1 de diciembre de 2022

Nacionales 25/03/2022

Messi, Di María, golazos y fiesta en la Bombonera

Argentina venció 3-0 a Venezuela en el último partido de local antes del Mundial de Qatar

Fiesta de despedida: Argentina venció 3-0 a Venezuela en el último partido de local antes del Mundial de Qatar y fue ovacionada por los hinchas. "Que de la mano, de Leo Messi...", retumbó.

No fue el típico partido despedida donde el rival viene a jugar sin jugar, pero se le pareció, no tanto por lo que ocurrió en el campo de juego, sino por todo que sucedió antes, durante y después. La Bombonera fue una fiesta de principio a fin con el rocker Messi dirigiendo la batuta, como si el Mundial comenzara mañana, como si lo que si disputó anoche no fuera un partido de Eliminatorias. La Scaloneta honró su nivel, su invicto, sigue a paso firme su crecimiento y el entrenador suma certezas, porque los Correa, los González, los Mac Allister, los Pezzella siguen acumulando millas con la camiseta de la Selección, por lo que llegarán al Mundial bien curtidos, como suplentes ya probados. Porque la Selección volvió a ganar, gustar y golear y eso que jugó sin medio equipo titular.

Chicos y grandes. Hombres y mujeres. Sueños cumplidos por doquier, con un montón de gente que pudo ver por primera vez a Messi en una cancha y no se olvidará jamas. Será un partido para el recuerdo, por el ambiente, la fiesta y los goles. Porque los homenajes arrancaron temprano, con el saludo caluroso de Messi y Di María al Maestro Pekerman -que recibió un aplauso y una plaqueta súper merecida-, porque siguió con un Leo emocionado cantando el himno y cuando la bola empezó a rodar, Argentina fue más, mucho más. Con un esquema distinto, con un 4-2-1-3, con Mac Allister detrás de un Messi falso nueve, con Nico González por derecha y Joaquín por izquierda. Era un monólogo del capitán, que manejaba los ataques, las aceleraciones y las pausas, porque el resto no sintonizaba. Las llegadas, desde la zurda del 10, se amontonaban, y el cero no se movía. Hasta que sí se engancharon los demás: recuperación alta de Mac Allister, pase preciso de De Paul y grito sagrado de González, ese González que siempre rinde.

Acá no hay silbidos, acá -ahora y ojalá para siempre-, se le rinde pleitesía al mejor del mundo. Y Leo se sintió arropado. Después de días turbulentos en París, del golpazo que significó la eliminación en la Champions venir a casa lo motivó. Desde la entrada en calor, donde se pasó saludando a los cuatro costados, como en cada acción donde dejó en claro que la gripe es parte del pasado y que tenía muchas ganas de ponerse la cinta, de correr, de gambetear, de escuchar el delirio del público que lo viva, que lo mima, que cuando la duerme en la zurda para bajarla, la gente exclama. Todo ese cariño que se llevó de la Bombonera y ese nuevo hit "de la mano de Leo vamos a Qatar, y la vuelta vamos a dar" que serán su combustible para llegar óptimo al Mundial. Cuando parecía que a la noche solo le faltaba el gol de Leo para ser perfecta, llegó ese grito, esa sonrisa cómplice porque le pegó mal y la locura.

Cuando aún faltan 239 días para que empiece a rodar la bola en Qatar, la Selección termina de local un ciclo de Eliminatorias brillante, donde se clasificó con cinco partidos de ventaja, donde aprovechó al máximo cara partido y, después de ganar la Copa América, elevó el nivel en lugar de achancharse, algo que le ocurrió a Italia, tras la Eurocopa y que le terminó costando carísimo, ya que mirará, otra vez, el Mundial por TV.

La Selección festejó ante Venezuela, un triunfo más, que el invicto ya cuenta 30 y que si no pierde el martes en Guayaquil, alcanzará la cifra récord del equipo de Basile. Pero este amor, esta unión, tiene más condimentos que un número. Habrá que seguir creciendo, aun hay mucho que corregir y por supuesto que hay ilusión porque la 10 la lleva Messi y los demás entendieron todos cuál es su rol. Se puede soñar con algo lindo, pero no hay que cargarse la mochila de presión. Y la gente que terminó, cantando, desde los cuatro costados, por la Scaloneta.

ole.com.ar

Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo