en escena en 2022. Ahora, los drones que están en manos de usuarios deben ser retirados, por pedido de la compañía que dirige Evan Spiegel y de la Comisión de Seguridad de Productos de Consumo de Estados Unidos.

"Inmediatamente, hay que dejar de usar la Pixy Flying Camera, quitar su batería y dejar de cargarla", advirtió el mencionado organismo. El aviso ocurre luego de cuatro reportes de baterías que se hincharon, un caso de incendio y una lesión menor. Aquellos que compraron un drone Pixy -o que simplemente sean dueños de una unidad, sin necesidad de contar con una factura- recibirán un reembolso de dinero, informaron desde Snap. La condición es devolver el dispositivo completo.

Una apuesta fallida de los creadores de Snapchat

Pixy fue el segundo producto de hardware de Snap, una empresa reconocida por su aplicación Snapchat. La firma también comercializa las gafas Spectacles, que tampoco consiguieron consolidarse en el mercado con una propuesta también enfocada en la fotografía.

Si bien Pixy de Snap fue un rotundo fracaso, que ahora se confirma con sus fallas y consecuente retirada del mercado, la propuesta inicial incluía aspectos atractivos. El drone funcionaba en forma autónoma, tomando fotografías y videos desde el aire, ofreciendo interesantes perspectivas para el contenido que se publica en redes sociales. Además, podía ser controlado mediante gestos de la mano. Cuando estuvo disponible para la venta, su precio era de 229 dólares.

Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo