28 de enero de 2022

Locales 04/08/2021

Marcos Delía, el obrero silencioso

Balance

El pivote oriundo de Saladillo, logró afianzarse en una posición con pocos jugadores de jerarquía internacional y es un bastión fundamental en el equipo.

Perfil bajo, silencioso, trabajador, sereno, atento, dispuesto a aprender y a escuchar todos los consejos que le puedan dar. Así es como se lo puede ver a Marcos Delía, de 29 años, en cualquier entrenamiento de la Selección y en cualquier partido en el cual le toque defender la camiseta de Argentina. Pasional. A fuerza de perseverancia y sacrificio, logró consolidarse en una posición en la cual escasean jugadores de jerarquía internacional en nuestro país y que no había podido encontrar un reemplazante natural desde el retiro de Fabricio Oberto en 2011.

El retiro de Oberto y el debut de Delía en la selección Mayor de Argentina se sucedían casi en simultáneo, ya que el oriundo de Las Varillas vistió la celeste y blanca por última vez en el FIBA Américas de Mar del Plata en 2011 y el nacido en Saladillo, se estrenaba en los Juegos Panamericanos de Guadalajara en el mismo año, con 19 años, luego de finalizar el Mundial U19 en la cuarta posición con un buen desempeño individual, con promedios cercanos al doble doble, ante rivales como el lituano Jonas Valanciunas, el croata Darío Saric, entre otros.

En 2012, previo a participar del Sudamericano de Mayores en Chaco, Marcos viajó a Houston para realizar entrenamientos con Luis Scola, que se encontraba jugando en los Rockets en la NBA.

Pero a Delía le llevó varios años hasta asentarse y ganarse su lugar en la Selección. Por esos años disputaba la Liga Nacional en Boca Juniors y luego pasaría a Obras Basket, con muchos detractores a su juego, a su presencia en el representativo argentino. Hasta que se fue a Europa y se produjo su explosión, con Facundo Campazzo primero y Nicolás Laprovittola después, con quienes se conocía por compartir equipo en la Selección Argentina, tuvo grandes temporadas en la Liga ACB de España, acompañando su buena labor con números interesantes.

En esos años sin Oberto y sin Delía aún afianzado, Argentina afrontó los torneos, en ocasiones, con poca participación de pivotes naturales, utilizando dos ala pivotes, con Luis Scola cumpliendo la función de interior. Juan Gutiérrez, Martín Leiva, Matías Sandes, Leo Gutiérrez, Andrés Nocioni, Matías Bortolín, Leo Mainoldi, Gabriel Fernández, Federico Aguerre, Roberto Acuña, fueron algunos de los que en esos años estuvieron ocupando ese lugar.

Marcos, silencioso y de perfil bajo, es el segundo jugador con mayor cantidad de torneos disputados con Argentina del plantel actual en Tokio 2020, con 14 (dos Mundiales y dos Juegos Olímpicos), detrás del eterno Luis Scola. En ese lapso, tuvo que rendir cuentas en más de una ocasión y le tocó marcar a jugadores de gran jerarquía y de marcada trayectoria pero él, los supo neutralizar. Gustavo Ayón de México en las Ventanas clasificatorias del Mundial China 2019 y ya en el país asiático, Nikola Jokic de Serbia, Rudy Gobert de Francia fueron algunos de los que sufrieron al nacido en Saladillo, en lo que fue su torneo consagratorio.

En los Juegos Olímpicos Tokio 2020, tuvo una gran actuación en la primera fase, siendo un bastión fundamental en la defensa argentina, enfrentando a los hermanos Marc y Pau Gasol, a Mike Tobey y a Rui Hachimura.

Federico Radulovich

federadulovich@basquetplus.com


Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo