14 de diciembre de 2018

Provinciales 10/10/2018

Los supermercados chinos, uno de los negocios de mayor expansión

Análisis desde Bahía Blanca

El caso de Saladillo puede tener características similares, en menor proporción por la densidad de población y normativas, a lo que sucede en la ciudad de Bahía Blanca. En nuestro distrito, desde 2016 puede calcularse la apertura de un supermercado chino cada dos meses y no de manera mensual como sucede en aquella localidad del sur bonaerense de acuerdo a una nota publicada por el diario La Nueva. Muchas otras cuestiones vinculadas a la operatoria son iguales.

El texto del informe es el siguiente:

Los comercios orientales son 84 en nuestra ciudad. Según estadísticas, desde 2016 a la actualidad se abrió un nuevo supermercado por mes de promedio. Muchos ya están agrupados en una Cámara de Comerciantes.

Mientras otras cadenas de supermercados bahienses desaparecen como sucedió con Burgos hace algunos años y los almacenes de barrio son una especie en peligro de extinción, las familias chinas se siguen expandiendo de manera sigilosa en nuestra ciudad.

A base de jornadas laborales de unas 15 horas corridas, sin poner jamás carteles de cerrado por vacaciones, trabajando domingos, feriados y fundamentalmente con empleados que son la propia familia crecieron a pasos agigantados.

Según datos dados a conocer por la Cámara de Comerciantes Chinos que se formó en abril pasado, en Bahía ya existen 84 supermercados de esa nacionalidad, aunque solo la mitad forma parte de la misma.

Las inversiones en el rubro son tan grandes que desde 2016 hasta hoy se calcula que los chinos inauguraron más de un "súper" por mes. Según el archivo de "La Nueva", en julio de aquel año había 52 comercios de ese tipo y en 2011 llegaban a 30.

Para tomar dimensión del crecimiento alcanza con decir que los autoservicios orientales están a poco de triplicar los locales de la Cooperativa Obrera, que en la ciudad tiene 29 sucursales.

El avance chino siempre es motivo de sospechas y desconfianza. Se dice que existen supuestos acuerdos entre los gobiernos de ambos países para que los inmigrantes obtengan mejoras impositivas, que el gobierno chino les envía subsidios y hasta que nuestra propia clase política le exige menos que a otros locales.

"Eso no es así. Los chinos pagan los mismos impuestos y deben cumplir con los mismos trámites que cualquier argentino", aclaró el abogado de la Cámara de Comerciantes, Juan Vitalini al ser consultado por "La Nueva".

Vitalini defiende a los supermercadistas orientales desde hace más de 10 años, cuando la mafia de ese país intentó generar miedo y extorsionar a sus compatriotas radicados en este suelo. Bajo amenazas de atentar contra los autoservicios intentaron aprovecharse de la prosperidad asiática a cambio de darles una supuesta "protección".

La mayoría de los chinos radicados en Bahía viene de Fujian, una provincia de la costa sureste de Asia que goza de una posición marítima estratégica. Sus puertos eran una parada obligada en la histórica ruta marítima de la seda.

A pesar de eso, los niveles de pobreza que existen hace que muchísimos de sus habitantes busquen una salida a nuevos puertos. Y los de Argentina son uno de los preferidos.

La familia inmigrante promedio está compuesta por una pareja joven, sus padres y un bebé. Este regresa a China a los 3 años para aprender las costumbres, mientras sus padres continúan con su trabajo en la Argentina.


EN 2011 ERAN BLANCO DE AMENAZAS

La mano de obra bahiense que contratan suele ser escasa porque trabajan en familia, aunque los empleados argentinos se encuentran empadronados y afiliados a la Asociación Empleados de Comercio.

"El funcionamiento de los supermercados depende de trabajadores chinos y en menor medida hay argentinos", contó Miguel Aolita, líder de ese gremio. En muchos casos es común que tercericen las verdulerías y carnicerías que son atendidas por bahienses.

"Comenzaron asociándose con dueños de algún inmueble, pero ahora compran terrenos o galpones abandonados en diferentes barrios para luego levantar sus negocios y sus propias casas en el mismo lugar. El éxito que tuvieron es lo que alimenta la cadena de inversiones y la llegada de más chinos.

"Se prestan dinero entre ellos para que la familia pueda emigrar a nuestro país para abrir un nuevo comercio. De esa forma es como se expanden", aseguró Vitalini.

En la actualidad hay chinos que tienen más de un hipermercado e incluso determinan sus propias reglas y códigos.

Cuando uno compra un terreno suele colocar un cartel en su idioma para advertirle a otro chino de la futura construcción de su negocio. El resto no debe invertir en lotes ni propiedades que estén a menos de 10 cuadras de distancia.


PRÓXIMO MERCADO CHINO

Ese tipo de acuerdos surgieron en la Cámara de Comerciantes Chinos. "También buscan conseguir mejores precios mayoristas para ser más competitivos, aunque aún queda mucho por hacer", reconoció Vitalini.

Desde la Oficina Municipal del Consumidor, Mercedes Patiño, aseguró que no se reciben más reclamos que del resto de las cadenas de hipermercados ni se podrían establecer diferencias relevantes entre unos y otros.


¿EMIGRAN DESDE OTRAS CIUDADES ARGENTINAS?

Parte de la masiva llegada de inversiones a nuestra ciudad podría tener que ver con un éxodo de Buenos Aires, La Plata y Mar del Plata.

Según un artículo publicado por El Cronista con datos ofrecidos por el director de la Federación de Supermercados y Asociaciones Chinas que agrupa a unos 600 supermercadistas en todo el país, en los últimos meses de 2017 cerraron sus puertas unos 300 autoservicios chinos. La consecuencia es que más de la mitad eligieron localidades chicas de la provincia de Buenos Aires para reinventarse comercialmente. Y Bahía parece ser una de ellas.


UNA MEGA INVERSIÓN

Según varias fuentes consultadas por "La Nueva." en estos momentos existe un proyecto para la instalación de un supermercado chino de gran escala en terrenos de 14 de Julio y Juan Pablo II.

Además de una vivienda se pretenden construir 11 locales comerciales, un estacionamiento de importantes dimensiones y un hipermercado con su respectivo depósito.

Sergio Prieta / sprieta@lanueva.com


Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo