28 de septiembre de 2022

Locales 27/02/2022

Marcelo Felice y Fabricio Legnini completaron el SARR 2022

Informe de Prensa | Saladillo Sport - Marcelo Felice | Final de carrera

La Toyota Hilux 166 conducida por Marcelo Felice y navegada por Fabricio Legnini completó el difícil South American Rally Race 2022. Luego de nueve etapas por diferentes superficies, el Saladillo Sport cruzó la meta. "Estoy feliz de dar la vuelta en una carrera tan difícil y exigente", destacó el piloto.

El South American Rally Race 2022 llegó a su fin y el Saladillo Sport logró el principal objetivo cruzando la meta de un desafío por el que el equipo venía trabajando y buscando la manera de hacerlo realidad desde hace 13 años, cuando el Rally Dakar comenzaba a pisar fuerte en el continente y tenía a Saladillo (Buenos Aires) como punto de partida en la primera edición en estas tierras (2009) y luego como una de las ciudades atravesadas por la caravana de enlace final de la edición 2010. Ahí fue donde este sueño comenzó a gestarse, según ha contado el propio Marcelo Felice en entrevistas durante los últimos días.

Si bien la idea era correr el Dakar, con la partida (2019) de la competencia creada por el francés  Thierry Sabine (1978) parecía que ese sueño también se alejaba. Pero teniendo en cuenta la pasión que generó el rally más difícil del mundo en el público de estas latitudes, además de pilotos y equipos, hace tres años se creó el SARR, una aventura con alma "dakariana" que año tras año fue creciendo y ganando prestigio. Fue entonces que el objetivo se reavivó y el equipo saladillense encabezado por Felice comenzó a trabajar para ser parte.

Con una Toyota Hilux alistada por el equipo cordobés TOYOMEC Racing y con la navegación del mendocino Fabricio Legnini, Marcelo Felice fue el encargado de pilotar durante las 9 etapas de esta gran aventura  la máquina de T2 (categoría para diesel) que llevó el número 166.

El South American Rally Race 2022 fue el más completo de los tres disputados hasta el momento por contar con mayor cantidad de etapas y por los difíciles caminos que los competidores debieron sortear.

Todo comenzó el 17 de febrero en La Rioja con el prólogo para luego darle lugar a la Etapa 1 que unió a la capital riojana con Chilecito. A partir de ahí, durante más de 4.000 kilómetros, pasó de todo: arena, ripio, tierra, barro, dunas, caminos rurales, ríos, desiertos, calor, frio, lluvia, noche y mucho más; uniendo el norte argentino con el sur, pasando por San Juan, Córdoba, La Pampa, para finalizar el pasado sábado 26 en Viedma, Río Negro.

Cada etapa tuvo lo suyo, disfrute y también complicaciones que hicieron peligrar la continuidad de la camioneta saladillense. Como por ejemplo un inconveniente con el combustible que apareció en las primeras dos etapas y volvió a hacerse presente en la última. O cuando este mismo problema los dejó de a pie en medio de las dunas de la Difunta Correa, en San Juan, donde debieron pasar la noche a la espera del rescate. Experiencias inolvidables para los tripulantes, quienes cuentan que se conocieron antes de la largada y después de tantas horas compartidas ya se reconocen como amigos, al igual que con los integrantes del equipo, que hicieron un trabajo impecable para llegar al último día y completar el desafío.

La Etapa 9 tenía varios condimentos. Por un lado la felicidad de ser la última y por otro la ansiedad de querer que se termine para cumplir con el objetivo. Y así fue, porque luego de una muy buena primera parte, el "viejo" problema del combustible reapareció y complicó el andar de la Toyota. Pero más allá del inconveniente que los retrasó bastante, el Saladillo Sport logró cruzar la meta y festejó en la ceremonia de entrega de premios.

"Veníamos muy bien, habíamos arrancado con un ritmo bárbaro, hasta que en un momento empezó otra vez la falla de combustible y quedamos relegados. Pero por suerte pudimos terminar y acá estamos. Feliz de dar la vuelta  en una carrera muy difícil, muy exigente y lo más importante es que la disfrutamos", comentó Marcelo Felice al culminar la última etapa.

Además, el piloto de Saladillo agradeció a todos lo que hicieron posible su estadía en el SARR 2022: "Quiero agradecer a la familia por el apoyo de siempre, a los sponsors que nos acompañaron y aceleraron junto a nosotros, como así también a todos los saladillenses que estaban pendientes de nuestro avance en esta competencia. También agradecer especialmente al TOYOMEC Racing por el trabajo realizado y a Fabricio Legnini, navegante y compañero durante estos nueve días".

De esta manera y con un valioso 7° lugar en T2, el Saladillo Sport sumó su primera experiencia en rally raid, cumpliendo el gran objetivo de largar y finalizar el South American Rally Race 2022.

--

Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo