23 de enero de 2019

Editorial 21/10/2018

Los III Juegos Olímpicos de la Juventud y el "engaño"

Chicanas y política, baratas

Sobradamente nos referimos a los III Juegos Olímpicos de la Juventud conociendo, además, las reacciones políticas que despertaron. Las del "chiquitaje" y las de quienes, al menos, sabían de qué estaban hablando, aunque fuera, un poquito. No es difícil saber que esta competencia es, relativamente, nueva e inclusiva de quienes no participan habitualmente en los Juegos Olímpicos que se realizan cada cuatro años y cuya próxima sede será en Japón en el año 2020, entre el viernes 24 de julio y el domingo 9 de agosto de ese año en la ciudad capital, Tokio.

El 4 de julio de 2013 en Lausana, Suiza, las tres ciudades candidatas finalistas para los III Juegos Olímpicos de la Juventud 2018 hicieron su presentación ante el Comité Olímpico Internacional (COI) y en esa sesión, el COI definió la sede. Primero se realizó la ronda de votaciones en la que quedó eliminada la ciudad de Glasgow. Finalmente, se llevó a cabo la segunda ronda de votación, donde se determinó que la Ciudad de Buenos Aires realizaría los III Juegos Olímpicos de la Juventud, ganando ante Medellín por 49 votos a 39.

Tras el triunfo, el ex Jefe de Gobierno de la CABA y actual presidente, Mauricio Macri, expresó que "como Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, garantizo plenamente los recursos y el compromiso para la organización de los Juegos. En términos de presupuesto, el costo de los Juegos representa menos del 1 por ciento del presupuesto anual total de la Ciudad. Además, tenemos el respaldo incondicional y garantías tanto de la Ciudad como del Gobierno nacional".

El presupuesto de Gastos y Cálculo de recursos de la CABA para 2018 fue de 222.383 millones de pesos de lo que se desprende que los Juegos costaron, aproximadamente, 2.223 millones de pesos, cerca de 130 millones a un dólar de 18 pesos como operaba a fines de 2017 cuando fue aprobado el Presupuesto o cerca de 60 millones de dólares a un dólar de 40 como operó al momento de realizarse la competencia. Y el compromiso fue asumido por el actual Presidente y la anterior Presidenta que apoyaron la iniciativa y la concreción de la misma, varios años atrás.

Entonces se puede ingresar al análisis político tratando de desechar la estupidez de tantos y tantas de los que pululan en las redes. Leo, no sin asombro, un comentario publicado días atrás por el usuario Juani Domínguez, textual: "Un verdadero kirchnerista NO puede festejar el éxito argentino en los juegos Olímpicos de la Juventud. Su manual apocalíptico se lo impide".

El escrito provocó diversas reacciones y algunas agresiones y chicanas. Cierto es que fanáticos y odiadores seriales existen por donde se mire. Están aquellos que no son capaces de efectuar el mínimo reconocimiento a lo que se denomina "adversario político" y hay otros con amplitud de miras capaces de expresarse con fundamentos, algo complicado de hallar por estos días donde cualquiera puede decir cualquier cosa.

Y también hay elementos para analizar que juegan a la hora de la observación desapasionada y el balance y también hay respuestas desmedidas que no se pueden justificar por más razones que se quieran esgrimir. Se pueden citar dos ejemplos comparativos de los varios que existen sobre este importante acontecimiento deportivo mundial ocurrido días atrás, mayoritariamente en la CABA.

El enfoque de los medios: al contrario de lo sucedido en 2010, con los festejos por el Bicentenario en la misma Ciudad, no les importaron en absoluto las molestias ocasionadas durante semanas a transeúntes o transporte en general. Quede claro, ambos acontecimientos justificaban lo sucedido. Pero el enfoque mediático fue el inverso hace más de 8 años atrás y criticaron con acidez los cortes en la circulación.

La agrupación FuerzaBruta, con una organización espectacular y artistas que maravillan, incluido el saladillense Marcelo Curotti, fue la encargada en ambos acontecimientos, de lograr escenas que sorprendieron al mundo (ya lo han hecho) tomando el espacio público como escenario. Claro, hay diferencias entre 2010 y 2018. Una señora que parece infradotada afirmó en octubre de 2010 que "Fuerzabruta también organizó el velorio de Néstor Kirchner". Es importante no olvidar esto en momentos en que Elisa Carrió parece Presidenta de esta Nación. Aunque Elisa y muchos PROradicales se olviden rápidamente de los momentos de enajenación de esa mujer.

Estas cuestiones no deberían evitar un examen pormenorizado de cualquier acontecimiento que roce lo político. Por ejemplo, estos Juegos, tan políticos como todos los Juegos. Los III Juegos olímpicos de la Juventud tuvieron una excelente cobertura mediática y Argentina obtuvo una muy buena ubicación en el medallero. La organización no recibió críticas destructivas. Las transmisiones televisivas, locales y al mundo, fueron de alta calidad. Emergieron jóvenes figuras con un potencial brillante futuro en varios deportes. Participaron delegaciones de 206 países. Se profundizaron lazos solidarios y de hermandad entre los pueblos. Un resultado altamente positivo para el deporte argentino, más allá de presupuestos que no alcanzan, becas que no existan o cambios profundos por realizar.

Más allá de políticas inapropiadas e injustas. No se puede mezclar todo como en una coctelera que arroje un resultado negativo porque fue organizado por un gobierno "macrista". No se puede ser tan lineal y se deben reconocer logros donde los hay. Saladillo también puede festejar por su representación. 

Entonces, estos Juegos organizados hoy por el gobierno PRO de la CABA y que contaran con el apoyo de la ex presidenta kirchnerista Cristina Fernández, fueron exitosos. Que se terminen la estupidez y el engaño, chicaneros. 

Y punto. 

AVG

Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo