3 de octubre de 2022

Provinciales 29/04/2022

Mató a su hija, a su hermano y a su mamá en un hospital con un macabro método

Está detenido

Un hombre es acusado por provocar tres muertes en el Hospital San Felipe ubicado en San Nicolás.

Triple homicidio: un hombre mató a su hija, a su hermano y a su madre en un hospital.

Pablo Damián Grottini, de 42 años, está sospechado de ser un asesino serial, el primero en años en la historia criminal argentina. Para la fiscal a cargo del caso, María Belén Baños, titular de la UFI 12 de San Nicolás, sus rastros, modos y lógicas quedaron plasmadas en las tres muertes que lo rodean en Ramallo: primero la de su hermano menor Germán, ocurrida en 2019; después su hija de 10 años, que vivía con un retraso madurativo, ocurrida en julio de 2021; y por último la de su madre, el último fin de semana.

Un hombre de 41 años de edad fue detenido por ser sospechoso de causarle la muerte a su hija de 10 años, su madre y su hermano en el hospital. Los familiares se encontraban internados bajo el cuidado de él. La última muerte levantó las sospechas del personal de salud quienes fueron los encargados de denunciarlo.

Las muertes sucedieron en diferentes años, él las iba a visitar y se encontraban bajo su cuidado en el Hospital San Felipe. Las declaraciones afirman que las tres personas fallecieron por causas similares, recibieron drogas psicotrópicas por vía intravenosa.

El hombre ya se encuentra detenido a disposición y a pedido de su defensor no declaró. Lo arrestaron el fin de semana pasado cuando el personal de salud que atendía a la madre del imputado empezaron a dudar de su extraña muerte: "Estaba lo más bien y se murió, de la nada", declararon los médicos. Además una enfermera se percató que luego de la visita del acusado el suero estaba agujereado y la señora pinchada en ambos brazos.

En la habitación encontraron ampollas de drogas psicotrópicas y sedantes, entre ellos estaban: anticonvulsivos y ansiolíticos (benzodiazepinas, clonazepam, flunitrazepam y lorazepam). Dichas drogas no pertenecían al hospital y fue el indicio principal para denunciar al hijo de la mujer fallecida.

En la Fiscalía notaron que el imputado ya había presenciado 2 muertes extrañas anteriormente, donde también se encontraban bajo sus cuidados durante el periodo de internación. Los fallecidos eran su hija con discapacidad de 10 años de edad y su hermano. Todas las muertes fueron inesperadas. Su hija murió en el año 2021 y su hermano en julio de 2019.

El hombre ya se encuentra imputado por triple homicidio agravado por el vínculo, ya que creen que a los tres familiares se les inyectó drogas hasta causarle la muerte.

Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo