24 de mayo de 2024

Locales 10/09/2023

Los radicales recordamos el aniversario 42 de la muerte del doctor Ricardo Balbín

De Carlos Antonio Gorosito

"El doctor Ricardo Balbín nos regaló su vida como ejemplo de lucha al servicio de la UCR y del país. Balbín siempre pensó que la Democracia era el mejor sistema político, luchó por la vigencia de la Democracia en los tiempos más adversos y murió luchando por la recuperación de la Democracia", dijo Carlos Antonio Gorosito.

"Hoy los radicales recordamos el 42 aniversario de la entrada en a la inmoralidad de uno de sus nuestros dirigentes m√°s notables, de un pol√≠tico de raza, de un militante de fuste no solo de nuestro partido sino de la democracia  argentina. Recordamos nada m√°s ni nada menos que al doctor Ricardo Balb√≠n, sus convicciones y sus esfuerzos hicieron que la Uni√≥n C√≠vica Radical fuera protagonista activa en la historia del pa√≠s ayudando a superar los momentos dif√≠ciles de la Rep√ļblica, toda vez que √©sta lo requer√≠a. Su oposici√≥n a las vetas autoritarias del peronismo le hizo conocer la c√°rcel la que soport√≥ con dignidad. Cuando las circunstancias del pa√≠s hicieron necesario el di√°logo y el encuentro entre las fuerzas pol√≠ticas populares y mayoritarias Don Ricardo (como le dec√≠amos) salt√≥ el tapial para abrazarse con quien fue su gran adversario: Juan Domingo Per√≥n. Ese encuentro contribuy√≥ a superar la 'grieta' de aquellos tiempos; √©l nos ense√Ī√≥ que una cosa eran algunas vetas autoritarias del peronismo y otra cosa el pueblo peronista que ten√≠a las mismas necesidades, las mismas aspiraciones, los mismos sue√Īos y desvelos que el pueblo radical, que el pueblo argentino en su conjunto. No logr√≥ llegar a la presidencia de la Naci√≥n y desde all√≠ plasmar los ideales democr√°ticos, republicanos y de justicia social del partido que representaba. Pero Balb√≠n sembr√≥ el pa√≠s de ideales, los que dej√≥ como legado para las futuras generaciones. No fui su amigo, quiz√°s por cuestiones generacionales, quiz√°s porque ya me atrapaba la figura del doctor Ra√ļl Ricardo Alfons√≠n de alguna manera uno de sus mejores disc√≠pulos, pero la figura de Don Ricardo fue para m√≠ una gu√≠a, fue ese hombre que tambi√©n me impuls√≥ a la militancia activa en el radicalismo. Y me impuls√≥ porque, precisamente, el doctor Ricardo Balb√≠n, antes que nada, era un militante y no solo del radicalismo, era un militante de la Democracia que, como sistema de gobierno, contribuir√≠a a la realizaci√≥n de los argentinos. Orador notable y apasionado. Para el cierre de campa√Īa del a√Īo 1973 donde Balb√≠n junto a Eduardo Gamond enfrentaba a la f√≥rmula del Frente Justicialista: H√©ctor J. C√°mpora y Vicente Solano Lima, viaj√© a dedo a la ciudad de La Plata para el 8 de marzo de ese a√Īo estar presente en Plaza Rocha donde se realiz√≥ un acto multitudinario. All√≠ tuve la oportunidad de saludarlo. En la √©poca de la dictadura c√≠vico militar nos reun√≠amos en la Pe√Īa 'El Peludo' que funcionaba en el Comit√© provincial del radicalismo en la calle Ayacucho 132, el Comit√© era presidido por entonces por otro  grande de la UCR y de la pol√≠tica  argentina: el doctor Juan Carlos Pugliese, en esa Pe√Īa  escuch√°bamos los an√°lisis pol√≠ticos del doctor Ricardo Balb√≠n. En su casa de la ciudad de La Plata lo visit√© dos o tres veces durante la √©poca de la dictadura donde le ped√≠ que hiciera gestiones para la aparici√≥n con vida del entonces joven militante de la juventud radical de Saladillo, Javier Quinterno que hab√≠a sido secuestrado por la dictadura.

Cuando falleci√≥ tuve la gran distinci√≥n de estar en la guardia de honor en su velatorio en el Comit√© Nacional. Luego el cortejo sali√≥ del Comit√© Nacional fue por la avenida Callao y tom√≥ por la calle Mitre hasta la Avda. 9 de Julio desde donde lo acompa√Īamos hacia la ciudad de La Plata (acompa√Īa este escrito im√°genes de la edici√≥n del 12 de septiembre de 1981 del Diario Popular donde me nuestra integrando la columna de la Juventud Radical junto al f√©retro de Ricardo Balb√≠n por la avenida Callao). Cuando ingresamos a la ciudad de La Plata una multitud en todo el recorrido hacia el cementerio saluda el paso del f√©retro de Don Ricardo. En el cementerio fue despedido por varios oradores entre ellos Ra√ļl Alfons√≠n y Mario Espada por la Juventud Radical. Hoy como militante del radicalismo he querido recordarlo nuevamente como lo har√°n muchos a lo largo y a lo ancho del pa√≠s.

Pero no hay nadie que lo pueda homenajear mejor a Ricardo Balb√≠n que el Padre de la Democracia por eso a continuaci√≥n transcribo parte de un discurso sobre Ricardo Balb√≠n pronunciado por Ra√ļl Alfons√≠n siendo presidente de la Naci√≥n: 'Balb√≠n procur√≥ siempre la victoria de las instituciones. Eso fue lo que hizo cuando asumi√≥ el gobierno Arturo Illia, en 1963. Pero no todos los argentinos oyeron su pr√©dica. Otra vez se impuso el desastre en junio de 1966. Otra vez reemprendi√≥ la b√ļsqueda de coincidencias, la recuperaci√≥n de las libertades y los derechos suprimidos sin fatiga ni des√°nimo, con pasi√≥n y energ√≠a, y as√≠ lleg√≥ a la Hora del Pueblo y despu√©s al di√°logo con el General Per√≥n. Pero en 1976, ca√≠a otro gobierno. Hab√≠a hablado una semana antes del golpe invitando a sus compatriotas a fusionarse para salvar el sistema constitucional. Lo hizo con su modestia habitual, con tanta modestia que enunci√≥ las soluciones a las crisis como un ciudadano m√°s, no como un salvador o un iluminado. No se lo perdonaron las minor√≠as, esas minor√≠as que usufructuaron el Estado y el trabajo del pueblo y que perturbaron y perturban la uni√≥n nacional. Para ellas, no ten√≠a soluciones. Ellos s√≠ las ten√≠an y as√≠ nos fue a los argentinos en la larga noche desp√≥tica inaugurada en 1976. Pero en esa larga noche desp√≥tica tom√≥ don Ricardo de nuevo el combate por el restablecimiento de la soberan√≠a popular y la ley; a la batalla contra la ignominia econ√≥mica y la opresi√≥n social; a la defensa de la vida contra los secuaces de la muerte y, por tercera vez en menos de 20 a√Īos, logr√≥ darnos a los argentinos, con la multipartidaria, una herramienta para la unidad, un centro de convergencia para la reconquista en com√ļn del orden democr√°tico.

Fue su √ļltimo servicio a la Patria y al radicalismo, un servicio que le agradecieron decenas y decenas de miles de argentinos sin distinci√≥n de colores pol√≠ticos, acompa√Ī√°ndolo dolidos, pero √≠ntegros, hasta la tumba el 11 de septiembre de 1981, cuando a√ļn nos faltaba conocer el amargo sabor de la Guerra de las Malvinas. Aquel √ļltimo servicio rindi√≥ sus frutos hace un a√Īo, el 30 de octubre de 1983. A Balb√≠n le hubiera gustado estar presente en aquella victoria del pueblo, pero todos sabemos que estuvo presente; porque esa victoria fue inocultablemente suya, y no s√≥lo porque obtuvo la mayor√≠a nuestro partido. Balb√≠n triunf√≥ el 30 de octubre de 1983 porque triunfaron sus conciudadanos, sus ideales; porque triunfaron sus deseos, porque triunfaron los grandes valores de la libertad y la justicia social, porque triunf√≥ la democracia, porque triunf√≥ la uni√≥n nacional.'

Empec√© con una cita suya y debo terminar con otra que hiciera en momentos de una aguda crisis, cuando dijo que 'si no vencemos esta instancia es porque seremos ineptos todos. Hay una voluntad nacional, una fuerza nacional, un pueblo y cada vez que uno se aproxima a los amigos, porque son los amigos de siempre, tambi√©n se acerca uno a los adversarios, que fueron los adversarios de siempre, y no les dice qu√© piensa de lo econ√≥mico, ni qu√© piensan de la apertura de los mercados en el mundo, sino que le preguntan si podemos vivir en paz los argentinos. Podemos, gracias a Balb√≠n, que nos regal√≥ su vida como ejemplo.' Ricardo Balb√≠n seguir√° siendo una gu√≠a en nuestra luchas por una Argentina mejor: justa y solidaria" 

Carlos Antonio Gorosito, ex intendente Municipal 1991-2015 

Ex Presidente del Comit√© de la provincia de Buenos Aires de la UCR 2005-2007 

Saladillo, 9 de septiembre de 2023

NOTA: Las fotos del Diario Popular son testimonio gr√°fico que da cuenta de mi acompa√Īamiento al doctor Ricardo Balb√≠n el d√≠a del sepelio, tambi√©n muestra a mi lado al saladillense Hugo Alfredo Rolando (de anteojos). Rolando era militante peronista pero quiso estar presente en las exequias del doctor Ricardo Balb√≠n, por entonces ambos trabaj√°bamos en la Sucursal Saladillo del Banco Local (hoy Banco Credicoop)


Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo